Menu

Mustafa  Al-Salvadori es un autor poco convencional, y ello hace que su producción literaria sea algo refrescante, espiritual, grave y jocosa a la vez. Con la aparición de su anterior libro, << El Corazón en La Revolución>>, fuimos testigos del nacimiento de una tendencia en lo que a producción literaria se refiere, la ‘Poesía Islámica  Latinoamericana´, y aunque Mustafa  Al Salvadori no cree en la ´poesía´, sin pretenderlo se ha convertido en el iniciador de este nuevo movimiento que ya ha despertado interés en diversos países. 

En esta nueva obra, el lector se enfrenta cara a cara con un estilo sin igual del autor, se trata de una fusión de dadaísmo y absurdo con una temática islámica, definitivamente es algo que solo en un autor como Al- Salvadori es posible encontrar, y es ahí en donde radica su originalidad, característica que le da valor a su literatura, por eso creemos apropiado homologar esta obra con la frase orteguiana <<El buen ejemplar no puede serlo sino es fecundo, creador de algo>>(1) y en este sentido Mustafa Al-Salvadori  no solo es fecundo, sino originalmente creador y artífice literario.

No cabe duda que el autor —uno de los fundadores de la ´generación comprendida del Islam en El Salvador´— nos presenta una serie de vivencias, creencias, y reflexiones acumuladas  en el devenir de muchos años; y el protagonista de este libro (la sombra) es un personaje que el autor creó en 1996; cuando le pregunté que por qué se había demorado tanto en sacarlo a la luz, me respondió: <<lo puse a dormir para que pudiese soñar con vos>>.

Con su dadaísmo, Mustafa Al-Salvadori nos hace pensar incluso en temas como el etnocidio de 1932 en El Salvador. Por su parte, pone al lector frente a varios conceptos religiosos y culturales, extraídos de Islam, lo que irremediablemente nos conduce a severas reflexiones sobre la experiencia vital y post  vital de la vida misma, aquella de la que nos habla con insistencia el texto coránico y las tradiciones islámicas.
Tenemos en nuestras  manos una obra pionera de la que esperamos sea una tendencia, una corriente, un movimiento que en el futuro (Insha´Allah) pueda contar con muchos autores que contribuyan al enriquecimiento no solo de la lengua española sino también de la literatura universal.                              

Bilal Portillo
Director de 
la Revista Biblioteca Islámica                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    


1 Ortega y Gasset, El Espectador. Biblioteca Básica Salvat, Salvat editores S.A, España 1971. Pág. 97.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top