Menu


La Shari'a no es sólo una ley positiva concreta,sino también un conjunto de valores y un marco para la vida religiosa de los musulmanes. Los libros de jurisprudencia (fiqh) contiene las leyes específicas de la Shari'ah , pero la propia Shari'ah incluye también enseñanzas éticas y espirituales que no son , hablando estrictamente , de naturaleza legal , aunque en el Islam no esté nunca separado de lo moral. Sobre las bases del Corán y el Hadith , la Shari'ah enseña a los musulmanes a respetar a sus padres , a mostrarse amable con los vecinos , a ser caritativos , a ser siempre sinceros , a mantener la palabra , a ser honrados en todos los asuntos , etc. Toda la ética del Islam está relacionada en el plano individual y en el plano social con la Shari'ah , mientras que la purificación interna del alma y la profundización en el sentido interior de la Shari'ah son para el sendero espiritual , o Tariqah , que por fuerza se basan siempre en la práctica formal de la Ley divina.

Actualmente , en muchas partes del mundo islámico , la Ley divina , o Shari'ah , no se practica ya plenamente en el nivel de las leyes , pero la ética contenida en sus enseñanzas sigue impregnando la sociedad. De hecho , la Shari'ah determina el ethos religioso del Islam en el nivel personal y en el nivel social , y es inseparable de la vida de la fe. Para la inmensa mayoría de los musulmanes, la práctica de los mandatos de la Shari'ah  es su manera de practicar su sometimiento a la Voluntad de Dios y de vivir una vida virtuosa y recta que conduzca a la felicidad y la salvación en el Otro Mundo.      Incluso quienes no practican la Shari'ah , pero quien considerándose musulmanes , deducen de la Shari'ah , su ética , su comprensión del bien y el mal , y su marco de referencia en el caos de este mundo. Y quienes pretenden alcanzar a Dios en esta vida y caminar por el sendero de la Taríqah hacia esa Verdad o haqíqah , que es la fuente de la Ley y el Camino , son más conscientes que   nadie de lo indispensables que es la Ley divina , la única ley que puede proporcionar las formas sagradas que , en este mundo de cambio y devenir , son los únicos medios de acceso al empíreo inmutable de lo Sin Forma.   

Extraído del libro: El Corazón del Islam de Sayed Husain Nasr       

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top