Menu


En verdad, tu Señor sabe que lo hace de pie (para orar por la noche) un poco menos de dos tercios de la noche, o la mitad de la noche, o un tercio de la noche, lo mismo que un partido de los que están contigo, y Dios determina la noche y el día.  Él sabe que usted no puede orar toda la noche, así también ha vuelto a vosotros (en la misericordia).  Por lo tanto, usted recita del Corán tanto como puede ser fácil para usted. Sabe que habrá algunos entre vosotros enfermo, otros que viajan a través de la tierra buscando la generosidad de Dios ; otros combatiendo por Dios.  Así como gran parte de recitar el Corán como puede ser fácil (para ti), y realizar As-Salat (Iqamat-as-Salat) y dar el Zakat, y si prestan a Dios un préstamo generoso, y todo lo bueno que te enviará antes de vosotros mismos, (es decir, actos Nawafil no obligatorios de adoración: la oración, la caridad, el ayuno, ayuno voluntario, etc), que sin duda lo encontrará con Dios, mejor y mayor recompensa.  Y buscar el perdón de Dios.  En verdad, Dios es indulgente, Misericordioso-. (Al-Muzzammil 73:20) (73:20 Al-Muzzammil)

El ayuno en el Islam es un mandato divino que emana del Señor, Quien tiene el poder absoluto para ordenar a Sus siervos lo que Le plazca. Por ello es suficiente decirle a un musulmán: ¡Ayuna, pues Dios te ordena que lo hagas!, obviamente recordando los beneficios que esconde su obligatoriedad.

Esto quiere decir que los actos de adoración tienen bastantes beneficios; a diario podemos observar, comprender y comprobar lo beneficiosos que resultan. Dios menciona la gran sabiduría por la cual nos ha ordenado ayunar; dice en el Sagrado Corán:”Oh, creyentes! Se os prescribió el ayuno al igual que a quienes os precedieron para que alcancéis la piedad.” (2:183)

Todavía  seguimos descubriendo la sabiduría que encierra la legislación divina, lo que demuestra la sapiencia y grandiosidad del Creador. Dice Dios en el Sagrado Corán: “Esto es obra de Dios, Quien ha hecho todo a la perfección. Ciertamente Él está informado de lo que hacéis.” (27:88)
El ayuno es de gran beneficio para la salud en general, especialmente si el musulmán ayuna respetando todas las normas, y esto implica comer y beber con moderación cuando se rompe el ayuno.
El ayuno fortalece el organismo y lo previene de enfermedades, ya que facilita la eliminación de sustancias tóxicas acumuladas en el mismo.

El ayuno educa al ego, es un ejercicio de paciencia ante las dificultades, infunde el sentimiento de compasión hacia los pobres y necesitados, aleja de las pasiones y todas las desgracias que éstas le acarrean, enseña la sinceridad en el trato y la lealtad en el trabajo, aparta de la ira, el deseo de venganza, la envidia y el odio. Todas estas virtudes que colman el espíritu de paz, amor y pureza influyen positivamente en el sistema nervioso de la persona, y cuando éste se equilibra el organismo se equilibra y cuando éste se altera el organismo también lo hace…

¡Hermanos! Estos son sólo algunos de los numerosos beneficios que encierra la práctica del ayuno. Dice Dios: “Les haremos ver Nuestros signos en los horizontes, y en ellos mismos, hasta que se les evidencie [a través de ellos] la Verdad. ¿Acaso no es suficiente tu Señor como Testigo de todo?” (41:53)
Que Dios nos bendiga con el Grandioso Corán y nos guíe.

Redacción de la Revista Biblioteca Islámica

"Todo lo que tenemos es de Ashura" - Imam Khomeini [ra]


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top