Menu


Durante todo este periodo, seguían viviendo musulmanes en reinos cristianos tales como Castilla, Navarra y Aragón. Disfrutaban de distintos estatutos, convirtiéndose en ¨mudéjares¨ o ¨mudajjanin¨  en árabe (sumisos como pollos de corral). El estatus político de estas gentes necesita de estudio, porque no tenían gobierno islámico que les protegiese, anticipando así el estatus colonial que los musulmanes han conocido en Asia y África durante el siglo pasado o el de los musulmanes yugoslavos que fueron vendidos como esclavos de galera a la armada francesa por los austríacos victoriosos durante el siglo XVII. Disfrutaron de una condición social especialmente favorable en Navarra, donde muchos de ellos trabajaron como armeros en el creciente comercio de armas de Europa occidental, suministraron armas a ambos lados de los pirineos, a Francia así como a los reinos de España. Este estatus fue de repente suprimido cuando la parte sur de Navarra fue capturada por castilla en 1512.

A finales del siglo XV, don `Isá de Gabir , el imán de Segovia, situada al noroeste de Madrid, tradujo el Corán al español moderno cuando se le invitó a visitar Saboya.  Necesitamos recuperar esa traducción si aún existiera en alguna biblioteca o en algún otro lugar. Los logros artísticos mudéjares proporcionaron a España un esplendor cultural que nunca lo abandonó, porque su esfuerzo y talento hicieron posible que se construyeran palacios, iglesias y hogares para sus señores cristianos,  llenando estas estructuras de bella artesanía, carpintería, azulejos y objetos de metal. El alcázar de Sevilla es una de sus obras maestras. Este alcázar sirvió de escenario para la película  ¨Lawrence de Arabia¨ , ya que aventaja  en puro lujo y elegancia a cualquier cosa que se pueda encontrar más al este, incluso aunque la estructura original fuera construida por los Muwahhids - los ¨unitarios¨ marroquíes (o quizás por el desventurado rey Mu´tamid) - y renovada después en el siglo XIV como residencia favorita de Pedro el Cruel a quien Ibn - Khaldun conoció.

La gran época de la arquitectura en España, en la que los artesanos musulmanes, los geniales mudéjares, decoraron edificios públicos y privados a su manera cuando vivían en el norte y noroeste de España en lo que hoy van a ver a España los turistas. Nos beneficiamos aún de su agricultura: cítricos (naranjas y limones) procedentes de Asia, los albaricoques de Persia y la caña de azúcar de la India, además de la seda y el papel de china. Las ciudades donde se fabricaba la seda, tales como Granada, Sevilla y Pastrana, fueron arruinadas por la Inquisición - ese edificio ¨Impío¨ - justo cuando España más necesitaba de la industria y la riqueza para utilizarlas como su recién adquirido botín de Méjico y Perú. Granada había sido un incipiente centro industrial: pero la campaña de las alpujarras bajo el mando Juan de Austria arruinó esa perspectiva.

Extraído del libro: Andalucía: El Paraíso Perdido
Por T.B. Irving 
Páginas de la 35 a 37

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top