Menu


Mucho se escribe en estos tiempos de “terrorismo islámico”, de “grupos fundamentalistas” y otras cosas por el estilo, sin embrago muchos de los que escriben estas cosas muestran una actitud diletante y una visión docetista del Islam. Hace poco tiempo un ciudadano holandés intentó demostrar que el Sagrado Corán es un libro lleno de odio, pero su empresa no tuvo el éxito esperado, pues resultó infravalorada y desestimada por varios sectores del mundo no musulmán; pero el punto importante es reflexionar sobre el hecho de si  el Islam y su fuente primera (El Sagrado Corán) constituyen una amenaza para el mundo occidental “democrático” y “humanizante”.  Emilio Dabed habla en un artículo de una nueva “folclorización” y “diabolización” del Islam, en la que se piensa y promueve que el Islam es una fe “anti-occidental” y sobre todo “anti-humanista”; pero como mencionamos anteriormente ésta no es más que una visión docetista del Islam. A lo largo de su historia el Islam ha demostrado ser una de las religiones más tolerantes y humanistas del mundo, dotándole incluso a Occidente de los cimientos de su actual civilización aunque éste insista y se ufane de sus orígenes greco-latinos, sin embargo es indudable el gran número de grandes literatos, matemáticos, arquitectos, ingenieros, astrónomos, médicos, filósofos y humanistas que surgieron del seno del Islam. 

Hay que recordarle a Occidente que en las sociedades islámicas del pasado y actuales han florecido las más bellas expresiones de la cultura y el humanismo, y que ha sido precisamente el Occidente (EE.UU y sus lacayos) el artífice de la destrucción de estos legados, habría que recordar aquí las palabras de Jon Sobrino (las cuales encajan muy bien con el accionar de los gobiernos paladines de Occidente, especialmente EE.UU e Israel) cuando sentencia que si bien “existe la especie humana” mas no lo “humano”. En contraparte el humanismo es parte del Islam y viceversa, nos basta aquí citar unos cuantos ejemplos del Sagrado Corán y de Tradición Profética para refutar a quienes piensan que el Islam es un antagónico por excelencia del humanismo, dice el Sagrado Corán:

“Hemos ordenado al hombre con respecto a sus padres -su madre le llevó sufriendo pena tras pena y le destetó a los dos años-: «Sé agradecido conmigo y con tus padres. ¡Soy Yo el fin de todo!” (31:14)

¡No pongas mala cara a la gente, ni pises la tierra con insolencia! Alá no ama a nadie que sea presumido, jactancioso. (31:18)

Alá prescribe la justicia, la beneficencia y la liberalidad con los parientes. Prohíbe la deshonestidad, lo reprobable y la opresión. Os exhorta. Quizás, así, os dejéis amonestar. (16:90)


    
Asimismo la Tradición Profética señala:

Dijo el Mensajero de Dios (BP):

“Si te propones un asunto reflexiona en sus consecuencias; si en ello hay bien y desarrollo llévalo a cabo, pero si en ello hay extravío, déjalo.”
Dijo el Mensajero de Dios (BP):
“Las personas desde Adán (P) hasta hoy en día son iguales a los dientes del peine; no hay superioridad para el árabe sobre el no árabe, ni para el rojo sobre el negro, sino en la piedad.”
Narró Sulaîmân Ibn Mahrân lo siguiente: Fui a ver a As-Sâdiq Ya‘far Ibn Muhammad (P) y con él se encontraba un grupo de shiítas, y lo escuché mientras decía: “¡Oh comunidad de shiítas! Sed un ornamento para nosotros y no seáis una deshonra en nuestra contra. Dirigíos a la gente con benevolencia, cuidad vuestras palabras, y absteneos de ser entrometidos (en asuntos ajenos) y de hablar groseramente.”

Esperamos que este sagrado mes de Ramadán haya colmado a los musulmanes de bendiciones y  beneficiado de la Misericordia de Dios. Queremos concluir esta breve reflexión con las palabras del escritor egipcio Ahad Soueif: 

“los ideales de justicia social, servicio público e igualdad, identificados en los tiempos modernos con Occidente, se encuentran en el Corán y las tradiciones del Profeta”.

Redacción Revista Biblioteca Islámica


0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top