Menu

Dr. Rafael Lara Martínez :


















Traducción poética
Origen de los animales en la tierra
Había un muchacho y una muchacha de quienes se ignoraba la manera en que vivían juntos (si amorosa o incestuosamente).  Un día se encontraban dentro del bosque. (1)
Ahí averiguaron que existía una cueva de la cual solía salir una serpiente que succionaba a la gente que pasaba por esos lugares. (2)
Ambos se dijeron.  “Vamos a observar qué sucede”.  Al llegar al sitio de la cueva, replicó el muchacho.  “Cortemos un bejuco para retorcerlo”. (3)
“Tú te quedas aquí arriba, mientras yo bajo hacia lo profundo.  Así me vas pasando el bejuco al ir bajando”. (4)
Entonces llegó donde estaba una serpiente.  Por fortuna, el sitio se iluminó de repente y pudo observar hasta el fondo del recinto. (5)
Por ser hombre, no advertía que él mismo estaba parado sobre la serpiente quien le inquirió.  “Y tú, ¿deseas bajar?”. (6)
De inmediato respondió el muchacho.  “Sí, bajaré”. (7)
“Si bajas, párate encima de mí”.  Y la serpiente comenzó a retorcerse. (8)
Continuó enroscándose y descendiendo, mientras él se sujetaba a ella.  Al bajar, en seguida (seres subterráneos) notaron su presencia. (9)
Ellos fueron a encontrarse con él y lo interrogaron.  “¿Qué quieres?”. (10)
El muchacho contesto.  “Yo he venido a informarme de lo que hay aquí”. (11)
Ahí se percató que había ancianos y ancianitas, quienes poseían un sitio apropiado para cocinar. (12)
También reparó que al salir se desnudaban.  Así era posible que volaran. (13)
En efecto, de esa maneras volaban y podían salir.  Había un arbolito por el que se remontaban hacia la superficie de la tierra.  Para ello, al principio lo rodeaban hasta llegar a la copa. (14)
Giraban tres círculos alrededor del arbolito para alcanzar las ramas.  Luego podían volar y así emerger. (15)
Igualmente obraban al descender, subidos en lo alto. (16)
Al descansar un breve instante, en lo alto del árbol, de inmediato volvían a volar, rodeándolo tres veces. (17)
Al regresar, le mostraban al anciano y ancianita lo que habían traído.  Luego, hacían de comer. (18)
Ahí también había un toro a quien el muchacho notó que le servían primero.  En seguida le preparaban la comida al anciano y ancianita y, por último, a los demás. (19)
Advirtió que el toro podía transformarse en lo que quisiera.  Además, poseía el don del habla. (20)
Parecía que estaba amarrado de igual manea que este (cordón de oro, SJ).  En verdad, así era que permanecía atado. (21)
Él les recomendaba a quienes salían el sitio al cual dirigirse.  Lo sabía todo, incluso el lugar donde había comestibles que podían traer. (22)
También sabía de antemano quienes iban a morir. (23)
Lo sabía y les informó por qué el muchacho había ingresado.  Les aconsejó que lo estimaran. (24)
Él había abandonado a una muchacha al exterior cuando se propuso entrar aquí.  “Tanto realizó la hazaña de caminar sobre la serpiente como hará que nosotros colmemos nuestro deseos al interior de la tierra y tengamos lo que nos sea preciso”. (25)
“Por ello, hay que obsequiarle algunos dones preciosos que conservamos aquí.  Consideren ustedes mismos qué le confieren (en regalo)”. (26)
El toro agregó. “No en vano ha descendido sobre la serpiente y, por ende, ha adquirido toda la fuerza anímica que sustenta el mundo humano”. (27)
“Ha realizado su incursión por encima de la serpiente, lo advierten.  Este serpiente posee el alma que vivifica esta morada subterránea. (28)
“Por ello, hay que obsequiarle dones para que su vida transcurra sin pena al salir”. (29)
“Ustedes están obligados a mostrarle cómo es posible volar.  Así, esa habilidad la llevará consigo de por vida”. (30)
“De lo contrario, al salir dirá lo que ha visto aquí, lo cual podría resultarnos contraproducente”. (31)
En seguida fueron a abrir la puerta del recinto en el cual guardaban todos los huesillos de los cuadrúpedos terrestres, junto a las plumas de los pajarillos que vuelan. (32)
Y le insistieron en obsequiarle lo que deseara.  A ello el muchacho respondió que en sí anhelaría poseerlo todo. (33)
En seguida el anciano le confesó al muchacho que presuponía que no sabía que la serpiente era él mismo, el anciano.  Era el padre de todos aquellas criaturas que vivían ahí. (34)
Así, al requerir todo lo que deseaba, advirtió que la serpiente era el mismo anciano, quien era también padre de todos aquellos que habitaban ahí. (35)
También entendió lo que le dijo, que no le regalaban todo ya que entonces no podrían salir. (36)
Además comprendió que el anciano era la misma serpiente.  Y agregó.  “Te obsequiamos todo huesillo y toda pluma de los animales que vuelan”. (37)
En seguida el anciano golpeó una piedra y de inmediato se elevaron los huesillos y plumas. (38)
Advirtió que creaban a las muchachas que preparaban la comida, mientras ellos salían.  Todo esto lo vio. (39)
En seguida dijo.  “Te obsequiaré lo necesario para que puedas volar.  Así pasarás la vida sin pena”. (40)
“Yo te daré lo que deseas.  Y saldrás pronto, ya que la muchacha que abandonaste se aburrió”. (41)
El anciano le obsequió cada huesecillo y pluma de los animales y le recomendó.  “Cuando sea tu voluntad, puedes solicitar deseos.  Notarás que con una plumita podrás volar”. (42)
“El pájaro que solicites —advertirás— de inmediato te transformarás en él”. (43)
“Será posible que se realice lo que desees, siempre y cuando lo solicites, tal cual tu propio alimento.  Advertirás que de inmediato se realiza lo que solicitas”. (44)
“Así, notaste que yo era la serpiente.  Entraste por mi cuerpo, pero hasta ahora adviertes que soy yo.  Agáchate”. (45)
Al agacharse, pudo aspirarlo y se lo tragó. (46)
Al darse cuenta había salido y observó el tamaño descomunal de la serpiente.  De enrollarse, podría levantar un pueblo entero. (47)
Y preguntó.  “¿Dónde estás?”.  A lo que la muchacha respondió interrogativamente.  “¿Qué viste?”. (48)
“Yo ví demasiadas cosas.  Aquí lo traigo todo”. (49)
En seguida sacó un huesillo y le aconsejó a la muchacha que fuera a ver la puerta que había dejado tras él abandonada. (50)
Y dijo “hágase una muchacha como la que observé ahí adentro”. (51)
Al terminar de expresarlo, la muchacha estaba parada ante él. (52)
La otra muchacha lo interrogó.  “¿Pero no le dijiste a mi padre hacia dónde te dirigirías para retomar el camino a casa?”. (53)
A ello el muchacho respondió. “¿Cómo habría de hacerlo si no tengo hogar?”. (54)
A su vez la muchacha replicó.  “¿Pero qué te dijo mi padre?”. (55)
Y el muchacho contestó.  “¿Qué podría decirle si no poseo vivienda?”. (56)
De nuevo replicó la muchacha.  “¿Pero qué te dijo mi padre?”. (57)
El muchacho respondió.  “Él me dijo que pidiera lo que deseara.  Eso me dijo.  Y todo lo que me ha obsequiado sirve para que yo solicite lo que quiera”. (58)
La muchacha replicó.  “De ser así, debes estar satisfecho.  Puedes pedir lo que desees”. (59)
En seguida el muchacho pidió una casa como la que había visto ahí adentro.  Al terminar de proferir sus palabras, se había hecho la casa tal cual la solicitara. (60)
Luego advirtió que se había creado todo lo que había visto, la casa y sus menesteres. (61)
Y observó que hacia aquí, a la superficie, salían la serpiente y el toro.  Todas las criaturas que había visto al interior de la tierra, se hacían presentes aquí en la superficie. (62)
Luego pensó para sí.  “¿Qué deseo yo en realidad?  Esta muchacha que ha vivido conmigo, puede marcharse.  A ella yo ya no la deseo”. (63)
“Ahora advierto que mis deseos puedo realizarlos.  Es posible entrar y salir sin obstáculo”. (64)
“Por mi parte, me quedaré en esta casa, con todos los pajarillos, con todo lo que vuela, con todo lo que camina en cuatro patas”. (65)
Así fue que se inició la existencia de todo esto que hoy percibimos, los que vuelan por los aires y los que caminan por las montañas como cuadrúpedos. (66)

