Menu


Introducción

En estos días será difícil que toda la humanidad responda afirmativamente al Mensaje de Dios, una gran parte de ella, por interés egoísta, por ignorancia, por prejuicios, o porque simplemente les place estar sometidos a los poderes de este mundo, ya que han heredado capital y temen perderlo. Éstos se opondrán, cualquiera sea el mensaje y la época. Y así como los Profetas anteriores (BP) y su misión, tuvieron enemigos particulares y generales dentro de su comunidad, el Profeta Muhammad (BPDyC) y el Islam los tienen hasta hoy: dice Dios en el Sagrado Corán "Y así es como establecimos un enemigo de cada Profeta, satanaces de los hombres y de los genios que se insinúan unos a otros el decir falaz (sofisticado), seduciendo (6:112). Por eso este editorial es una breve denuncia al "islam de guayabera blanca", o mejor dicho a los que creen que es necesario "adaptar" el Islam a una determinada sociedad para "congraciarse" o "hacer digerible el Islam a la gente".

Párrafos

Bueno hoy no es raro encontrarnos con el fenómeno de un buen número de personas que gustan auto-proclamarse eruditos en el Islam, los cuales careciendo de la preparación religiosa y académica suficiente —en cuanto a formación islámica formal—, hoy en día quieren impresionarnos, especialmente a los que vivimos en países de Latinoamérica. Estas personas abiertamente consideran que ciertas prácticas—prohibidas por el Islam es decir Haram— como participar de las celebraciones de otras religiones y las del calendario con los amigos y parientes es un pasatiempo inofensivo o una forma de diversión para los recién conversos, queriendo convertir en "norma" islámica sus propios hábitos. Este hecho, a pesar de ser censurable en sí mismo, ha logrado atrapar a muchas personas aprovechándose del poco nivel de conocimiento en materia religiosa, con la falsa ilusión de que son celebraciones y que por lo tanto no entran en conflicto con la creencia islámica. Esta atmósfera materialista que rodea estas celebraciones es, en realidad una manifestación de la cultura anti-islámica en su máxima expresión. ¡Por ello denunciamos a los impulsores del islam de "guayabera blanca" quienes, desde sus "almacenes" de ideas descabelladas, pretenden hacernos creer que la "norma" islámica son sus corruptas desviaciones!

Un día de estos una persona se acercó al centro islámico para solicitar cierta información, dentro de la plática nos preguntó sobre algunas cosas que había leído en internet, sus preguntas trataron sobre cuáles eran los enemigos internos y externos que tiene el Islam, en cuanto a los enemigos internos dentro del Islam, siempre fueron los hipócritas e ignorantes, una cepa que nunca ha dejado de existir, porque hoy mismo existen falsos musulmanes enemigos del Islam, que tratan de destruirlo por dentro, confundiendo y distorsionando los fundamentos, las creencias, llegando al grado sinvergüenza de sustituir nombrar Iglesias a las mezquitas, ello es similar a los malos gobernantes de los países islámicos que degradan su pretensión de musulmanes con actos contrarios a la fe, estos " musulmanes" son en realidad ignorantes que no conocen de su fe más que el interés del dinero, la fama del poder social y el fanatismo de sector, éstos equivalen a los que matan a otros musulmanes proclamando cumplir con la religión, y hay quienes se enajenan a la cultura materialista y atea e imitan a los enemigos de la fe, promoviendo y practicando encuentros interreligiosos con judíos, cristianos, ahmadías y Fe Bahai abiertamente pro-sionistas, para establecer "alianzas estratégicas" y poder conservar su estatus social.

Kitab es el término árabe que designa al "libro", "Kitab al Karim" es el equivalente al término libro generoso, El Sagrado Corán es el libro generoso de los musulmanes, un libro que no se corrompe, que no se altera, que no se reforma. Pero los partidarios del "islam de guayabera blanca" se creen  reformadores del Islam, pretenden disfrazar su ateísmo, filtrando doctrinas perversas, queriendo —según ellos— "aclarar conceptos" sobre el Islam. No olvidemos que "Los innovadores del Islam" o mejor dicho los partidarios del "islam de guayabera blanca" son los peores enemigos, porque andan siempre "Armando" y "Des-armando" las doctrinas islámicas. En cuanto a los enemigos externos la ignorancia, el fanatismo y los prejuicios son a nuestro criterio los más fuertes.

Es necesario aclarar que gracias al Altísimo, el Islam es por naturaleza la barrera contra todos esos males, y no por los musulmanes en sí sino por la doctrina del Islam propuesta a la humanidad, pues los mismos musulmanes estamos sometidos a los males que hemos enumerado, aunque en forma menos intensa. A pesar de todo hemos observado que muchos musulmanes jóvenes en el mundo se han opuesto a estos representantes del "islam de guayabera blanca" —sí, porque de éstos hay en todo el mundo— haciéndolos caer de sus posiciones de privilegio, también es importante señalar el papel refrescante que algunos musulmanes latinoamericanos —desde sus respectivas palestras— hacen para proteger y diseminar las verdades del Islam.

La propuesta de los partidarios del "islam de guayabera blanca" es la creación de un "islam a lo salvadoreño" a lo "argentino" a lo "guatemalteco" etc., porque consideran que el mensaje original del Islam no es "digerible" y que "choca" con las costumbres de la sociedad. Nos proponen que hay que dar un trato diligente para con los partidarios del sionismo, para ello invocan a los viejos espíritus de "las religiones por la paz"  y convocan como anfitriones a sus destartalados e ignorantes "sacerdotes africanos" —al mejor estilo de los más ridículos personajes de las comedias de Terencio— para que oficien y traten de legitimar sus ritualísticas ambiciones.

Es importante señalar —para terminar con esta breve denuncia— que la mejor forma desde nuestro punto de vista de acabar con estas ambiciones, es la adhesión a las verdades contenidas en el Sagrado Corán, la Tradición Profética y la búsqueda constante del conocimiento.

Redacción de la Revista Biblioteca Islámica
San Salvador, Marzo de 2011.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top