Menu


















Por Bilal Portillo

La Revista Biblioteca Islámica entrevistó al profesor Ricardo Panizza, argentino experto desde hace más de 35 años en el Arte Caligráfico Árabe, conocido como el “Padre de la Caligrafía Árabe latinoamericana” escribe, imparte clases y seminarios sobre Caligrafía Árabe en varios países del mundo y tiene su propio espacio de televisión en donde da a conocer este bello arte.

1 Cómo se inició en el arte de la caligrafía árabe, el cual es tan poco practicado en nuestra América Latina

—En el año 1959 viajé hacia Medio Oriente -desde mi opinión un mundo incomparable rodeado de permanente encuentro con la belleza-, residiendo allí dos años y medio. La forma de vida, las mezquitas, el llamado a la oración, la escritura, entre tantas muchas otras cosas me produjeron una impronta extraordinariamente fuerte. De regreso a la Argentina comencé a practicar con las letras árabes y así comenzó todo. Pasado los años la necesidad de aprender más se hizo muy fuerte. Quiero puntualizar que además de lo dicho la fe tuvo una importancia fundamental en el desarrollo de mi trabajo al que considero una “dawah”. Ya estoy absolutamente compenetrado con el arte y el mismo se ha transformado en mi razón de ser, el motivo base de mi vida. Mi corazón diseña, piensa, vive, realiza caligrafía sólo por la Misericordia de Allah. Al comienzo mi trabajo no tenía demasiado eco, no era comprendido. Pasado los años las personas se acostumbraron y aceptaron ese “arte de letras” diferente y creo que ya no resulta tan ajeno al interior del ser humano. Continúo trabajando en la esperanza de seguir perfeccionando la obra, jamás podré hacer un trabajo perfecto, pero en el intento diario está plasmada la aspiración de mejorar.

2 ¿Cuáles son los calígrafos que mayor impacto ejercen en su trabajo?

—Sería injusto no nombrar a todos los Maestros del Arte Caligráfico Árabe , no obstante puedo citar algunos entre los que se cuentan los calígrafos de la corte de Soliman el Magnífico, especialmente Ahmad Qarahisari. También los grandes Maestros iranios de la letra tanto antiguos como modernos entre los cuales destaco a Jalil Rasoulli a quien titulo como “poeta de la letra” por sus hermosos trabajos cuyas trazos asumen las más variadas formas. Aquel que realiza caligrafía árabe debe abandonarse a lo que el corazón le dicta y como generalmente se escriben textos religiosas, esas palabras llevan el lenguaje del corazón en sí mismas, por lo tanto la inspiración la da el mensaje y el mismo se plasma en la flexibilidad y adaptación de la escritura. Otros Maestros para citar: Hashemi de Baghdad. Entre los modernos: Masoudi, Ghani Alani, ambos residentes en Francia.

3 Háblenos profesor Panizza un poco sobre la historia del Arte Caligráfico Árabe

—La llegada del Islam cambió para siempre el destino del pueblo árabe y también del mundo. La brisa fresca del monoteísmo refrescó los corazones de los hombres y mujeres que comprendieron el Mensaje revelado al noble corazón del Profeta Muhammad (saaws) por la Gracia de Allah. A los efectos de erradicar definitivamente la idolatría de dicho pueblo, la nueva religión establece la prohibición de la adoración de representaciones figurativas y es así como la caligrafía resuelve, de alguna manera, la tensión existente entre representación y abstracción, ofreciendo en los lugares santos un substituto a la decoración figurativa. El Arte Caligráfico Árabe  nace de una necesidad de representar por medio de letras la palabra del Qur’an Karim.
Al tener que expresar la palabra divina, la caligrafía comienza tempranamente a transformarse en un medio grafico de incomparable plasticidad y belleza, al mismo tiempo que impacta el alma del creyente por la calidad del mensaje.
Veamos cuándo aparece por primera vez la palabra “cálamo” en la historia del Islam. Recordemos la Surah Nº 96 “Los Coágulos”. Ese capítulo marca el inicio de la revelación profética, y es en la aleya Nº 4 que podemos leer: “…que ha enseñado el uso del cálamo”


الَّذِي عَلَّمَ بِالْقَلَمِ ﴿٤﴾

No obstante lo dicho existen otras apariciones de la palabra “cálamo” en el Qur’an Karim.
Estudios realizados determinan que la escritura árabe existía antes del Islam. Sus dos formas primarias son: una ligera y cursiva la cual da origen al estilo "neskhi", la otra angulosa, hierática, la cual será llamada más tarde “kufica”. Los primeros árabes aprendieron la escritura cursiva del pueblo “nabateo”, en la región de Hourán en Siria.

