Menu

Por Néstor Martínez
Indamislam Press

Recién visitó a El Salvador el Cheik Suhail Assad, difusor del Islam en America Latina y Profesor del Seminario Islámico de la ciudad sagrada Qom, en la República Islámica de Irán. De origen argentino, hijo de padres libaneses, el Cheik Assad, por el hecho de que no hay cheikes en Latinoamérica, aprovecha la cercanía del destino de su viaje para visitar comunidades chiitas, así que nos encontramos en la sede de la Comunidad Shiita de El Salvador… pero antes de seguir leyendo, se ha preguntado ¿qué es un Cheick? Pues según investigación en Internet el Cheik es un maestro o erudito musulmán profundamente imbuido del conocimiento de la religión externa y espiritualmente. Escuchemos su palabra sobre diversos tópicos, latinos, del medio oriente y de Irán, de donde viene.

- ¿A qué obedece su visita a El Salvador?
Constantemente estoy visitando varios países de América Latina, porque como no tenemos sheikes fijos en los centros, a algunos de nosotros nos toca visitar centros tan corrientemente, entonces, cuando los hermanos hacen algún tipo de actividad académica, cultural, en universidades, muchas veces nos invitan para participar en conferencia o en seminarios, y en esta visita, cuando armó se una conferencia en la Universidad Nacional acerca del mundo islámico y las vivencias en el Islam, cuando llegó la invitación yo estaba en la zona así que acepté la invitación.

- Estados Unidos recientemente aprobó más sanciones, ¿cómo se viven los efectos de las sanciones al interior de Irán?
Al interior de Irán, obviamente, el clima que en los medios de comunicación aparece en nuestros países es, obviamente, diferente al clima que se vive internamente en Irán. Ocurrió muchas veces que, por ejemplo, el tema de la amenaza de la guerra en contra de Irán, acá era un tema muy candente y, digamos, ya casi una realidad, y en Irán ni siquiera nos habíamos enterado de que existía algo así, una amenaza de ese tipo. Entonces, generalmente, más allá de las sanciones que son una realidad, hay todo un tema mediático que crea un ambiente y un clima, esa presión mediática no la vivimos en Irán, porque obviamente el iraní normal no está en contacto con esa realidad mediática que vivimos en occidente. Entonces hay que diferenciar un poco entre la realidad que son las sanciones y el bloqueo contra Irán, y la virtualidad de los medios, que es lo que crea el caos y ese ambiente de opresión…

… pero estaba leyendo que al interior de Irán  se estaba creando una presión inflacionaria…
… está bien, por eso quiero decir ahora, para dividir, una cosa es la presión de la realidad y otra cosa es la presión creada por los medios, lo que quiero decir es esto: en Irán vivimos la presión de la realidad, no la presión de los medios. El tema económico en Irán, hace ya algunos años, específicamente en la era de Amineyad, porque ha habido unos cambios reales, el gobierno de Amineyad propuso hacer cambios en la economía iraní, no es que la inflación o la crisis que se vive hoy en día a nivel mundial hayan afectado a Irán de tal modo que hoy lo que se vive en Irán como realidad económica sea producto de la crisis mundial, sino que es producto de cambios que el mismo gobierno propuso. Por ejemplo están los subsidios a la mercadería. Hubo un cambio que fue sustancial en la economía iraní: la mercancía era subsidiada, los mismos productos eran subsidiados por el gobierno, hoy en día ya no se subsidian productos, se subsidian a las personas, es decir, ese porcentaje de subsidio que iba a cada uno de los productos, ahora va directamente a una cuenta bancaria de cada uno de los habitantes de Irán. Entonces hubo cambios reales, y esos cambios necesitaban de una etapa de sacrificios y esfuerzos por parte del pueblo, eso estaba anunciado, no nos llegó como una imposición a partir de una crisis sino como un proyecto, como un programa de gobierno, entonces la gente esta consciente de que íbamos a sufrir una dificultad que hasta el momento no sufríamos, obviamente los resultados no los vamos a ver ahora, vienen a futuro, pero como bien digo, es parte de un programa de gobierno.