Texto náhuat-pipil
Origen de los animales en la tierra

Némi-k se piltsin uan se siuapil —inté mu-mati, ken ga némi-t, uni mu-asi-tíuit tik kuj-tan. (1)
Uan gi-mat-ket, ga nemi se xaput, gisa-gatka se kúuat, gi-tilana tagá-met uan tei panu. (2)
Uan mu-ilij-ket: “tiáuit ti-ta-chía-t!”  Uan kan así-ket, kan nemi ne xaput, kuaguni g-íli-k: tiu-ti-kutúna-t mékat uan niu-ni-kuaj-kua-saluua. (3)
“Uan taja tiu-ti-naka, pal ni-temu-niau: uan taja ti-nech-má-tiau mékat, pal ni-temu-niau!”. (4)
Kuaguni asi-k kan nemi ne kúuat.  Kuaguni g-ida-k, ga pej-ki ta-ta-tuu-ía, uan pej-ki g-ida ne kal ne mik-tan. (5)
Uan inté g-its-tuya, ga tágat yaja nemía-gatka ijka-tuk ijpa-k ne kúuat.  Kuaguni g-ili-k ne kúuat: “man/uan taja, tei ti-k-negi ti-temu?”. (6)
Kuaguni í-na-k ne piltsín: “e, niu-ni-temu”. (7)
“Su ti-temu, xi-taksa yek nu-(i)jpak!”.  Kuaguni pej-ki ne kúuat mu-kuej-kuelúua. (8)
Yaja-né kan mu-chiu-ki-yaj-ki, —kan taksa-k-yajki, kan temu-k-yaj-ki —, uan kan temu-k, nemá g-ida-ket. (9)
Uan yaj-ket gi-namígi-t, g-ilij-ket: “tei ti-k-negi?”. (10)
Kuaguni í-na-k ne piltsín: naja ni-ual-áj-tuk ni-ta-chía, tei nimi nigan!”. (11)
Né g-ída-k, ga nemi chuj-chulet-ket uan laj-lama-chichin-met; uan gi-pía né kan ta-mana-t. (12)
Uan g-ída-k, ga pal-né gísa-t, mu-ta-pets-ti-lía-t, pal ueli patáni-t. (13)
Uan pal patáni-t uan pal uéli-t gísa-t, nemi se kuauit-chín.  Yaja-né —kan ueli-ta patáni-t—, péua-t gi-yaualúa-t ne kuauit-chín, axta ási-t ne g(a)-i tsumpan. (14)
Gi-ma-t yei ta-yauálu-l, pal ási-t ne g(a)-i tsumpan; kuaguni ueli-ta patáni-t.  Yaja kuak-né gísa-t. (15)
Uan kenaya pal-né kuak kal-ági-t, tému-t pak ne i tsumpan. (16)
Uan kan mu-seuía-t chiupi ne i tsumpan ne kuauit-chín, kuaguni mu-kuépa-t patáni-t, gi-yaualúa-t séyuk yei yexpa. (17)
Kan ási-t uan tei-né g-uíga-t, yáuit ilía-t ne chulét uan lama-chin, tei-né g-al-uiga-tíuit; gi-chíua-t né tei gi-kua-t. (18)
Uan ne nemi se ukich uákax.  Uan g-ída-k ne piltsín, ga uákax yaja-né gi-má-t achtu; ne gi-má-t ne chulét uan ne lama-chin; kuaguni tá-kua-t ne sej-seki. (19)
Uan g-ida-k, ga uni uákax ueli mu-chiua ken yaja gi-negi, uan ueli ta-getsa. (20)
Yaja nesi, ga nemi ilpí-tuk; kenaya ken yaja, ijkía ni uan ilpí-tuk. (21)
Yaja gin-g-ilía tei ne yáuit gísa-t, kan yu-yáui-t: yaja gi-mati muchi, kan gi-pía-t tei-né ueli gi-uíga-t. (22)
Yaja gi-mati axta muchi tei-né yáui-t miki-t. (23)
Uan muchi gin-ilía —uan gi-mati — ga ne piltsín kal-ak-tuk.  Yaja, gin-ilía, ga ma-gi-tasuta-gan. (24)
“Yaja y-aj-kau-tuk se siuápil ne kan ual-kalak-tuk.  Uan yaja gi-chiú-tuk yek, ga panú-tuk ijpak ne kúuat: ki-uni gi-chíua, ga témet uéli-t ti-k-pía-t nigan más, ke ne ti-k-pía-t témet”. (25)
“Ye-ga nemi ga mu-má se tej-tei-ya tei-né témet ti-k-pía-t nigan: unkan xi-g-ida-gan, tei angi-má-t!”. (26)
Ina ni úkich úakax ne yejémet: “ne ga ini kalak-tuk, gi-ciú-tuk yek: ne ga panú-tuk ijpak ne kúuat, ini gi-kuij-tuk muchi ni túnal ini tal-tik-pak tágat!”. (27)
“Yega gi-chiú-tuk yek, ga panú-tuk ijpak ne kúuat!  Ang-ida-ta: ini kúuat yajaya ni yulu ini kal!”. (28)
“Ye-ga nemi ga mu-ma, ken panu, kuak yauit gisa”. (29)
“Nemi ga an-g-ilu-iti-lía-t, ken pal ueli nusan patani, kiuni pal ueli gi-pía tei i uan panu”. (30)
“Su inté yaui ina, kan gisa, tei g-its-tuk nigan, kuaguni inté yek pal témet nigan!”. (31)
Kuaguni yaj-ket gi-tapúa-t se ten-kal kan-né gi-pía-t muchi ne uj-úmit-chichin pal muchi, tei-né nex-némi-t uan naui ikxi nigan tal-tik-pak, uan muchi i y-ujmíu ne tutut-chichin ne patani. (32)
Uan g-ilij-ket, ga tei gi-negi, pal gi-má-t.  Uan ina-k yaja, ne piltsín, ga yaja muchi gi-negi-skía. (33)
Kuaguni í-na-k ne chulet uan ne piltsín, —inté gi-mati-gatka, ga ne kúuat yaja ne chulet, teteku pal muchi yémet ne némi-t ne— (34)