4 - Este arte tiene diferentes estilos háblenos un poco sobre estos estilos y cuál es el estilo en el que usted desarrolla su arte

—Los seis estilos, conocidos en lengua árabe con el nombre de “aqlam as-sittah” también son designados en las lenguas Persa y Turco como “shish qalam”, son estilos cursivos que fueron los primeros en ser elevados al nivel de estilos mayores cuando fueron sistematizados a la estricta ortodoxia caligráfica por Ibn Muqlah (m. 940). Adquirieron gracia y belleza en las manos de los maestros calígrafos que sucedieron al precitado Ibn Muqlah, particularmente con Ibn al-Bawwab (m. 1022), el gran Yakut al-Musta´simi (m.1298), Shaykh Hamdullah al-Amasi (m. 1520) y Hafith ‘Uthman (m. 1698). En rigor a la verdad deberemos decir que la traducción literal de “aqlam as-sittah” o “shish qalam” es seis plumas y por extensión seis estilos. Los nombres de los mismos son Thuluth, Naskhi, Muhaqqaq, Rayhani, Tawqi y Riqa. Tratar de describir dichos estilos con palabras es una tarea que carece de operatividad dado que por ser elementos gráficos es preciso presentar gráficamente cada uno de ellos y compararlos entre si. En cuanto al estilo que se desarrolla en mis trabajos no puedo nombrar a uno es especial. La creatividad no opone límites, sino que abre un campo muy vasto de experiencias. El estilo kúfico se origina de la escritura siríaca. Los árabes preislámicos llamaban a esta escritura "hiri", según el nombre de su ciudad, Hira, en Mesopotamia. Muy pronto los musulmanes construyeron la ciudad de Kufa y a partir de ese momento la escritura se llamo "kufi". Respecto a cual de los estilos prefiero, esa es una pregunta difícil de contestar visto que hablar de un estilo sería dejar de lado a otros. Mi corazón es el que decide y generalmente los trabajos salen por obra y Misericordia de “Rabbi al ‘Alamín” quien me inspira siendo que este calígrafo se deja llevar.

5 Desde un punto de vista estético, ¿cuáles son las características más notables del Arte Caligráfico Árabe?

—Desde mi punto de vista la característica más notable de la grafía arábiga es su flexibilidad plástica. Posee además características únicas que trataré de explicar a continuación en la forma más sencilla posible. El alfabeto arábigo está compuesto de 28 letras, en la que se incluye la letra que inicia el alfabeto. Esa letra se denomina Alif, siendo ésta la que da origen al resto de las 27 restantes. ¿Cómo se puede justificar lo dicho? Veamos, la letra Alif es una línea, modificando esa letra podemos obtener la totalidad del alfabeto, es por eso que hay que considerar a dicha letra como poseyendo tres características a saber: Su ipseidad (ella es quien es por si misma), su cualidad evolutiva (origina al resto del alfabeto) y su cualidad involutiva dado que todas y cada una de las letras que componen el alfabeto pueden ser retornadas a una línea, es decir al Alif. Invito a las personas que lean el presente artículo a que hagan la prueba. Me pregunto ahora, ¿qué otra grafía posee esas extraordinarias características? Estudiando los varios alfabetos veremos que no existe otra escritura que posea las cualidades descriptas.