- Va a haber cambios, el presidente Amadinayed perdió la mayoría en el congreso, ¿eso significa también que hay agitación en la sociedad?,  no me refiero a la agitación subversiva sino a inquietudes políticas que pueden promover otros cambios.
Mira, básicamente lo que ocurre en Irán es lo que ocurre en la mayoría de los países, tiene que ver más con la búsqueda de un bienestar que con la conformidad de una persona, un presidente, un gobierno, o sea, yo no creo que la gente esté tan interesada por el cambio de la persona en sí…

-… como sucede acá…
… ¡claro! sino más que todo desean bienestar, o sea la gente está en búsqueda de una vida mejor y una posición mejor y, digamos, de una situación económica mejor, entonces finalmente eso se refleja al fin y al cabo en la persona del presidente porque es el que termina pagando los platos, no tiene que ver con una cuestión personal del pueblo con el presidente Ahmadinejad [presidente de Irán Mahmud Ahmadinejad], sino este mismo Ahmadinejad, si el pueblo, la gente, hubiera visto mucho bienestar económico quizá su postura hubiera sido dos veces más de apoyo que el anterior, entonces el tema no es tema personal con Ahmadinejad, con su gestión, sino más que todo por la situación que le tocó vivir, pero como bien digo, por los cambios que él propuso. De todos modos, lo interesante en Irán es que los debates y las discusiones se dan a nivel interno, entre la misma gente de la revolución, o sea, no estamos hablando de diversos grupos, que uno quiere destruir al otro, uno que quiere existir y para su existencia se debe acabar con el enemigo, o sea no es una cuestión de enemistad o de lucha de poderes o una guerra entre partidos, es una discusión política, es decir, es un debate interno de opiniones, o sea, todos apoyan la revolución, o la gran mayoría, digo de esta misma gente que está, unos a favor y otros en contra del actual gobierno, no es que unos quieran la revolución y otros no, ¡no! todos son gentes de la revolución, son gente que históricamente vienen de una misma línea política, no estamos hablando de una oposición real, en el sentido que esta oposición…

… va a hacer cambios radicales…
… ¡claro! ¡claro¡, son diferentes opiniones que son totalmente normales en el ambiente de libertad que se vive en Irán, porque en Irán, digamos, se da esa posibilidad de que al fin y al cabo existan partidos políticos, existan distintas opiniones políticas…

…pero dentro de un mismo…
… dentro de un mismo marco político.

- Ahora bien, Siria e Irán son bastante cercanos, no solo en afinidad política, ¿preocupa mucho lo que sucede en Siria?, pregunto porque cae Siria queda Irán totalmente aislado, más aislado de lo que puede estar…
No preocupa en el sentido de la caída de Siria porque Siria no va a caer. Bashar al Asaad [Presidente de Siria], por su gran capacidad gubernamental, las herramientas políticas que tiene, las cartas que maneja a nivel de toda la zona del medio oriente no va a caer. La preocupación es por todo lo que está pasando a nivel población, a nivel de muertes, asesinatos, el futuro y la inseguridad, preocupan obviamente la muerte de civiles, los disturbios, la inestabilidad…

… la intervención…
…¡claro!, pero no preocupa por la caída. No existe en Irán ni en la zona una preocupación de que Al Assad vaya a caer, lo que preocupa es que desgraciadamente esta situación se prolongue algún tiempo, no es algo que se vaya a solucionar en algunos días, es algo que quizá se lleve mucho tiempo y esa es la preocupación, de que continúe la inestabilidad en materia de seguridad para el país.

- ¿Cómo están las relaciones de Irán con el mundo árabe?
Eeeeh, no hay un mundo árabe. Muchos países que son árabes son más americanos que árabes, por ejemplo, el caso de muchos países del golfo, el caso de Kuwait, el caso de Dubai, y otros países que en realidad lo árabe marcaría una identidad, pero no una postura política. Hoy existen muchas más posturas pro americanas en el mundo árabe, por ejemplo, que en América Latina, entonces no hay un solo y único mundo árabe, habría que distinguir entre país y país. Dentro de todo, Irán, al fin y al cabo, por haberse transformado en una potencia, podíamos decir en todo sentido, ya en el mundo árabe no le pasa desapercibido tener buenas relaciones, o sea, ya le es una cuenta especial a Irán, pero no solo en el mundo árabe, vemos que hoy en día hasta Norteamérica hasta quiere, de alguna manera, tener una cercanía, un acercamiento, un diálogo… a Irán no se le puede, digamos, dejar de lado, digo, no es una ficha que está sin retirar. Todo el mundo árabe toma en cuenta a Irán.