Yega kuak í-na-k, ga muchi gi-negi-skía, kuaguni g-ída-k, ga ne kúuat yaja ne chulet: g-ída-k, ga ne kúuat mu-chiu-ki ne chulet. (35)
Uan g-ída-k, ga g-íli-k, ga-nté ueli gi-má-t muchi: su gi-má-t muchi, inte-ya yáuit ueli-t gísa-t. (36)
Kuaguni g-ída-k, ga ne chulet yaja ne kúuat, uan g-ili-k: “ti-mets-má-t sejse umit-chichin uan sejse i y-uxmí-iu muchi tei-né uéli-t patáni-t”. (37)
Kuaguni gi-chálu-k ne tet ne chulet.  Uan g-ída-k kuaguni muchi mu-gets-ket, muchi ni uj-umet-chichin uan ne i yujmíu-chichin. (38)
Kuaguni g-ída-k, ga ne mu-chiú-ket ne siuapípil, ne gí-cha-t tei ne gi-kua-t, uan yejémet ne gísa-t, muchi uni g-ída-k. (39)
Uan kuaguni g-ili-k: “niu-ni-mets-má pal ken ueli ti-patani, pal ueli ti-panu”. (40)
Uan naja ni-k-negi ni-mets-má, uan ti-gisa nemanga, —ne siuapil-tsin, ne ti-g-aj-kau-tuk, kuj-ku-tia-ka!”. (41)
Kuaguni ne chulet gi-má-k sejse umit-chichin uan sejse i yujmíu-chichin uan g-ili-k: “ini pal kuak taja ti-k-negi taj-tan-ilía tei-né taja ti-k-negi: uan se ni i yumíu-chichin ti-g-ída-s yu-ueli ti-patani nusan. (42)
“Tei tútut ne taja ti-k-taj-tan-ilía, —ti-g-ída-s, ga nemá tíau ti-mu-chíua tútut núsan”. (43)
“Uan ueli-tíau, kan taja ti-k-negi, uan ueli ti-k-tax-tani tei ti-k-negi ti-kua: ti-g-ída-s, ga nemá mu-chíua tei-né taja ti-k-taj-tani”. (44)
“Uan pal ti-g-ida, ga nája-ne ni kúuat, kan-né ti-kalak ne nuj-nu-(i)kxi, uan pal ti-g-ida, ga nájane axan: tíau ti-mu-(i)x-ta-pa-ch-úa!”. (45)
Kuaguni mu-(i)x-tapáchu-k.  Kuaguni uéli-k ga ijiu-tilan yaja kan-né gi-túlu-k. (46)
Kuaguni gi-mat-ki, ga gis-tuka.  Uan g-ída-k, ga te-tegía uei: ueli gi-kui se te-chan, pal mu-y-aj-yaualúua. (47)
Uan kuaguni ina-k: “kan ti-nemi?  Kuaguni ina-k ne siuapil: “nigan ni-nemi!”.  Uan g-ili-k: “tei ti-g-íts-tuk?”. (48)
“Naja ni-g-íts-tuk míak, nigan n-al-uiga muchi”. (49)
Kuaguni g-ix-ti-k se umit-chin uan g-íli-k ne siuápil, y-aj-kau-tuk ne ten-kal: “tiaua ti-g-ida!”. (50)
Kuaguni g-ili-k ma-mu-chíua ne siuápil ken ne g-its-tuk ne kal-ijtik. (51)
Kuak yaja tami-k ina, ne siuápil nemia ejka-tuk g-ixpan. (52)
Kuaguni ína-k se siuápil: “semaya tei inté ti-g-ili-k ne nu teku, ga-kan-ga tiu-ti-g-its-kía pal ga mu chan!”. (53)
Kuaguni ína-k ne piltsín: “kan niu-ni-k-taj-tani-lia, su-(i)nté ni-k-pía?”. (54)
Kuaguni ína-k ne siuápil: “uan ken mets-íli-k ne nu teku?”. (55)
Kuaguni ína-k ne piltsín: “kan niu-ni-g-ilía, su naja inté ni-k-pía nu chan?” (56)
Kuaguni ína-k ne siuápil: “uan ken mets-ili-k ne nu teku?”. (57)
Kuaguni ína-k ne piltsín: “yaja nech-íli-k, ga ma-ni-k-taj-tani tei naja ni-k-negi. Ini nech-íli-k uan muchi tei-né nech-má-tuk: ma-ni-k-taj-tani tei naja ni-k-negi”. (58)
Kuaguni ína-k ne siuápil: “su-(i)jkiuni, ti-nemi yek: uelía ti-k-tajtani tei taja ti-k-negi”. (59)
Kuaguni ne piltsín gi-taxtan se kal ken-né g-its-tuk ne kal-ijtik.  Kuaguni kuak yaja tami-k ina, mu-chiu-tuka ne kal, ken-né yaja gi-tajtan-ki. (60)
Kuaguni g-ida-k, ga muchi tei ne g-its-tuk, mu-chiu-ki: ne kal uan muchi tei ne gi-pia-tuya. (61)
Kuaguni g-ida-k, ga ual-giski axta ne kúuat uan ni ukich uákax, —muchi tei-né g-its-tuk ne, muchi mu-chiu-ki nigan tal-tik-pak. (62)
Kuaguni ína-k—“naja nigan, tei ni-k-negi?  Ini siuápil, ni nej-nen-tuk nu uan, ma-yaui!  Naja inté ni-mu-negi ga yaja!”. (63)
“Axan ni-g-ida-ka tei naja ni-k-negi: muchi ueli ni-k-chíua, axan ueli ni-kal-agi uan nigisa!”. (64)
“Naja nigan ni-mu-káua uan ini kal uan muchi tutut-chichín, uan muchi tei-né patani, uan muchi ne nej-neme-t uan naui ikxi!”. (65)
Kuaguni pej-ki nemi ini tei-né ti-g-ida-t axan, ga patani uan ne nej-neme-t tik ne kuj-kuj-tan uan naui ikxi. (66)

