Menu



Entrevista con Luis Panameño, Director de la Biblioteca del Museo de Antropología de El Salvador.

Conversamos con el Director de una de las bibliotecas más importantes de El Salvador, consultada según palabras de su director por muchos investigadores europeos que desean saber más sobre el pasado indígena del país.

Coméntenos un poco sobre la historia de esta Biblioteca
Bueno primero quiero señalar que esta biblioteca es de las mejores y más antiguas de El Salvador. La Biblioteca comenzó a funcionar como tal en 1883, es decir más de 127 años de existencia, en ese tiempo había documentos de varias empresas editoras y libros de varias temáticas, un tiempo después se perfiló ya como una biblioteca antropológica y arqueológica. Los investigadores señalan que esta biblioteca tiene una colección única de documentos, de mucho valor histórico no sólo de El Salvador sino de toda Centroamérica.  Esta biblioteca abarca ahora varias ramas de la ciencia: paleología, lingüística, antropología, arqueología, historia, sociología, etnología, espeleología, lenguas antiguas etc.

¿Cuántos volúmenes alberga esta biblioteca?
De unos trescientos mil periódicos, veinte mil revistas, más de seis mil documentos y boletines, y unos cuatro mil volúmenes de libros. Quiero destacar que muchas de las revistas nos las envían en calidad de canje, en su mayor parte de universidades como La Complutense de Madrid y Oxford de Inglaterra.

¿Qué papel juega La Biblioteca en cuanto a la promoción del desarrollo cultural del país?
Promovemos la investigación a través de programas de proyección cultural, damos a conocer los materiales de los que disponemos, damos talleres de lectura, intercambiamos material, talleres de restauración de libros y documentos etc.

¿El poco desarrollo cultural del salvadoreño a qué se debe?
Creo que el atraso de cultural se debe a las malas políticas culturales de los gobiernos anteriores, la gente sólo puede dedicarse al trabajo, a duras penas tienen tiempo de descansar, lógicamente el tiempo para la lectura es casi nulo, la gente tiene que satisfacer sus necesidades biológicas antes que las intelectuales o espirituales.

¿Por qué es importante que las bibliotecas abran espacios a otras culturas, como la islámica por ejemplo?
Primero porque es un camino para ampliar nuestros horizontes, segundo porque en países como el nuestro en el que prácticamente no existe librerías que ofrezcan bibliografía islámica objetiva, es necesario entonces que las bibliotecas reciban libros de diferentes intermediarios, en este caso la Asociación Cultural Islámica Shiíta de El Salvador juega el papel de intermediario entre el Islam y la Sociedad Salvadoreña. Además el Islam es una religión de respeto y mucho peso en el mundo.

Con las invasiones de los grandes poderes mundiales a países musulmanes se ha destruido un legado cultural invaluable, ¿Qué opinión le merece?
A estas potencias sólo les importa el dinero y las riquezas minerales de los países musulmanes, no es de extrañar que no les importe nada el cuido de los lugares de gran valor cultural, lo único que han hecho es saquear lo que les puede generar algún valor.

¿Algún mensaje para los lectores de El Salvador y del extranjero?
Me gustaría decirles que las religiones tienen que ser un vehículo de unión para los pueblos, tenemos que hacer un esfuerzo por vivir en paz e interactuar desde el punto de vista intelectual y cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top