- Las relaciones de Irán con América Latina avanzan tanto que  preocupan a los Estados Unidos…
Yo creo que es más la preocupación que lo que avanzan las relaciones, porque el avance es muy lento pero Irán siempre deseó tener buenas relaciones con todo el mundo, Irán siempre estuvo interesado en poder abrir puentes de amistad, relaciones diplomáticas, económicas sociales, con todo el mundo, lo vimos en este proceso, digamos desde la época de Jatami [Muhammad Jatami, ex presidente de Irán], hasta los años con la apertura que hubo con Europa, con China… en fin. América Latina, obviamente con esta nueva etapa histórica, de Chávez [Hugo Chávez, presidente de Venezuela] para acá, de esta América Latina que se dirige a lo bolivariano, se dirige hacia los movimientos populares, que se dirige hacia gobiernos más conscientes de la realidad latina, menos dependientes de los Estados Unidos, hacia gobiernos con políticas un poco más justas que los anteriores. Nosotros sabemos muy bien que en la historia contemporánea de América Latina obtuvimos dictaduras impuestas por el imperio, obtuvimos democracias creadas por el imperio, o sea, eran distintos colores de una misma realidad que iba manifestándose de formas diferentes, a veces con gobiernos militares, a veces con gobiernos en democracia, pero en la historia contemporánea de América Latina nunca fuimos independientes al cien por ciento, hoy en día se están creando movimientos independentistas a nivel popular y a nivel gobiernos, y ese es uno de los ejes fundamentales de la política de Irán también, Irán aboga por los derechos de los pueblos y la independencia de los países, entonces hay muchos puntos en común. Se está creando una América Latina más consciente a nivel popular, hay un despertar, digamos, popular interesante, e Irán apoya a los pueblos que desean la libertad y la independencia, pero más allá de eso hay intereses en común, de las dos partes, digamos, Irán en muchos países está apoyando económicamente a proyectos, como el caso de Nicaragua, en otros lugares apoya tecnológicamente, como el caso de Libia, en otros lugares a nivel de industria, como el caso de Venezuela, en fin hay intereses en común, así como Irán está interesado en abrir puentes en América Latina, también América Latina, muchos de sus países, tienen interés de abrir puentes con Irán, entonces es mucho la relación, no se trata de la “influencia” iraní en América Latina como se trata muchas veces en los medios, es como un acuerdo entre dos partes que desean conocerse, entablar relación y buscar intereses mutuos.

- El periodista estadounidense Douglas Farah, publicó un estudio en el que señala la falta de control en los medios de comunicación shiitas en Latinoamérica, veladamente  asociaba estos medios con la “penetración terrorista” de Irán…
Mi opinión es muy clara: el trabajo de nuestras instituciones, yo voy a responder por nuestras instituciones, por otras instituciones que no nos pertenecen no respondo, que respondan las demás, pero nuestras instituciones, las shiitas y las que cuentan con apoyo de las autoridades religiosas, con nuestras visitas, con una comunidad consecuente y del mismo modo nuestros medios de comunicación, o sea de los musulmanes chiitas, están haciendo un trabajo netamente cultural, entonces es muy simple, cada país es muy libre de poder, obviamente, defenderse ante cualquier amenaza, yo invito a los gobiernos a que hagan un control minucioso de todo el contenido de nuestra labor cultural y si ven que hay terrorismo que nos paren, si ven que sinceramente existen elementos terroristas en nuestro movimiento que nos paren, el que tiene que ir preso que vaya preso, el que tiene que merecer un castigo que merezca su castigo, el que tiene que ser frenado en sus actividades que sea frenado, pero que no confundan un movimiento cultural con algo que ellos quieren imponer mediáticamente. Nuestro trabajo es muy claro y está abierto, no son instituciones que trabajan clandestinamente, no son medios de comunicación que trabajan debajo de la cortina, son instituciones abiertas al público, con relación a nivel gobierno, iglesia, universidades, medios de comunicación, políticos, son instituciones de años de trabajo, muchas de nuestras instituciones ya tienen treinta años de trabajar en la zona, muchos de nuestros medios de comunicación están apoyados por periodistas latinos, por medio de amistades que van desde diplomáticos, políticos, economistas, hasta…no sé, comerciantes. El nuestro es un trabajo cultural, social, popular, muy claro y abierto a la sociedad… invitamos a los que de alguna manera tienen otra idea, a que nos investiguen, a que nos visiten, que puedan ver el contenido de nuestra labor, y sinceramente, si ven algo que atenta contra la seguridad de su país entonces que lo frenen, no hay ningún problema, están en su derecho y son bienvenidos, pero que no confunda, que no impongan una imagen, digamos, distorsionada de la realidad, cuando lo nuestro es muy claro, y ellos mismos saben de qué se trata.

- Un mensaje para la sociedad salvadoreña.
El mensaje es simplemente que el Ser Humano pueda conocerse a sí mismo de una forma mejor, que pueda pensar en su verdadero origen, en su verdadera realidad, que nosotros la definimos, obviamente, como una realidad espiritual, cuando hablo del origen hablo del origen divino del Ser Humano, que para poder mejorar nuestra sociedad en todo sentido, debemos volver a las enseñanzas de los profetas, debemos tener consciencia de que el Ser Humano tiene una realidad metafísica, de que no son estos sesenta, setenta años de vida y nada más, sino que su existencia se prolonga hacia la eternidad, y que pueda basar su forma de vida en las enseñanzas éticas y morales de tantos profetas que fueron enviados por Dios para ayudar a los Seres Humanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top