Menu


En Estados Unidos el país donde resido, cuando se escucha, ve o lee los titulares en los medios de comunicación social las palabras Islam o musulmán frecuentemente se les asocian a terrorismo o terrorista, es un grave error porque podemos asegurar que la religión del Islam es una religión de paz. Tiene 1,5 billones de seguidores en el mundo, hay 55 naciones de mayoría musulmán; personas que practican el Islam. En Estados Unidos hay unos 3 millones de árabes, aproximadamente el 70% son cristianos y el resto musulmán, según la Profesora Margaret K. Nydell, especialista en asuntos árabes de la Universidad de Georgetown. A Dios le llaman en árabe Alá, su Profeta Muhammad y su libro sagrado el Corán y la Sunna, que es el ejemplo del Profeta tal y como consta en las tradiciones. El Islam tiene sus juristas, eruditos, sus místicos los sufíes y dos principales escuelas: los sunitas y los chiítas. Tiene también sus peregrinaciones, oran, dan limosna y ayunan. Es una religión esencialmente de paz.

En el Corán hay muchos textos que abogan por la paz, el respeto a las personas, la propiedad y a la vida en todas sus formas así mismo hay también textos obscuros que dejan espacio a ser interpretados para matar indiscriminadamente. Algo similar ocurre con algunos textos de la Biblia, véase por el ejemplo algunos Salmos donde se anima a la violencia. A lo largo de la historia unos cuantos grupos o individuos fundamentalistas de ambas religiones han tomado al pié de la letra esos pasajes oscuros para justificar matanzas y ataques sin utilizar métodos apropiados de interpretación. El cristianismo y el Islam, ambos, después de sus fundadores desarrollarán sus doctrinas de "Guerra Justa" y el "Yihad" o guerra santa que postulan unas condiciones y principios para ir a la guerra solamente en defensa propia de un pueblo o en defensa de su religión. Algunas de estas condiciones son: nadie en su carácter personal puede abogarse la autoridad para llamar a la guerra, hacer el menos daño posible al adversario en tiempos de guerra, no iniciar el ataque, agotar todos los recursos como el diálogo, no se puede matar en una guerra a mujeres, niños, entre muchas otras. A pesar de esas doctrinas, nos preguntamos ¿es posible en el presente tener una guerra justa como le llaman los cristianos o guerra santa como le llaman los musulmanes? En lo que se refiere al terrorismo, la inmensa mayoría de los musulmanes en el mundo rechazan el suicidio y el terrorismo en todas sus expresiones según los eruditos del Islam.

El terrorismo de unos grupos o individuos no representan el sentir de la mayoría de los musulmanes. De manera similar cuando el Ku Klux Klan en el sur de Estados Unidos llevaron el terror por todas partes; sus miembros no representaban la inmensa mayoría de los estadounidenses. Los individuos que atacaron el edificio federal de Oklahoma en Estados Unidos. Estos individuos que cometieron ese acto terrorista no representaban a los 300 millones de estadounidenses, que son en su mayoría también cristianos.

En el plano internacional hay varias definiciones de terrorismo, pero si nos atenemos a la raíz del término "terrorismo" significa terror o también según el Diccionario de la Real Academia Española (2001) es "Dominación por el terror". En consecuencia, tanto es terrorista el que comete suicidio (no mártires), cargando explosivos en su cuerpo y matando, incluso, a sus propios hermanos musulmanes, como el que secuestra aviones y mata miles de mujeres, niños y ancianos; o también cuando un gobierno invade otros países, tortura y mata miles de inocentes y débiles. En ambos casos, con el fin de infundir terror mediante la sucesión de actos de violencia se practica el terrorismo. Y lo grave de todo esto es que quienes hacen esos ataques a veces se identifican públicamente como cristianos o musulmanes y utilizan mucho la religión para encubrir sus mezquinos intereses políticos y económicos. Quienes practican el terrorismo no son verdaderos musulmanes, porque Dios es paz. La palabra Islam procede de la palabra árabe silm, que significa reconciliación, paz, sumisión y liberación. Es la única religión que lleva en su nombre paz.

* Roberto Torres Collazo es activista puertorriqueño residente en Massachussets

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top