Traducción lingüística-literal
Origen de los animales en la tierra

Existencial-pretérito un muchacho compañía una muchacha  —no reflexivo-sabe, cuando/mientras razón existencial-plural, demostrativo reflexivo-encontrar-perfecto dentro árbol-locativo. (1)
Compañía lo-sabe-pretérito/plural, razón existencial una cueva, salir-repetitivo una serpiente, lo(s)-succiona hombre-plural compañía qué pasa(-vivo). (2)
Compañía reflexivo-decir-pretérito/plural: “¡vamos nosotros-algo-espiar/mirar!”.  Compañía cuándo/dónde llegar-pretérito/plural, cuándo/dónde existencial artículo/demostrativo cueva, luego lo-decir-pretérito: vamos nosotros-cortamos lazo/mecate/bejuco compañía voy-yo-reduplicación-retuerzo. (3) 
“Compañía tú vas-tú-quedas, (es) beneficio yo-bajo-voy: ¡compañía tú tu-me-das-vas mecate, (es) beneficio yo-bajo-voy!”. (4)
Luego/entonces llegar-pretérito cuándo/dónde existencial artículo/demostrativo serpiente.  Luego/entonces lo-ver-pretérito, razón comenzar-pretérito reduplicación-algo-amanece/alumbra/aclara, compañía comenzar-pretérito lo-ve artículo/demostrativo casa artículo/demostrativo muerto-lugar/hondo. (5)
Compañía no lo-ver-imperfecto, razón hombre él existencial-repetitivo parar–participio/perfectivo encima artículo/demostrativo serpiente.  Luego/entonces le dijo la serpiente: “Y tú.  ¿qué tú-lo-quieres tú-bajas?”. (6)
Luego/entonces relata/cuenta artículo/demostrativo muchacho: “sí, voy-yo-bajo”. (7)
“Si tú-bajas, ¡imperativo-parar bien mi-encima!”.  Luego/entonces comenzar-pretérito artículo/demostrativo serpiente reflexivo-reduplicación-doblar/pandear. (8)
El/Ella-artículo/demostrativo cuándo/dónde reflexivo-hacer-pretérito-ir-pretérito, —cuándo/dónde patear/pisar-pretérito-ir-pretérito, cuándo/dónde bajar-pretérito-ir-pretérito —, compañía cuándo/dónde bajar-pretérito, de-inmediato lo-ver-pretérito/plural. (9)
Compañía ir-pretérito/plural lo-encontrar-plural, lo/le-decir-pretérito-plural: “¿qué tú-lo-quieres?”. (10)
Luego/entonces decir/contar-pretérito artículo/demostrativo muchacho: “(lo que soy) yo, yo-venir-participio/perfectivo yo-algo-mirar/espiar, qué existencial aquí ”. (11)
Artículo/demostrativo lo-ver-pretérito, razón existencial reduplicación-viejo/anciano-plural compañía reduplicación-vieja/anciana-diminutivo-plural; compañía lo-tener Artículo/demostrativo cuándo/dónde algo-cocinan. (12)
Compañía lo-ver-pretérito, razón beneficio-artículo/demostrativo salir-pretérito, reflexivo-algo-desnudar-causativo-aplicativo, beneficio (es)-posible volar-plural.  (13)
 Compañía beneficio vuelan compañía beneficio pueden salen, existencial un árbol-diminutivo.  Él/éste-artículo/demostrativo —cuándo/dónde pueden vuelan—, comienzan/inician lo-rodean el arbolito, hasta llegan artículo/demostrativo razón-su cima. (14)
Lo-dan tres rodeos/círculos (algo-rodear-pasivo/nominal), beneficio llegan artículo/demostrativo razón-posesivo cima; luego/entonces pueden vuelan.  Él/Éste cuando/mientras-artículo/demostrativo salen. (15)
Compañía igual/como beneficio-artículo/demostrativo cuando/mientras casa-poner/introducen, suben sobre artículo/demostrativo su cima. (16)
Compañía cuándo/donde reflexivo-apagan/descansan poco artículo/demostrativo su cima artículo/demostrativo árbol-diminutivo, luego reflexivo-vuelven vuelan, lo-rodean otro tres tres-veces. (17)
Cuándo/dónde llegan compañía que-artículo/demostrativo lo-llevan, van dicen artículo-demostrativo anciano compañía anciana-diminutivo, qué-artículo/demostrativo lo-hacia/aquí-acarrear-perfecto; lo-hacen artículo-demostrativo qué lo-comen. (18)
Compañía artículo/demostrativo existencial un varón vaca.  Compañía lo-ver-pretérito artículo/demostrativo muchacho, razón vaca/toro él-artículo/demostrativo lo-dan primero; artículo/demostrativo lo-dan artículo/demostrativo anciano compañía artículo/demostrativo anciana-diminutivo; luego lo-comen artículo/demostrativo reduplicación-otros. (19)
Compañía lo-ver-pretérito, razón este toro/vaca puede/posible reflexivo-hacer cómo/manera él lo-quiere, compañía puede/posible algo-habla/levanta. (20)
Él aparece, razón existencial amarrar–participio/perfectivo; igual/como cómo/manera él/éste, verdad artículo/demostrativo compañía amarrar-participio/perfectivo. (21)
Él los/les-dice qué artículo/demostrativo salen, cuándo/dónde van-ellos-van; él/esto lo-sabe todo, cuándo/dónde lo-tienen qué-artículo/demostrativo es-posible lo-llevan. (22)
Él lo-sabe hasta todos qué-artículo/demostrativo van mueren. (23)
Compañía todos los/les-dice —compañía lo-sabe —razón artículo/demostrativo muchacho casa-poner–participio/perfectivo.  El, les-dice, razón exhortativo-lo-algo-amar/querer/estimar-plural. (24)
