Menu

Assalamu aleikum. En nombre del Altísimo y Misericordiosísimo:

Nací un 30 de octubre de 1961, en la ciudad de Ciudadela, Provincia de Buenos Aires , Argentina, mi vida fue simple, estudios, trabajo, diversión, cosas normales de cualquier muchacho, simple.
Mi creencia religiosa, siempre fue de respeto a todas las religiones, sin participar en ninguna. Creía sólo en Dios, pero no me preocupaba en buscarlo o servirle. Pasaban los años y comencé a cuestionarme cosas de índole religioso, si es verdad que existía un Dios, como podían pasar tantas cosas malas en el mundo, el porqué de las guerras, las muertes de personas muy jóvenes, de niños, porqué, porqué y más porqués, rondaban por mi cabeza y no hallaba respuestas a mis porqués. Comencé a investigar lo que decía cada religión, sin participar en ningún credo, buscaba material o hablaba con personas, sólo que nunca conocí a ningún musulmán en esa búsqueda a mis porqués. El vacío era el mismo, de que cuando comencé a cuestionar cosas.
En el año 2004, leo un artículo en un diario de argentina sobre el Islam y me impactó, hablaba del Iman Khomenei (a.s.), su lucha, su entrega, su exilio, su muerte y su posterior reconocimiento...en verdad me impactó gratamente, allí fui a la guía de teléfonos y busqué alguna dirección de una mezquita cerca de mi casa y encontré la Mezquita At-Tahuid en Floresta, Capital Federal, Argentina, me preparé en la semana y me fui, sin preparar nada, ni agendar una entrevista. Alhandulillah, allí estaba el Sheij Ali Phol, una excelente persona, con una sabiduría única , atencioso y con la paciencia infinita, donde charlamos por más de 3 horas, en las cuales salí muy fortalecido, él al concluir nuestro primer encuentro, tuvo la delicadeza de obsequiarme 27 libros y revistas, entre los cuales se encontraban 2 libros del Imam Khomenei, 2 del Imam Khamenei, sobre familia, sobre la Shi`ia, la Gente de la Casa (a.s.), el Imam Husseyn (a.s.) y revistas Kauzar, y Zaqalain, entre otros libros muy importantes....puedo decir que devoré ese material, tanto así que a la semana volví, y hablamos con el Sheij Phol por el mismo espacio de tiempo, mi decisión estaba tomada, deseaba abrazar el islam como religión y servir Al Creador de la mejor manera, aprender a ser un buen musulmán, importándome mis hermanos, vecinos y desconocidos. Mis visitas a la mezquita se sucedieron por el termino de 1 mes más o menos, por cuestiones de trabajo, tuve que viajar a Brasil, país en el cual me encuentro hasta hoy, el cambio fue chocante, porque mis destinos de trabajo no encontraban ningún centro islámico, para poder seguir aprendiendo el islam, ya no tenía material para estudiar porque el que me había regalado el Sheij Phol, estaba todo leído. Allí comencé a estudiar por internet, buscar y rebuscar, enviando cartas y e-mails a diferentes mezquitas sin saber a qué escuela seguían.

El 19 de noviembre del 2005 , después de un examen de conciencia hice mi shahada ante Dios, y comencé mi Dawa, que sigue hasta hoy, después fui conociendo diferentes hermanos. Adopté el nombre de Abdullah Abbas, porque me considero un siervo de Allah (a.s.s.s.a), y dejé atrás mi nombre de nacimiento como Darío Daniel Celle. En el termino de 2 años, pasé por centros islámicos en Refice- Pernambuco, Rio de janeiro, Salvador_bahia, y Natal, Rio grande del norte, lugares sunitas, en donde intentaba hablar con hermanos de la Shi`ia, he tenido a veces problemas por eso, pero muchas veces, aquellos hermanos quedaban sin fundamentos en nuestros calurosos debates, nuestro Creador quiso que muchos de ellos se conviertan a la Shi`ia y la practiquen hasta hoy día.
Nuevamente el destino, me llevo a una ciudad, sin musulmanes, Joao pessoa, Paraiba, a todo esto yo me había casado y mi esposa estaba esperando a nuestro bebé  cuando ella hizo su shahada, alhandulillah, el Altísimo colocó a una compañera idónea para mí, ella tiene la misma fuerza y abraza nuestra causa de la misma forma que yo, inshallah sigamos con estas bendiciones. En noviembre del 2007 nace nuestra hermosa hija, Pampa Carolina, y sentimos que es el premio de Dios a nuestra dedicación, hubo un lapso de 3 meses que sólo hacía mi salat, porque no había interés de las personas no musulmanas de escuchar sobre el islam. Un día envié unos e-mails a diferentes mezquitas y centros Shi`ias, y ese mismo día, tengo respuesta de uno, era el hermano Gamal Oumairi del IBEI (Instituto Brasilero de estudios islámicos), con sede en Curitiba-Paraná, diciéndome que habían unos hermanos shiitas en una ciudad de nombre Belo jardim en Pernambuco que podría sumarme a ellos y ayudarlos en lo que pudiera, estos hermanos recién habían venido de Irán, sin pensarlo, juntamos nuestras pertenencias y nos fuimos con mi familia a conocer a esos hermanos, ellos tenían un centro islámico y estaban hacía varios años funcionando, me sume a su proyecto inmediatamente y nos pusimos a trabajar, hasta que se sucedieron unos problemas y se cerró ese centro, con la esperanza de un día seguir llevando el islam al nordeste de Brasil.

De allí volvimos a Curitiba con el hermano Gamal, pasamos unos días allí y nos trasladamos a Foz de Iguazu-parana, en donde estamos actualmente, acá vamos a la Hussayna de Foz, participamos de la comunidad islámica que es muy grande. Inshallah en Junio de este año el Sheij Madani de argentina, Director Religioso e la mezquita Al-Iman y del ASAI, nos visitará en mi hogar, para proseguir con el Dawa en otras localidades que él designe. Hermanos, como leerán Dios está en mi corazón, Allahu Akbar, no pasa un día que no agradezca todo lo que Él, hace por mí y mi familia, me siento muy agradecido de haber conocido el islam y poder humildemente llevar lo poco que sé  a otras personas deseosas de conocer nuestra hermosa religión. Inshallah en julio estaré haciendo un curso en la Mezquita At-Tahuid, hasta octubre, en donde entre otros , inshallah estará el Sheij Abdul Karim Paz, después de eso si Dios lo permite, estaré haciendo mi Hajj a finales de Noviembre, y de regreso, también si Dios así lo permite, en el mes de Diciembre estaré haciendo el curso en Irán, mis queridos hermanos, sólo tengo palabras de agradecimiento para con Dios, para con los hermanos que han pasado por mi camino y para con las personas que se acercaron a nuestra religión. Sólo sé que soy un siervo de Él, y mi camino está en donde nuestro Creador lo disponga, a Él le pertenecemos y a Él nos entregamos.
Que la paz esté siempre con ustedes, mis queridos hermanos


0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top