Menu


El pasado 29 de abril, el asesor del gobierno israelí e investigador del Instituto Internacional para la Lucha contra el Terrorismo (ICT) de Israel, y del Instituto de Política y Estrategia del Centro Interdisciplinario (IDC) en Herzliya  (Israel), Ely Karmon, lanzó, desde el semanario colombiano Cambio, una serie de acusaciones infundadas contra musulmanes latinoamericanos. En el marco de su visita a Sudamérica Karmon centró sus ataques a Irán y al trabajo de difusión que vienen realizando algunos hermanos en estas tierras.

El mencionado semanario tituló la entrevista a Karmon con la siguiente frase del funcionario sionista: 'Hezbolá usa indígenas para penetrar en Latinoamérica'  e intentó establecer un vínculo entre los esfuerzos que realizan los musulmanes latinoamericanos por dar a conocer el Islam, rompiendo con los estereotipos con los que lo presenta el discurso hegemónico, y las delirantes acciones de Teodoro Darnott en Venezuela (1). Posteriormente,  el 8 de abril, este mismo personaje publica en el sitio de Real Instituto Elcano de España (www.realinstitutoelcano.org) "Iran and its Proxy Hezbollah: Strategic Penetration in Latin America", un trabajo que pretende ser académico pero que no resiste análisis alguno. Allí reitera y amplía sus ataques, acusando a toda una serie de instituciones islámicas shiítas latinoamericanas de formar parte de un proyecto orquestado por Irán y Hizbullah para ganar influencia política en suelo americano. Consciente de la imposibilidad de demostrar ante un Tribunal cualquiera de sus afirmaciones, Karmon publicó sus calumnias en Colombia y España, fuera  de la jurisdicción de la Justicia argentina, boliviana o salvadoreña (donde residen los hermanos injuriados). De hecho, en su paso por Argentina, Karmon prefirió despotricar contra Irán sin mencionar a los hermanos argentinos (entre los que se encuentra quien suscribe)  a los que acusó más tarde desde Colombia y España.

En un primer momento pensamos que el objetivo de tamaña campaña de difamación era el de generar miedo y confusión alrededor de las tareas de difusión del Islam en América Latina, desacreditando a las instituciones islámicas locales vinculándolas a proyectos digitados desde el exterior, fortaleciendo así el prejuicio según el cual el Islam constituye un elemento siempre extraño a la identidad latinoamericana. Pero, la información que ha sido publicada en los últimos días nos permite suponer que no es éste su único objetivo. De acuerdo con la publicación argentina   Veintitrés Internacional del mes de mayo de 2009,  son las instituciones sionistas latinoamericanas las que se encuentran reclutando indígenas para la causa israelí. Ésta revista, dirigida por Romina Manguel (una periodista argentina que ha manifestado claramente una postura pro israelí en los medios en los que ha trabajado), da cuenta del 11º Encuentro de Dirigentes de Instituciones y Comunidades Judías Latinoamericanas y del Caribe, llevada a cabo en Cartagena de Indias (Colombia). Agustín Zbar informa que "el rabino colombiano Alfredo Goldschmidt y el abogado Luis Alberto Prieto Vargas (miembro pionero de la comunidad convertida al judaísmo en Bogotá) compartieron las experiencias grupales de acercamiento y conversiones al judaísmo sucedidos en Colombia y Perú. En el último tiempo hubo una conversión de poco más de 100 personas al judaísmo, muchos de origen indígena, y hay unos 300 más aguardando completar su proceso de conversión" buena parte de los cuales "se mudan inmediatamente a vivir su nueva vida en Israel" (2). Zbar afirma que Colombia no es el único país de Latinoamérica donde se está verificando este fenómeno, "se ven también muchos casos en Guatemala, México o Perú". En éste último país el autor recuerda el caso de "una comunidad de las montañas de Perú que hizo una conversión religiosa a través de la lectura de la Biblia y que terminó viviendo de forma ortodoxa en Israel". Lo que Zbar se cuida muy bien de mencionar es que estos nuevos miembros son llevados a los asentamientos y las colonias con las que Israel avanza sobre territorio palestino, poniendo a los recientemente convertidos en la primera línea sionista.

El 9 de julio de 2002, Grez Myre de Associated Press, daba cuenta de la política de reclutamiento empleada por el gobierno israelí en un artículo titulado "Las 'Tribus perdidas' del mundo refuerzan el movimiento de asentamientos en Palestina" (3).  Myre sostiene que "Atraídos desde todos los rincones del globo, nuevos conversos al judaísmo están ayudando en la ocupación ilegal". Se trata de peruanos - continúa el periodista- que "fueron formalmente convertidos al judaísmo por rabinos israelítas en Noviembre pasado para ser cualificados para la residencia bajo las leyes del "estado judío". (…) La mayoría de los colonos judíos sigue viniendo desde dentro de la entidad sionista "Israel" pero los esfuerzos de reclutamiento se intensificaron el año pasado para atraer a nuevos judíos desde todas las partes del mundo." Los colonos están buscando a " las tribus perdidas" en la India, Brazil, Perú, o donde sea, " dijo Dror Etkes, quien maneja el asunto de los asentamientos para Paz Ahora. " Están reclutando a personas que buscan mejorar sus niveles de vida así como a personas con la intención de hacer un cometido religioso - siempre que quieran vivir en Cisjordania - Palestina".

Como vemos, con sus declaraciones Karmon no sólo pretende generar miedo y desconfianza alrededor del trabajo de difusión que realizan los hermanos de Latinoamérica, sino que además los acusa de realizar lo que, en realidad, lleva a cabo Israel, con la clara intención de generar una cortina de humo sobre las operaciones sionistas en estas tierras. Es Israel quien está utilizando como carne de cañón a los indígenas americanos, en el marco de un proyecto de expansión sobre el suelo palestino; táctica que se pretende disimular tras las injurias lanzadas por personajes tan íntimamente ligados al estado sionista como Karmon.

Husain 'Ali Molina


Notas:
1- Ver la nota publicada el 14 de abril de 2009 por Webislam, Golpe al crecimiento del islam en América Latina, de Pedro Delgado Moscarella
2- ZBAR, A. El dialogo de Cartagena. En revista Veintitrés Internacional de mayo de 2009. Buenos Aires. Páginas 39 y 40.

3- Publicado también por Webislam.

*Ángel Horacio Molina es colaborador de la Revista Biblioteca Islámica, es Perito en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Salta (Argentina) y ha cursado estudios de Ciencia Políticas y Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Rosario (Argentina). Actualmente es Secretario de Relaciones e Intercambios del Centro de Estudios Orientales de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario. Forma parte también del Centro de Estudios Nacionales Scalabrini Ortiz (Rosario - Argentina), y del equipo periodístico del programa Senda Nacional (Rosario). Es el administrador del sitio www.oidislam.blogspot.com



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top