“Él abandonar-participio/perfectivo una muchacha artículo/demostrativo cuándo/dónde hacia/aquí-entrar-participio/perfectivo.  Compañía él lo-hacer-participio/perfectivo bien, razón pasar-participio/perfectivo encima artículo/demostrativo serpiente: como/igual lo- hace, razón nosotros podemos nosotros-lo-tenemos aquí más, que artículo/demostrativo nosotros-lo-tenemos (los que somos) nosotros”. (25) 
 “Su-razón existencial reflexivo-da un reduplicación-qué/varias cosas qué-artículo/demostrativo nosotros nosotros-lo-tenemos aquí: ¡ahí imperativo-lo-ver-plural, qué Uds.-dan!”. (26) 
Dice/cuenta artículo/demostrativo varón vaca artículo/demostrativo ellos: “artículo/demostrativo razón bajar-participio/perfectivo encima artículo/demostrativo serpiente, éste lo-adquirir-participio/perfectivo todo artículo/demostrativo sol/día/alma… este mundo/tierra hombre!”. (27)
 “Su razón lo-hacer-participo/perfectivo bien, ¡razón pasar-participio/perfectivo encima artículo/demostrativo serpiente!  Ven: ¡esta serpiente ella artículo/demostrativo corazón/alma… esta casa!”. (28)
“Su-razón existencial razón reflexivo-da, cómo pasa, cuando/mientras/luego va sale”. (29)
“Existencial razón Uds.-lo-muestran-causativo-aplicativo, cómo (es)-beneficio (es)-posible también vuela, así/igual (es)-beneficio posible lo-tiene que su compañía pasa-(en-vida).  (30)
“Si no va cuenta/relata, cuándo/dónde sale, qué lo-vigila-participio/perfectivo aquí, ¡luego no bien (es)-beneficio nosotros aquí!”. (31)
Luego/entonces ir-pretérito-plural lo-abrir una abertura/puerta-casa cuándo/dónde-artículo/demostrativo lo-tienen todo artículo/demostrativo reduplicación-hueso-diminutivo (es)-beneficio todos, reduplicación-existencial compañía cuatro pata aquí mundo/tierra, compañía todo sus plumas artículo/demostrativo pájaro-diminutivo artículo/demostrativo vuela. (32)
Compañía lo/le-dicen, razón qué lo-desea, (es)-beneficio lo-dan.  Compañía decir/contar-pretérito él, artículo/demostrativo muchacho, razón él todo lo-desear-condicional. (33)
Luego/entonces relatar/contar-pretérito artículo/demostrativo anciano compañía artículo/demostrativo muchacho, —no lo saber-frecuentativo, razón artículo/demostrativo serpiente él/ella artículo/demostrativo anciano, padre (es)beneficio todos ellos artículo/demostrativo existencial-plural artículo/demostrativo. (34)
Su-razón cuando/mientras decir/contar-pretérito, razón todo lo-desear-condicional, luego lo-ver-pretérito, razón artículo/demostrativo serpiente él artículo/demostrativo anciano: lo-ver-pretérito, razón artículo/demostrativo serpiente reflexivo-hacer-pretérito artículo/demostrativo anciano. (35)
Compañía lo-ver-pretérito, razón lo-decir-pretérito, razón-no lo-dan todo: si lo dan todo, no-ya van pueden salen. (36)
Luego/entonces lo-ver-pretérito, razón artículo/demostrativo anciano él artículo/demostrativo serpiente, compañía lo-decir-pretérito: “nosotros-te-damos cada hueso-diminutivo compañía cada pluma-posesión todos que-artículo/demostrativo pueden vuelan”. (37)
Luego/entonces la-golpea-pretérito artículo/demostrativo piedra artículo/demostrativo anciano.  Compañía lo-ver-pretérito luego/entonces todo reflexivo-elevar-pretérito/plural, todo artículo/demostrativo reduplicación-hueso-diminutivo compañía artículo/demostrativo pluma-diminutivo. (38)
Luego/entonces lo-ver-pretérito, razón artículo/demostrativo reflexivo-hacer-pretérito/plural artículo/demostrativo muchacha, artículo/demostrativo lo-hacen que artículo/demostrativo lo-comen, compañía ellos artículo/demostrativo salen, todos estos lo-ver-pretérito. (39)
Compañía luego/entonces: voy-yo-te-doy (es)-beneficio cómo (es)-posible tú-vuelas, (es)-beneficio (es)-posible pasas-(en-vida). (40)
Compañía yo yo-lo-deseo yo-te-doy, compañía sales pronto, —artículo/demostrativo muchacha-diminutivo, artículo/demostrativo tú-la-abandonar-participio/perfectivo, ¡reduplicación-aburrir-causativo-pretérito!”. (41)
Luego/entonces artículo/demostrativo anciano lo-dar-pretérito cada hueso-diminutivo compañía cada su pluma-diminutivo compañía lo-decir-pretérito: “este (es)-beneficio cuando/mientras tú tú-lo-deseas se-lo-pide-aplicativo qué-artículo/demostrativo tú-lo-deseas: compañía una su pluma-diminutivo tú-lo-ver-futuro va-(es)-posible tú-vuelas también. (42)
“Qué pájaro artículo/demostrativo tú tú-(se)-lo-pides-aplicativo, — tú-lo-ver-futuro, razón de-inmediato vas tú-reflexivo-haces pájaro también”. (43)
