Menu

"El Islam llenó mi vacío espiritual"
Testimonio de Ibrahim Marroquín (El Salvador)


En el nombre de Dios



















Mi nombre es Víctor Larín, nací un 6 de diciembre de 1970 en San Isidro departamento de Sonsonate (El Salvador), provengo de una familia humilde, rayando en la pobreza, eso causó cierto desconcierto en mi familia, mi familia cercana es prácticamente desintegrada, mi infancia se caracterizó por la carencia de cercanía de mis padres, ya que mi madre tenía que buscar el sustento afuera de casa. En cuanto a lo religioso desde esa infancia aprendí los dogmas católicos heredados y practicados por mi familia, la cual solía cumplir con ciertos preceptos de esa creencia, así crecí siendo un católico que se decía creyente.Después de un tiempo me tocó dejar los estudios, porque o eran los estudios o la alimentación, luego al llegar mi adolescencia presté servicio militar, al salir de allí me embarqué en un camino bastante áspero, lleno de vicios, música rock, alcohol, drogas y mal andanzas. Estas mal andanzas me llevaron al hospital debido a que contraje Hepatitis, pasé 20 días hospitalizado, al salir de esta enfermedad busqué una opción espiritual distinta del catolicismo y así me bauticé como adventista. La verdad no cambié mucho ya que seguí con mis malos pasos y terminé por abandonar esa iglesia y olvidarme de Dios, todo para volcarme al llamado "Black Methal" es decir música diabólica y observé cultos satánicos, luego viví en Colombia por unos años y no encontré ningún cambio aun saliendo de El Salvador, Dios estaba fuera de mi vida. Pasó algun tiempo y volví a padecer de sequía espiritual, no encontraba sentido a nada, empecé a leer la Biblia y a tratar de ayunar y orar, quería experimentar algún cambio, lo buscaba con insistencia, considero que eso fue el principio de mi verdadero cambio.

Volví a comenzar mi búsqueda espiritual, navegaba por el Internet durante horas para ver si encontraba algo, pasaron los días, luego en un intenso día de oración viví una experiencia espiritual en donde sentí que Dios quería darme una guía, un camino a seguir. Asi intensifiqué mi búsqueda, me atraía el Hinduísmo, busqué sobre esta religión y resultó que la primera página apareció en el buscador era islámica y entré a leer, después de leer quedé convencido que el Islam era lo que yo buscaba. Empecé a buscar más páginas, libros, visité bibliotecas, envié correos electrónicos, y al final salí a buscar algún lugar islámico. Viajé hasta San Salvador y econtré un lugar que no era de una naturaleza 100% islámica y decidí sefuir buscando una mejor opción, así llegué hasta el Islam shiita, y ahí sentí que verdaderamente el Islam llenó mi vacío espiritual, hoy mi familia cercana es también musulmana y me acompaña en este nuevo camino del Islam. Espero que la gente pueda superar los miedos hacia el Islam y decirles que se animen a buscar información sobre esta hermosa fe.

Assalamu aleikom 

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top