Menu



Un dicho popular afirma que "no es lo mismo verla de afuera que estar adentro", y tal se aplica a la República Islámica de Irán, un país al que hemos visto con los ojos de los medios de comunicación occidentales. Incluso Irán fue puesto por los Estados Unidos en el "eje del mal", junto a Corea del Norte, Cuba, entre otros países, cuya característica es ser opositor a los Estados Unidos por aspirar a la libre determinación.

Pero, ¿qué se opina cuando se mira desde adentro?

Un grupo de ocho periodistas latinoamericanos visitaron Irán en el marco del 32 aniversario de su Revolución Islámica. Tras una gira que comprendió la capital Teherán, la Ciudad Sagrada de Qom y la ciudad cultural de Isfahan, además de entrevistas libres y visitas a diversos centros de producción, su punto de vista es radicalmente opuesto a lo que señala la prensa occidental, incluso, tuvieron la oportunidad de ver en directo la manipulación mediática occidental, que destacó la supuesta "protesta" ( el pasado 14 de febrero) contra el gobierno de Irán, cuando los periodistas visitantes se enteraron de primera mano que fue un pequeño grupo sin más apoyo que la propaganda mediática.

Una vista a la realidad iraní

"Realmente es completamente diferente a lo que nos informan los medios occidentales acerca de lo que es Irán. Irán es una potencia en el sentido económico, cultural, en el campo urbanístico. En lo que compete a Teherán, es una ciudad con 12 millones de habitantes, que realmente no tiene que envidiarle a cualquier ciudad europea. La limpieza de sus calles, un poco desorganizado lo que es el flujo vehicular, pero con unas autopistas hasta de cinco y seis carriles, avenidas por doquier, construcciones monumentales, las mezquitas, la gente, no hay bulla. La gente tiene mucha cordura, mucho respeto en ese sentido, que eso da muestra, da fe, de lo que es un país moderno y civilizado", opina Oscar Gutiérrez Botero, director de noticias de El Noticiero Reportero Caracol de la emisora Valle Estéreo de Buenaventura, Colombia.

Darwin Ávila Vanegas, periodista de, periódico popular Q'Hubo de Cali, Colombia, dice que "todas mis opiniones van en la corriente positiva, tomando en cuenta, primero, la belleza del país como tal, el avanzado de desarrollo que tiene en tanto a su infraestructura, transporte, medicina, desarrollo científico, y por otra parte, en el tema cultural, del cual pensábamos que era totalmente lento… o sea que estaba totalmente atrasado, pero vemos que culturalmente también siguen adelante y además, lo más importante de todo, el calor de la gente, la belleza de los iraníes, la amabilidad de la gente y el sentimiento libertario y revolucionario es algo que me ha impactado demasiado".

"La verdad es que uno, en occidente, particularmente en Colombia, se tiene la idea de que hay guerras constantes, que constantemente la gente se está levantando en contra de sus gobiernos, y ya estando acá uno tiene una visión completamente diferente. De pronto no va uno a desconocer que hay algunos levantamientos, algunos movimientos sectorizados, pero no es el "gran movimiento" como se trata de magnificar a través de los medios occidentales. Estando uno acá percibe la completa diferencia que hay, por lo menos, el que hubo recientemente posterior a la celebración del aniversario trigésimo segundo de la revolución, hubo hechos aislados dando a conocer que estaban en desacuerdo al mandato del gobierno de Irán, pero pudimos observar que fueron como unas cincuenta a sesenta personas que protestaron, prácticamente no trascendió mucho", destaca Christian José García Gómez, director/fundador del periódico Buenaventura Viva, de Buenaventura, Colombia, puerto sobre el pacífico colombiano.

Bruno Sommer director del periódico El Ciudadano de Chile, opina que "después de este viaje he llegado a la convicción de que Irán no es como lo cuentan los medios de comunicación de la patronal hacia occidente, que es un país bastante desarrollado en los ámbitos de la ciencia de la tecnología, la cultura, en lo vial con sus carreteras y tiene un pueblo muy respetuoso, tanto de los hombres como de las mujeres, porque si bien a todos nos puede llamar la atención que las mujeres llevan ese tipo de vestimenta y todo eso, entiendo que es parte de su cultura y que lo hacen por tradiciones que son de centenares de años".