“Compañía (es)-posible-vas, cuándo/dónde tú tu-lo-deseas, compañía (es)-posible tú-lo-pides/solicitas qué tú-lo-deseas tú-comes: tú-lo-ver-futuro, razón de-inmediato reflexivo-hacer qué-artículo/demostrativo tú tú-lo-pides/solicitas”. (44)
“Compañía (es)-beneficio tú-lo-ves, razón yo-artículo/demostrativo artículo/demostrativo serpiente, cuando/dónde-artículo/demostrativo tú-entrar-pretérito artículo/demostrativo reduplicación-mi-pie, compañía (es)-beneficio tú-lo-ves, razón yo-artículo/demostrativo ahora: vas tú-reflexivo-inclinas/agachas”. (45)
Luego/entonces reflexivo-inclinar/agachar-pretérito.  Luego (es)-posible-pretérito aliento-aspira/succione razón él cuándo/dónde-artículo lo-devorar/tragar-pretérito. (46)
Luego/entonces lo-saber-pretérito, razón salir-participio/perfectivo.  Compañía lo-ver-pretérito, razón reduplicación-demasiado grande, (es)-posible lo-tomar/posesionarse un gente-casa, (es)-beneficio reflexivo-rodea/enrolla. (47)
Compañía luego decir/contar-pretérito: “¿cuándo/dónde tú-existencial?”.  Luego decir/contar-pretérito artículo/demostrativo muchacha: “¡aquí yo-existencial!”.  Compañía lo-decir-pretérito: “¿qué tú-lo-ver-participio/perfectivo?”. (48)
“Yo yo-lo-ver-participio/perfectivo mucho, aquí yo-hacia/aquí-llevar todo”. (49)
Luego/entonces lo-salir-causativo-pretérito un hueso-diminutivo compañía lo-decir-pretérito artículo/demostrativo, abandonar-participio/perfectivo artículo/demostrativo abertura/puerta-casa: “vas tú-la-ves!”. (50)
Luego/entonces lo-decir-pretérito exhortativo-reflexivo-hacer una muchacha igual/como artículo/demostrativo la-ver-participio/perfectivo artículo/demostrativo casa-dentro. (51)
Cuando/mientras él terminar-pretérito relata/cuenta, artículo/demostrativo muchacha existencial de/pie–participio/perfectivo su-frente. (52)
Luego/entonces relatar/contar-pretérito una muchacha: “sólo qué no tú-lo-decir-pretérito artículo/demostrativo mi padre, razón-dónde-razón vas tú-la-ver/saber-condicional, beneficio razón tu vivienda!”. (53)
Luego/entonces relatar/contar-pretérito artículo/demostrativo muchacho: “cuándo/dónde voy-yo-(se)-lo-pedir/solicitar-aplicativo, ¿si-no yo-la-tengo?”. (54)
Luego/entonces decir/contar artículo/demostrativo muchacha: “¿compañía cómo te-decir-pretérito artículo/demostrativo mi padre?”. (55)
Luego/entonces relatar/contar artículo/demostrativo muchacho: “¿cuándo/dónde voy yo-lo-digo, si yo no yo-la-tengo mi vivienda?”. (56)
Luego/entonces relatar/contar artículo/demostrativo muchacha: “¿compañía cómo te-decir-pretérito artículo/demostrativo mi padre?”. (57)
Luego/entonces decir/contar artículo/demostrativo muchacho; “él me-decir-pretérito, razón exhortativo-yo-lo-pido/solicito qué yo yo-lo-deseo.  Esto/e me-decir-pretérito compañía todo qué-artículo/demostrativo me-dar-participio/perfetivo: exhortativo-yo-lo-pido/solicito qué yo yo-lo-deseo”. (58)
Luego/entonces decir/contar artículo/demostrativo muchacha: si-como/así, tú-existencial bien: (es)-posible tú-lo-pides/solicitas qué tú tú-lo-deseas”. (59)
Luego/entonces artículo/demostrativo muchacho lo-pide/solicita una casa cómo-artículo/demostrativo lo-ver-participio/perfectivo artículo/demostrativo casa-dentro.  Luego cuando/mientras él terminar-pretérito reflexivo-hacer-participio/perfectivo artículo/demostrativo casa, cómo-artículo/demostrativo él la-pedir/solicitar-pretérito. (60)
Luego/entonces lo-ver-pretérito, razón todo qué artículo/demostrativo lo-ver-participio/perfectivo, reflexivo-hacer-pretérito: artículo/demostrativo casa compañía todo qué lo-tener-imperfecto. (61)
Luego/entonces lo-ver-pretérito: razón hacia/aquí-salir-pretérito hasta artículo/demostrativo serpiente compañía artículo/demostrativo varón vaca, — todos qué-artículo/demostrativo lo-ver-participio/perfectivo artículo/demostrativo, todo reflexivo-hacer-pretérito aquí tierra/mundo. (62)
Luego/entonces decir/contar-pretérito —“yo aquí, ¿qué yo-lo-deseo?  Esta muchacha, artículo/demostrativo reduplicación-existencial–participio/perfectivo mi-compañía, ¡exhortativo-va!  ¡Yo no yo-me-deseo razón ella!”. (63)
 “Ahora yo-lo-ver-pretérito qué yo yo-lo-deseo: todo (es)-posible yo-lo-hago, ¡ahora (es)-posible yo-casa-entrar compañía yo-salgo!”. (64)
“Yo aquí yo-reflexivo-quedo/mantengo compañía esta casa compañía todo pájaro-diminutivo, compañía todo qué-artículo/demostrativo vuela, ¡compañía todo artículo/demostrativo reduplicación-existencial compañía cuatro pata!”. (65)
Luego/entonces comenzar/iniciarse existe esto que-artículo/demostrativo nosotros-lo-vemos ahora, razón vuela compañía artículo/demostrativo reduplicación-existencial dentro artículo/demostrativo reduplicación-árbol-locativo compañía cuatro patas. (66)

