Menu


















El sistema hidráulico implementado en la Alhambra si bien surtía del agua necesaria tanto a las tierras circundantes como a la vida dentro del palacio, los constructores de la Alhambra también pensaron en el agua como un elemento esencial en la arquitectura de Al-Andalus.

De acuerdo a algunas fuentes islámicas, la arquitectura es percibida como una estimulación de los sentidos(1), teniendo los elementos cargados de fantasía un alto valor estético. El agua es un elemento estimulador de los sentidos. El agua es un espejo reflector de luz, y la caída del agua desde las fuentes puede ir desde un murmullo hasta una melodía cargada de éxtasis. El sutil sonido del agua se considera una actividad cargada de sensualidad y la frescura del olor del agua dentro de un ambiente arquitectónico se considera una reconexión con la misma naturaleza. El contraste entre el agua y la arquitectura de la Alhambra que la contiene nos señala la dicotomía entre el mundo natural y la fantasía que envuelve al palacio.

El uso del agua en el Palacio Real de la Alhambra enfatiza su sacralidad cuyo efecto puede percibirse en cada espacio de la construcción.las fuentes que contienen el agua de la Alhambra  carecen de decoración interna, lo cual nos da una idea de la importancia de su contenido. Sin embargo sus exteriores están decorados con poemas en honor al agua, hay que tener en cuenta que la caligrafía también juega un papel ornamental importante. Las fuentes contenedoras del agua tenían formas que van desde lo poligonal o “agallonadas” hasta circulares. Estas estaban destinadas para los jardines y las cortes (2), algunas fuentes con paredes inclinadas se encuentran en algunas mezquitas. Las fuentes que Jesús Bermúdez Pareja ha llamado “Fuentes Esquematizadas” estaban reservadas para las cortes reales y para el control del movimiento del agua en las albercas.

Basados en un exhaustivo análisis del uso del agua en la Alhambra es evidente que cada sistema estaba diseñado para enfatizar las características particulares de cada ambiente, es importante señalar que el flujo del agua en la Alhambra crea una sensación de unidad orgánica en todo el complejo. Es como un latir que permite la circulación de este vital elemento a lo largo de toda la construcción (3).

El Patio del Cuarto Dorado servía como una sala de espera que demarcaba los límites entre el espacio público y el privado (4), en el centro de esta sala se encuentra una fuente “agallonada” de mármol impostada sobre un nicho hexagonal en el piso. El exterior está decorado con una inscripción de noventa versos del poeta Ibn Zamrak (¿1333-1393?), que contiene alusiones al agua. Cuatro son los conductos que conducen el agua hacia un sistema interior que ayuda a la estabilización y nivelación de la misma. Abajo se encuentra un quinto conducto usado para drenar el agua y prevenir inundaciones (5).  

*Parte de una tesis completa enviada por la autora a la redacción de la Revista Biblioteca Islámica para su publicación y traducción


Notas bibliográficas

1 María Jesús Rubiera, La arquitectura en la literatura árabe: datos para una estética del placer  (Madrid: Hiperión, 1988), 19.

2 Pavón, 111.

3 This concept may be considered akin to the symbolism of the Islamic court of Java, known as the kraton, where different sections are named after the part of the human body.

4 Al-Andalus 126

5 Jesús Bermúdez López. Arte islámico en Granada, Propuesta para un museo de la Alhambra  (Granada: Junta de Andalucía, 1995), 125.


1 comentarios:

  1. Hola!!, como esta me gustaria saber mas sobre el tema. Estoy realizando mi tesis en la univesidad sobre la estetica del agua... me gustaria utilizarlo como referente. Gracias, Saludos!!!!

    ResponderEliminar

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top