Por su parte Fernando Del Corro, de la Agencias de Noticias de Argentina, se atreve a ser un poco más crítico: "Irán es un país que uno sin conocerlo previamente, porque uno viene por primera vez, como es mi caso, por lo que uno lee, lo que conoce de otros países, ha dado saltos muy importantes en algunas áreas que se nota manifiestamente, como en el tema de la limpieza, de la seguridad, con la falta de policías por todos lados, hay algunos policías pero no está llena la calle de policías, como sucede por ejemplo en los países de América del Sur o América Latina en general, se ve que la gente tiene un nivel de vida más o menos bueno en el sentido de que hasta los mendigos van relativamente bien vestidos, no se ven pordioseros, hay gente que pide pero no son zaparrastrosos como decimos nosotros, esto implica que los saltos que han dado son muy importantes, pero al mismo tiempo me da la impresión de que hay una política de incrementar el consumismo, una política que yo cuestiono en todas partes, el enorme parque automotor descomunal que hay es un índice de esto, me parece que estos temas se tienen que corregir, pero lo bueno que he notado también es que, por lo menos, en ciertos sectores del poder, yo he hablado con varios religiosos, incluso con alguna gente vinculada a los negocios, que han admitido que el consumismo es un peligro a largo plazo".

Eduardo Godoy Peña, director de noticias del sistema de Redes de Teledifusión Popular de La Paz, Bolivia, compara el proceso revolucionario de su país con el de Irán: "Estoy gratamente impresionado porque nosotros venimos de trabajar en un proceso revolucionario también, como el que se ha gestado con el presidente Evo Morales. Encuentro que tenemos muchas similitudes en cuanto a las estrategias de éstos procesos revolucionarios, porque ambos países estamos buscando una vía alternativa a lo que son el modelo socialista y el capitalista y creo que en la recuperación de los valores éticos, morales, espirituales está la respuesta, así como Irán, en base a su religión, está proyectando una nueva sociedad, nosotros también estamos recuperando los valores ancestrales de nuestras culturas nativas para proyectarlos en un paradigma social nuevo".

Pedro Rivas de Acá Los Pueblos, Uruguay, es la segunda vez que visita Irán, así que él "ya tenía claro el concepto desde el año pasado, que fue la primera vez que visité Irán, lo había comprendido antes, inclusive, me daba cuenta que se ha organizado una patraña internacional a través de los países poderosos contra Irán, y bueno eso los he mantenido, lo mantengo y lo mantengo a través de nuestros medio también, en Uruguay".

En el interior del "eje del mal"

Al respecto Gutiérrez Botero afirma que "lo que pasa es que Irán defiende su revolución islámica, que es la defensa de su patrimonio, tanto cultural y la defensa del Islam en el campo religioso, donde pone énfasis en toda su vida cotidiana en Dios, que está presente en toda actividad. Cuando un país trata de sacudirse, de independizarse, inmediatamente el imperio o los países imperialistas, tratan de minimizarlo, es el caso de Irán, que lo colocan en la misma bolsa en que colocan a otros países del medio oriente y eso no es cierto".

Ávila Vanegas, agrega que "el imperio siempre a tratado por "debanquiar" (derribar) a países que están intentando obtener un desarrollo a corto, mediano, y largo plazo, y pienso que es un impacto negativo que Estados Unidos siempre esté poniendo a éstos países en tela de juicio ante el mundo entero, pienso que es algo negativo que no debe de ser así, no estoy de acuerdo con esa aseveración que hace Estados Unidos de Irán".

