Menu



Dijo Dios, el Altísimo:
"Y que haya entre vosotros un grupo que invoque hacia el bien, ordene lo bueno y prohíba lo malo; esos son los triunfadores."
Sura Âal 'Imrân; 3: aleya 104.
Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Si mi comunidad se vuelve indiferente al hecho de ordenar lo bueno y prohibir lo malo, que sepa que se ha puesto en guerra contra Dios, Elevado Sea.
Bihâr Al-Anwâr, t.100, p.92.
Dijo el Imam Amîr Al-Mu'minîn (P):
Quien abandona la acción de rechazar lo execrable mediante su corazón, su lengua y su mano, en verdad que es un muerto entre los vivos.
Bihâr Al-Anwâr, t.100, p.94.
Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Por cierto que el hecho de repeler del creyente una acción prohibida equivale ante
Dios a setenta peregrinaciones aceptadas.
Mustadrak Wasâ'il Ash-Shî'ah, t.11, p.278.
Dijo el Imam Amîr Al-Mu'minîn 'Alî (P):
Y ordena lo bueno que de esa forma pertenecerás a su gente (la gente de lo bueno); rechaza lo execrable mediante tu mano y lengua, y sepárate de quien lo perpetra con todo tu empeño; combate por (la causa de) Dios como se debe, que no te afecten los reproches de nadie acerca de Dios, y lánzate a las luchas por la verdad donde sea que fuere.
Nahy Al-Balâgah, p.392, carta 31.
Dijo el Imam Al-Bâqir (P):
Por cierto que ordenar lo bueno y prohibir lo malo es el sendero de los profetas y la práctica de los virtuosos; es una gran prescripción mediante la cual se establece el resto de las prescripciones, se salvaguardan las creencias, se hacen lícitas las transacciones y trabajos, se repelen los actos de opresión y se edifica la Tierra.
Al-Kâfî, t.5, p.56.
Dijo el Imam Amîr Al-Mu'minîn 'Alî (P):
El sostén de la shari'ah (ley islámica) es el hecho de ordenar lo bueno y prohibir lo execrable, y aplicar las penalidades establecidas (en el Islam).
Gurar Al-Hikam, p.236.
Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Quien observe un acto execrable que lo rechace con su mano si es que puede hacerlo; si no puede así que lo rechace con su lengua; y si tampoco puede de esta manera que lo rechace con su corazón.
Wasâ'il Ash-Shî'ah, t.16, p.135.
Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Quien ordena el bien y prohíbe lo execrable es el representante de Dios en la Tierra y (así también es) el representante de Su Mensajero.
Mustadrak Al-Wasâ'il, t.12, p.179.
Dijo el Mensajero de Dios (BP):
Mi comunidad permanecerá en un estado bueno mientras (sus miembros) ordenen el bien, prohíban lo execrable y cooperen entre sí sobre la base de la benevolencia y la piedad; y si no hacen así, serán despojados de las bendiciones.
At-Tahdhîb, t.6, p.181.
De entre los consejos del Imam Amîr Al-Mu'minîn 'Alî (P) a sus hijos Al-Hasan y Al-Husain -con ambos sea la paz- luego de recibir el golpe mortal de parte de Ibn Mulyam -que Dios lo maldiga-:
"¡Temed a Dios! ¡Temed a Dios! Combatid mediante vuestros bienes, personas y lenguas en el camino de Dios… No dejéis de ordenar lo bueno y prohibir lo execrable, puesto que si esto sucede vuestros malvados dominarán sobre vosotros, luego suplicaréis, pero no os será respondido."
Nahy Al-Balâgah, p.422, Carta Nº 47.
Dijo el Imam Amîr Al-Mu'minîn 'Alî (P):
Ordenar lo bueno es la mejor acción de las criaturas.
Mustadrak Al-Wasâ'il, t.12, p.185.
Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
La totalidad de las buenas acciones y la lucha en el camino de Dios, frente al hecho de ordenar lo bueno y prohibir lo execrable no son sino como un escupitajo en un mar convulsionado.
Bihâr Al-Anwâr, t.100, p.89.
Dijo el Imam Al-Bâqir (P):
Dios, Imponente y Majestuoso, le reveló al profeta Shu'aib (P): "Por cierto que voy a castigar a cien mil de tu pueblo: cuarenta mil de su gente malvada, y sesenta mil de su gente buena." Dijo: "¡Oh Señor! ¡Éstos, que son malvados, pero ¿por qué a los buenos?!". Entonces Dios, Imponente y Majestuoso le reveló: "Consintieron a la gente del pecado y no se enfadaron por (lo que provoca) Mi enojo."
Al-Kâfî, t.5, p.56.
Dijo el Imam Amîr Al-Mu'minîn 'Alî (P):
Ordenad lo bueno y prohibid lo execrable, y sabed que ordenar lo bueno y prohibir lo execrable, jamás apresuran la muerte ni cortan el sustento.
Wasâ'il Ash-Shî'ah, t.16, p.120.
Dijo el Imam As-Sâdiq (P):
¡Pobre de aquella gente que no profesa de la religión de Dios la acción de ordenar lo bueno y prohibir lo execrable! Mustadrak Al-Wasâ'il, t.12, p.181.

Fuente: Un Ramo de Flores, Centro de Investigaciones Islámicas Amir Al-muminin Ali, Isfahán, Irán, 2000, pág. 92 a 99

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top