Menu


 "Exégesis" es aquello que descubre qué dice el Corán en sí mismo, no lo que las personas desean que diga. "Exegeta" es quien se pone a sí mismo bajo el control y disposición del Corán como su alumno, no quien trata (con conocimiento o sin él) de imponer su pensamiento sobre el Corán como si fuese su maestro. Al respecto, el sheij Makarim Shirazi en la introducción a su exégesis "Tafsir Amzal" nos dice: ¿Qué significa "Tafsir"? Este término en árabe significa "interpretación" (o "exégesis") y también "apartar el velo del rostro". ¿Acaso el Corán, que es una luz clara y una palabra expresiva, necesita de esto? Claro que no. Sobre el rostro del Corán no existe ningún velo que lo oculte. A través del Tafsir, nosotros apartamos el velo de nuestros propios espíritus, nuestro intelecto y nuestra mente, a fin de poder comprender los sentidos del Corán, su espíritu y su contenido.

Por otro lado, el Corán no presenta una sola dimensión. En efecto, él posee una dimensión general, abierta a todo el mundo, que es una luz clara y una herramienta para encaminar a todas las criaturas. Pero además tiene otras dimensiones que sólo muestra a los investigadores, los pensadores, los sabios, los amantes de la verdad, los buscadores del camino y otros similares. A cada uno de ellos, el Corán les brinda una parte de lo que buscan y anhelan, según la capacidad de cada uno, su esfuerzo y sinceridad en la búsqueda. Estas dimensiones que en el lenguaje de las Tradiciones ("Ahadis") se llaman "el interior del Corán" no son evidentes para todos. En otras palabras, no todos los ojos pueden verlas.

El Tafsir le otorga fuerza a los ojos y aparta los velos, dándoles la capacidad necesaria para percibirlas en la medida de su posibilidad.
Algunas de estas dimensiones se han aclarado y hecho evidentes con el paso del tiempo, gracias al desarrollo de las experiencias del género humano y al crecimiento de las inteligencias y los pensamientos. Esto es a lo que se refería Ibn Abbas cuando decía: "El tiempo interpreta al Corán".

Por otro lado, según la frase "Algunas partes del Corán interpretan a otras", el Corán se interpreta a sí mismo. Sus propias aleyas son las encargadas de revelar los significados de las partes menos claras. Esto no se opone a la cuestión de que el Corán es una luz y una palabra clara, pues esto se refiere a todo el Libro en su conjunto, el cual es expresivo y brillante.

Fuente: Exégesis del Sagrado Corán Tomo I

(Abarca la primera parte del Corán, desde su inicio hasta la aleya 2:141)

Compilación y traducciones:
Sheij Muhammad Moallemi Zadeh
Martha Golzar
Rahmatul.lah Golzar.

Colaboración:
Dr Néstor D. Pagano
(Abdallah Yusuf de La Plata)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top