Menu

"Nuestra dignidad es más importante que la unidad de esta tierra.... Si no tenemos nuestra dignidad entonces tendremos que considerar nuestra separación de este país".

El sheik Nimr Baqir Al-Nimr, un líder religioso saudi de tendencia shiíta de la región de Al-Awamiya, quien actualmente se encuentra en la clandestinidad por después de pronunciar un sermón en el que exigió un cese a la opresión que sufren los shiítas saudíes.

En el 2005 el "International Crisis Group" (ICG por sus siglas en inglés) elaboró un informe titulado "La situación de los Shiítas en Arabia Saudita". Parte del resumen de este informe señala que desde el establecimiento del Reino de Arabia Saudita en 1932: "La minoría shiíta de ha sido objeto de discriminación e incitación a la violencia sectaria". El informe detalla cómo la población shiíta, mayoritaria en la rica y petrolera provincia del este y que constituye aproximadamente entre un 15 a 20 por ciento de la población total del país, permanece apartada y sin ninguna clase de representación en los estratos civiles más importantes de la sociedad, incluido el Gobierno (en el cual no tienen ninguna presencia), los sectores públicos, educación, justicia, policía y el ejército.

Las expresiones anti-shiítas en el sector educacional y las limitantes para las prácticas religiosas son problemas bastante notables (el Islam shia no se enseña en las escuelas, únicamente el wahabismo es permitido; por lo que los estudiantes shiítas deben identificarse oficialmente como "herejes" e "infieles" para aprobar sus exámenes)

El ICG hace una serie de recomendaciones en su informe, entre éstas:

*   Ampliar la presencia shiíta en las instituciones gubernamentales
*   levantar las restricciones hacia las prácticas religiosas shiítas
*    promover la tolerancia, eliminar las expresiones anti-shiítas en las mezquitas y escuelas, además de erradicar todas las declaraciones que inciten a la violencia en contra de los shiítas  

Hubo una relativa calma entre las autoridades saudíes y los shiítas después que en 1993 el rey Fahd hiciera promesas de flexibilizar las políticas restrictivas con el objeto de acercar a ambas partes.

El ICG advirtió que "el rey necesita actuar con firme resolución para  mejorar las condiciones de los más de dos millones de shiítas y frenar las hostilidades anti-shias" de lo contrario "una calma sin progresos concretos puede salirse de control".

Y efectivamente esto último ha sucedido.

Con pocas mejoras, y después de los violentos encuentros acaecidos entre peregrinos shiítas y la policía religiosa (quienes fueron sorprendidos grabando a peregrinas) en la ciudad santa de Medina en febrero, esa calma ha finalizado oficialmente.

Es de resaltar que nada de esto se sabría si de los medios de comunicación árabes dependiera, recientemente un violento rebrote ha tenido lugar en las ciudades de Al-Awamiya y Qatif en la Provincia del Este.

El 13 de marzo, el Sheik Nimr Baqir Al-Nimr, un líder y clérigo shiíta de Awamiya, señaló durante el discurso de la oración del viernes que a menos que la discriminación y la opresión en contra de los shiítas saudíes por parte de las autoridades políticas y religiosas acabe de una vez, se considerará la alternativa de la separación del Reino. En unas declaraciones en Internet el líder shiíta también señaló que: "Nuestra dignidad está atada, y si no se le libera, consideraremos otras opciones, todas las opciones legítimas serán evaluadas. Hemos visto con nuestros propios ojos cómo las autoridades golpean a las mujeres (en Medina). ¿En dónde está la dignidad? ¿En dónde está la justicia? (informe de prensa 22 de marzo de 2009).

El ministro de relaciones interiores del Reino Nayyef Ibn Abdul Aziz que se encontraba visitando al príncipe y ministro de defensa, Príncipe Sultán en New York inmediatamente ordenó su arresto.

Desde ese momento la situación se ha tornado bastante desagradable en Awamiya y Qatif (de donde provenían la mayoría de los peregrinos involucrados en los violentos encuentros en Medina). A pesar del silencio de la prensa árabe algunos medios disidentes como los sitios en Internet Rasid.com y Moltaqaa.com, así como la Agencia de Información Saudí han informado sobre la situación de Al-Nimr. Otros reportes indican que se han organizado algunas protestas y marchas pacíficas.

Por otro lado múltiples arrestos han tenido lugar incluido el del ciudadano estadounidense de 28 años Nuh Abdul-Jabber. Las autoridades de seguridad sacudieron nuevamente a Awamiya el 25 de marzo al cortar la energía (la ciudad consta de unos 45,000 habitantes) por tercera vez en 10 días. El Departamento de Estado estadounidense en aparente complicidad con el Reino se ha abstenido de pronunciarse.

No así Amnistía Internacional quien ha criticado las detenciones de hombres y adolescentes, además de mostrar su preocupación por el hecho de que éstos pueden sufrir torturas. En un comunicado exigieron su inmediata e incondicional liberación.

Pero ¿por qué debería alguien fuera del Medio Oriente preocuparse por esta situación?

Awamiya está localizada a cinco millas de Ras Tanurah, una de las más grandes fuentes de petróleo y sede de la Saudi Aramco, la compañía petrolera más grande en el mundo (por lo que cualquier plática o rumor de separación es inmediatamente aplacada).

Más allá de todo en el sentido estrictamente humanitario nos debe preocupar la situación de los derechos políticos, socioeconómicos y religiosos de los habitantes del Reino de Arabia Saudita. Cabe destacar que mientras todo el Reino permaneció en silencio durante los ataques de Israel a Gaza, sólo la población de Al-Qatif (la cual se identifica plenamente con los que sufren de la injusticia y opresión) se pronunció en apoyo a los palestinos.

Sus demandas y las de los shiítas en otras regiones y ciudades de Arabia Saudita son básicas y sencillas. Demandas que pueden ser atendidas de manera perentoria por parte del gobierno.Las protestas de la gente de Awamiya pueden resumirse en una sola de las palabras del discurso del sheik Al-Nimr, la cual se ha convertido en el grito de batalla de la minoría shiíta de Arabia Saudita: "Dignidad"

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top