Por su parte García Gómez, señala que "eso es propio del imperialismo que trata dentro de lo posible dar a conocer que Irán es lo peor, pero todo en la vida es como que cada cual defiende sus intereses. En estos momentos Estados Unidos se ve afectado por los intereses de Irán porque no está dentro del grupo de sus aliados, tanto así que podemos observar que hay bases militares norteamericanas en los países que están alrededor de Irán, a manera de amedrentamiento, de demostrar que cualquier cosa que haga Irán allí están estas bases respondiendo, pero de igual manera podemos observar que no, que Irán, por lo menos lo que nos ha mostrado, lo que hemos visto, es que hay muchos deseos por el avance científico, la industria del automóvil, del turismo, y lamentablemente a veces se tiende a señalar a las personas que visitan Irán, precisamente para eso, para tratar de aislar a Irán a nivel mundial, ya nadie quiere venir acá, que todo el mundo hable mal de Irán, y se da como que en verdad es el eje del mal, pero yo creo que lo consideran el eje del mal porque sencillamente no es aliado de los Estados Unidos".

Una "maquinación", afirma Sommer: "Me parece que es una maquinación de tipo político por los intereses que tienen, tanto los Estados Unidos como Inglaterra en el petróleo que tiene Irán. El verdadero "eje del mal" es Estados Unidos y el sionismo de Israel, creo que en ese tema los medios de comunicación tenemos una gran labor que hacer, porque aquí hay una especie de batalla semiológica, de los sentidos, donde ellos tratan de poner a este país, incluso a Venezuela, como parte de un "eje del mal" que no es tal, de hecho la cultura del Islam lo dice, el Islam no ataca no le hace la guerra a nadie, el Islam en Irán reacciona cuando lo atacan, cuando se siente oprimido, pero los que andan haciendo guerras por el mundo, ¿no es cierto?, con una bandera de democracia pero a punta de tanques y cañones es Estados Unidos no Irán".

Del Corro, como argentino que vivió un suceso en el que Israel involucró a Irán, pone un ejemplo de las mentiras alrededor de Irán, afirma que "no, no, yo nunca creí lo que se dice afuera de Irán, ésas cosas que ha inventado la derecha sionista, que inventa Estados Unidos nunca las he creído. En Argentina con Irán hay serios problemas a partir de que se les ha inventado a los iraníes algún par de atentados que hubo en Argentina, particularmente el de la Asociación Mutual Israelita Argentina, una mutual de servicios sociales de los judíos para Argentina que voló (fue dinamitado) hace varios años, ya van a ser algo así como 17 años y en ese momento el Embajador de Israel, antes que nadie diga nada o investigase, llegó a decir que ese atentado lo cometieron los iraníes, después el gobierno argentino, por razones políticas, sus vinculaciones muy estrechas con los Estados Unidos, salió a admitir eso, se hicieron investigaciones totalmente falsas, inventaron cosas, y en ese marco se creó toda una idea de que el gobierno iraní era un grupo de terroristas, yo la verdad nunca creí eso, porque además tengo datos suficientemente firmes, de gente de confianza que participó en la investigación, que demostraron que todo eso fue un gran invento, por lo tanto, esta idea que hay en muchas partes que el gobierno de Irán es un gobierno terrorista yo no me lo creo, ¡nunca me lo creí!"

Godoy Peña, califica el "eje del mal", como "un absurdo" y agrega que "todos nos damos cuenta en América Latina que toda esa propaganda negativa del imperialismo con relación a los países "rebeldes" es, pues, interesada, por el contrario, aquí hemos descubierto un pueblo generoso, un pueblo pujante, trabajador, un pueblo que busca su libertad, ama su libertad, y fundamentalmente ama su Creador, ama a Dios, no hay represión, estamos en un país libre, lo hemos constatado".

Y Rivas reafirma: "No se necesita mucho, hay que analizar simplemente los pueblos y aquellos que tienen acceso a la información y analizar cómo se ha movido el imperio permanentemente y te vas a dar cuenta que se va a desprender solo cuál es el problema con Irán. El problema con Irán no parte de ahora ni de las cosas que se inventan, sino que parte de que durante el reinado del Sha, Estados Unidos tenía acá 500 asesores y 150 mil efectivos de tropa, se quedan con el petróleo de Irán, la riqueza de Irán, le vendían todos los artículos de primera necesidad, porque Irán no producía, y cuando en algún momento alguien dijo "no, esto no va más", Irán pasó a ser el "eje del mal", pero si hubiera seguido con la misma tradición de explotación por parte del imperio no hubieran dicho nada, Irán hubiera sido el "eje del bien" como era en la época del Sha Reza Pahlevi.

Fuente:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top