Notas a renglón número

(1)  No se sabe qué eran, si hermanos o amantes (SJ).   Asi, ahsi, “llegar acá, hallar, encontrar, alcanzar, caber”, Campbell, 1985: 154. 

(2)  El verbo que describe la acción que ejerce la serpiente en los humanos —gi-tilana, “lo extrae/jala/succiona/absorbe”— es el mismo que se utiliza para hablar de las plantas, las cuales extraen la sangre de la tierra para luego alimentar a los humanos.  Parecería que se presupone un encadenamiento sacrificial en el cual la humanidad se situaría en su polo inicial, víctima de la serpiente/tierra, y terminal, victimario de la planta/tierra: humano-serpiente/viejo/dios-de-la-tierra/plantas/flora-humano.  El cuerpo humano alimenta la tierra cuya sangre se vuelve fruto para alimentar a la humanidad.  Se establece una reciprocidad según la cual la tierra/serpiente succiona “hombres” al igual que los humanos absorben su sangre convertida en fruto.  Xaput, “sepultura, tumba, hoyo del entierro, sepulcro”, Campbell, 1985: 574; náhuatl tlaxapochtli, “fosa, hueco, agujero”, Rémi Siméon, 1977: 695 y xapotla, “desflorar, seducir a una muchacha […] perforar, horadar, derribar una cosa”, Rémi Siméon, 1977: 763.  Nótese el doble sentido de la palabra para cueva, simple abertura y su connotación sexual. 

(3)  El compuesto kuaj-kua-salú-ua, “torcer cordeles” según Schultze-Jena, literalmente significaría kwa-, “cabeza”, y saalua, “pegar (con goma, pegamento)”, Campbell, 1985: 312 y 414.  El verbo para “torcer”, sería (ta)maliina o (ich)maalini, Campbell, 1985: 333 y 844.

(4)  Nótese la inversión del verbo ir — tiu-tinaka, pal ni-temu-niau— cuyo sentido exacto ignoramos, pero que parece un continuativo como el español “sigue bajando; baja(ndo)-va”.  Si antepuesto expresa el futuro perifrástico, pospuesto Schultze-Jena lo interpreta como “presente prospectivo”  de una acción que se continúa hacia el futuro.  La diferencia entre futuro perifrástico y presente prospectivo la ofrece una inversión especular: “yo-voy-yo-lo-como/voy a comerlo” vs. “yo-lo-como-yo-voy/lo como a ir”.  Véase renglón nueve (9) para ejemplos similares con “ir” pospuesto en pretérito.  

(8)  De tal manera, sus volutas/escamas se extendían para que el muchacho estuviera fijo al bajar por la áspera superficie de su piel (SJ).  Schultze-Jena utiliza la palabra “Schuppen”, “escamas/volutas”, para describir la piel de la serpiente la cual pisa el muchacho para descender y ascender de las entrañas de la tierra, sin embargo, el texto náhuat imagina un ofidio singular, con extremidades de bípedo o cuadrúpedo, “nuj-nú-(i)kxi”, “mis patas/escamas” (véase: renglón 45; Campbell, 1985: 229).  En su defecto, se trata de una sinonimia que opaca la distinción escama/pata/pie.  Kuelúua, kweelua, “doblar(se), pandear(se)”, Campbell, 1985: 318.

(9)  Táksa-k, taksa, “patear”, de ta-(i)kx(i), “algo-pie”, Campbell, 1985: 444; pero el sentido de la oración no expresa a “kick” sino el posar los pies sobre la serpiente.  Se presupone la existencia de “criaturas subterráneas” que lo reciben.  Su identidad —“ancianos y ancianas”, antepasados— la revela el renglón 11. 

(11)  Ualaj-tuk, participio/perfectivo de waalaah, “venir”, Campbell, 1985: 558; un apócope de este verbo, ual-/wal- se utiliza como prefijo direccional, “hacia aquí” como lo ejemplifica el renglón 18, al-uiga, (w)al-wii-ka, “traer”, Campbell, 1985: 562.

(13)  Pets-ti-lía, “desnudar (a otro)”, de petstik, “liso”, Campbell, 1985: 389; náhuatl petztic, “pulido, brillante, reluciente, barnizado, fino, liso”, Rémi Siméon, 1977: 381.

(14)  Péua-t gi-yaualúa-t, pewa, “comenzar, empezar”, Campbell, 1985: 390, y yawalua, “arrollarse (enroscarse)”, Campbell, 1985: 588.  Pero la presencia del objeto directo (gi-) en vez del reflexivo (mu-) obliga a interpretar el giro como “comienzan, lo enroscan/rodean el arbolito” (renglón 17), en lugar de “lo comienzan, se enroscan (en/alrededor del) arbolito” (véanse: renglón 15 en el cual la expresión “lo dan tres vueltas/rodeos” especifica el sentido reflexivo de la rotación y el renglón 47 en el cual el reflexivo expresa un sentido estricto de enrollarse).  Tsum-pan, “encima de, en la punta, en la cumbre (sustantivo relacional)”, de tsun-, “pelo, cabeza, punta” y –pan, “locativo”, Campbell, 1985: 538-9. 

(16)  Kal-agi, kalaki, “entrar”, de kal-, “casa”, Campbell, 1985: 264; náhuatl, cal-aqui, “casa-entrar”, Rémi Siméon, 1977: 35 y 59.  Nótese la dificultad de unificar en la traducción castellana de un término náhuat tan simple como el de kal, “casa”.  Para mantener la coherencia original sería necesario no sólo pensar que “casa” y “entrar” pertenecen a la misma esfera de sentido.  Habría también que exigir una correspondencia entre “casa” y “adentro/interior”, kal-ijtuk, que la palabra inglesa “indoors” traduce con mayor exigencia (renglones 51 y 60).  Dejando de lado el obvio compuesto ten-kal, “abertura/boca-casa, puerta”, debemos pensar que la idea de “casa/hogar” no resulta exclusiva de los humanos.  La serpiente posee “casa” (renglones 5, 28 y 120) con vida anímica propia (yúulu) y, por tanto, cavernas, fosas y sepulcros merecerían un calificativo semejante.  Además, las estaciones “entran-a-casa (kal-agi)”, como si el concepto de “morada” refiriese el ambiente circundante en el cual habita el ser humano más que la vivienda (véase: III. El agua, relato XIII.1.7-8).  El concepto de “rostro” —ixkalíu, literalmente, “ojo-casa”— nos depararía sorpresas adicionales, al igual que –tenkal, de –ten “pelo, punta, cogollo, cabeza”, y kal, “casa, es decir, “cabello”. 

(17)  Seuía, seewi, “apagarse, extinguirse” y con reflexivo (mu-) antepuesto, “descansar”, Campbell, 1985: 423.

(18)  Para el compuesto verbal al-uiga, véase renglón 11.

(19)  El orden de servicio durante la comida establece una neta distinción jerárquica descendente: toro-anciano-anciana-demás/seres. 