6 Por qué se considera en el mundo islámico que el arte caligráfico es el “arte mayor”

         —Es considerado arte mayor porque pone en manifiesto la palabra de Allah, y no hay nada más grande que ello. De hecho decimos: “Allahu Akbar” es decir Allah es más Grande. Siendo “Akbar” un comparativo, Allah es Más Grande que cualquier ser o cosa que podamos imaginar, tanto en los cielos como en la tierra.

7 ¿Cuál es la influencia que ejerce la fe islámica en este arte?

—La fe islámica es todo en el Arte Caligráfico Árabe , el mismo es el hijo dilecto del Islam, sin su impronta religiosa el arte caligráfico no hubiese existido. Es bueno recordar que el IVº Califa ‘Ali-Ibn-Abi-Talib (ra), no solamente fue un versado en las ciencias coránicas sino que también fue un excelente calígrafo.

8 ¿Cómo ve usted el interés que despierta este arte en las personas y centros de estudio latinoamericanos de acuerdo a su experiencia?

—El Arte Caligráfico Árabe  despierta un gran interés en virtud que es una expresión artística muy poco desarrollada y muy poco conocida en los medios culturales. Sin embargo es una expresión plástica única. A las personas que observan los trabajos les resulta difícil comprender cómo detrás de esa combinación de líneas se encuentra un mensaje claro que impacta vivamente en tres puntos: por la visión simple de la composición gráfica, intelectualmente en la lectura del mensaje y espiritualmente por el contenido de dicho mensaje.

9 Qué mensaje desea dejar a los lectores de la Revista Biblioteca Islámica

—Sería interesante para los lectores de la Revista Biblioteca Islámica intentar acercarse en forma práctica a este arte maravilloso, observando, comparando, viendo y sintiendo. Todo lo expresado anteriormente forma parte de un “contactarse” con el bagaje extraordinario que hace al variado abanico polifacético de una poderosísima impronta cultural que dejó de ser patrimonio de una etnia y se inscribe en el patrimonio de la humanidad entera. Por otra parte, el arte islámico en general, es un arte original sin apoyatura alguna en manifestaciones artísticas anteriores. Es absolutamente original y si profundizamos aún más yendo a sus fuentes podremos comprobar que todo se originó en la fe de un Mensaje proveniente de Allah y que fue recibido por el Profeta Muhammad (saaws), siendo que a partir de allí comenzó todo.
Visto que es un Mensaje Universal evade el tiempo el espacio y las manifestaciones individuales de los pueblos del mundo. A su vez es atemporal, aplicable la misma enseñanza en todo tiempo ya que la misma le habla al corazón del hombre y el corazón del hombre es la sede Divina según un Hadith que dice: “Ni el cielo ni la tierra pueden contenerme. Sólo el corazón de Mi fiel servidor puede contenerme”. Entonces al encontrarnos con un mensaje caligráfico que nos habla del Mensaje de Allah a través de su Bendito Profeta sabemos que ese mensaje es para el corazón y el mismo es “sin tiempo” dado que alberga al Creador de Todos los Mundos.
Aquel que enseña Arte Caligráfico Árabe debe ejercitar tres condiciones:

a)   La paciencia, al tener que construir un nuevo lenguaje interno en quien no sabe.
b)   La generosidad, pues debe darle todo a su alumno sin guardarse nada para si.
c)   La humildad, al intentar conseguir que el alumno supere a su maestro.

Finalizo esta entrevista con una frase que me parece adecuada para todos aquellos que estamos en el hermoso e incomparable Sendero de la Fe, dice un Hadith:

«El hombre es Mi secreto y Yo soy su secreto. El conocimiento interior de la esencia espiritual (ilm al-batin) es un secreto entre Mis secretos. Yo no lo deposito más que en el corazón de Mi servidor, y nadie aparte de Mi puede conocer su estado.»

Quisiera agradecer a la Revista Biblioteca Islámica el haberme dado la oportunidad de esta entrevista, esperando que la misma avive la llama del entusiasmo por la letra en el corazón de los lectores.



1 comentarios:

  1. Muy interesante la información, recomiendo visitar https://preply.com/es/skype/profesores--árabe un excelente curso donde podrás aprender y practicar por skype con maestros de árabe en linea

    ResponderEliminar

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top