(20)  La supremacía del toro la denota su capacidad de transformación en lo que “él desea”, al igual que en su aptitud lingüística.  Nótese la homonimia entre “parar(se), levantar(se)”, getsa/ketsa y “hablar”, ta-getsa/ta-ketsa, Campbell, 1985: 279 y 443; náhuatl quetza, “levantarse, detenerse, retenerse, no osar, ser tímido, unirse, acoplarse, hablando de los animales”, y tlaquetzalli, “fábula, cuento; columna, pilar cuadrado de madera”, Rémi Siméon, 1977: 422 y 648.  Acaso este paralelismo establezca relaciones estrechas entre erigir y hablar, entre levantar y decir-algo (véase renglón 33 para otras formas del decir). 

(21)  Nesi, “verse, aparecerse […] nacer”, Campbell, 1985: 366; náhuatl neci, “mostrarse, dejarse ver, ver, encontrarse”, Rémi Siméon, 1977: 310.  Il-pí-tuk, de ilpia, “amarrar”, Campbell, 1985: 230; náhuatl ilpia, “ceñirse, atarse”, Rémi Siméon, 1977: 189. 

(24) Tasuta, tasuhta, “querer, estimar, amar”, Campbell, 1985: 467; náhuatl tlaçotla, “amarse”, Rémi Siméon, 1977: 577.  

(25)  Ual-kalak, wal-kalaki, “hacia/aquí/entrar”, kalaki deriva de kal-, “casa”, Campbell, 1985: 264 y 558.   Aj-kau debería ser Ah-kawa, “encaminar” (Campbell, 1985: 151); pero el sentido corresponde a ah-kawi-lia, “dejar algo a alguien, dejárselo”, Campbell, 1985: 152.  Pese a la falta de sufijo aplicativo, este segundo sentido de abandono lo confirman los renglones cuanteta y uno (41) y cincuenta (50).

(27)  Gi-kuij-tuk, de kwi, “agarrar, tomar”, Campbell, 1985: 320; náhuatl, cui, “quedarse con una cosa prestada, apropiársela”, Rémi Siméon, 1977: 136.  Nótese la correlación entre “pasar/transcurrir sobre la serpiente” y “apropiarse de todo el túunal terrestre humano”.

(28)  Nótese que la serpiente es dadora de vida/corazón/energía (yúulu) a las criaturas que habitan en la morada (kal) subterránea. 

(30)  Ilui-ti-lía, de iliwia, “decir”, e ilwitía, “mostrar, enseñar [hacer decir]”, con terminación aplicativa, “hacerle decir”, Campbell, 1985: 230-1.  Panu, “pasar”, Campbell, 1985: 378; náhuatl pano, “pasar, cruzar un río”, Rémi Siméon, 1977: 373.  En los textos adquiere el sentido de pasar por la vida, transcurrir, acaecer, en réplica al corrido mexicano, “arriero somos y en el camino andamos (pasamos)” (véase: renglón 40). 

(32)  Nótese la homofonía e homonimia de “hueso” y “pluma”, úmi-t y ujm(i)-íu; uumit y uhmi-yu, según Campbell, 1985: 553 y 548 (véanse renglones 37, 38 y 42). 

(33)  Nótese la diferencia entre dos formas del decir: ili(a), ilwia, “decir”, e ina, iina, “decir, hablar […] verbo intransitivo”, a los cuales se añadiría ta-getsa, taketsa, “hablar” (renglón 20), Campbell, 1985: 230-1 y 443 (véase: renglón 93 para un caso único de iina como verbo personal).  Acaso su distinción insinuaría tipología de las maneras del decir/contar/hablar.    

(34)  Ahora el anciano cobra figura de serpiente (SJ).

(35) Ida, ita —“ver, mirar”, Campbell, 1985: 236; náhuatl itta, “ver, apreciar […] descubrir, encontrar una cosa perdida”, Rémi Siméon, 1977: 207— adquiere el sentido de “percibir” y luego de “darse cuenta, advertir, percatarse”. 

(38)  Chalu, chalua, “golpear, pegar”, Campbell, 1985: 183; se refiere al abrir de una abertura en piedra (tet), tras la cual se hallan las reliquias —huesos y plumas, tierra y aéreo, unión de los opuestos por homonimia— para la recreación de la fauna terrestre.  

(41)  Kuj-ku-tia, kuhkuutiya, “cansarse, rendirse”, Campbell, 1985: 287.

(43)  Tajtanilía, tahtani, “pedir”, tajtanilía, “preguntar”, Campbell, 1985: 438; no obstante, pese al uso del sufijo aplicativo (-(i)lía), el sentido se orienta hacia una petición o solicitud en vez de hacia una pregunta.  La indistinción de ambos verbos la expresa el siguiente renglón. 

(45)  Nótese lo dicho en el renglón 8, que la serpiente posee “pie/escama”, ikxi, sinonimia que Campbell, 1985: 229 no anota. 

(46)  Ix-tapachu-k, ix-tapachua, “embrocar”, de ix, “ojo”, y tapach, “concha”, Campbell, 1985; 250 y 461.  Ijiu-tilan, de ihiyu, hijillo “de un muerto, aliento, mal olor”, y tilana, “jalar”, Campbell, 1985: 222 y 506.  Esto es, la serpiente succiona al muchacho con su aliento o carga anímica inferior proveniente del hígado según López-Austin, 1984: 257 y ss.; pero la succión no implica una ingestión completa como en el caso de secuestro en el reglón 2.  Gi-túlu-k, tulua, “tragar”, Campbell, 1985: 515.  Para la asociación del hijillo con los genitales femeninos, véase: LIII.

(49)  N-al-uiga, wal-wiika, “traer […] hacia aquí acarrear”, Campbell, 1985: 562.

(50)  G-ix-ti-k, iix-tia, “sacar”, de irse/salir y causativo, hacer salir, Campbell, 1985: 251.  Se halla relacionado a gisa/kisa, “salir”. 

(51)  G-ix-pan, iix-pan, “delante de”, “cara”/ojo y “locativo”, Campbell, 1985: 246.

(63)  Naja inté ni-mu-negi ga yaja, el uso del reflexivo con sujeto independiente antepuesto parece subrayar la negativa del deseo con respecto a la muchacha, semejante al giro reflexivo castellano en “comerse algo”.

(65) Nej-neme-t, reduplicación de nemi, “existencial”.  Si la reduplicación expresa “objeto plural o repetición” (Campbell, 1985: 80), lo traducimos por “persistir”.  También significa “andar”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top