Menu













El caso de Israel resulta particularmente interesante por varios motivos, de entre ellos podemos hacer mención del gran contraste religioso, cultural, y socio-político entre el país y todos sus vecinos de la región árabe y más aún en contraste con Irán a través de la historia principalmente desde que Israel implantó su régimen sionista en 1948. Según hemos visto en la prensa, Israel resulta ser el país directamente amenazado por la nación persa tras las declaraciones del presidente Ahmadineyad sobre borrar a Israel del mapa y negar el holocausto judío; a este respecto la primera “declaración” es parte de la manipulación de los medios y la información –he detallado este asunto en otro apartado—y con respecto a la segunda “declaración” el Presidente no ha negado el hecho histórico sino que alega que las cifras de las muertes judías han sido exageradas y que el Holocausto no solamente fue judío y que no debe darse completa prioridad a este conjunto, también fueron víctimas otros grupos sociales y religiosas. La opinión oficial israelí confirma que las declaraciones de Ahmadineyad fueron efectivas y que constituyen una amenaza real para su país, podemos confirmarlo en los medios de comunicación, instituciones gubernamentales y como fuente inmediata y de primera mano cuento con  la opinión de la señora Colette Avital, parlamentaria del Knesset y ex miembro del Partido Laborista de Israel, al respecto ella nos dijo:

“Israel does not have nuclear weapons. It has the capability, but has never tested any device, and has made no threats on anyone”[1].

Esta declaración es la misma que ofrecen todas las instituciones sionistas, ante dicha situación Israel se siente víctima de las amenazas de la República Islámica y se presenta como el país más preocupado por el plan nuclear iraní, veamos la vasta mayoría de sus razones[2] –además de la ya mencionada anteriormente-:
Apoyo a organizaciones terroristas: Irán es catalogado como el país que más invierte en el terrorismo según el Departamento de Estado de Estados Unidos, su nuclearización también se transmitiría a grupos como el Hamas, Hezbollah y la Jihad Islámica y eso amenazaría la seguridad mundial.

Ambición por ejercer y expandir su hegemonía en la región: Israel es el mayor aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente, un Irán nuclear pone en jaque el control de la zona, podría enfrentarse a sus enemigos de Arabia Saudita y Pakistán, aliados de EE.UU., los intereses sionistas y norteamericanos se verían afectados en varios ámbitos como el político y el económico.

Un ‘Estado Loco’: el térmico lo acuña el profesor israelí Yehezkel Dror refiriéndose a Irán como un país de política extremista con medidas poco convencionales, es decir, un Estado irresponsable e imprudente; esta versión concuerda de nuevo con la opinión de Avital:

“The question is in whose hands these weapons are: in the hands of responsible countries/leaders or in the hands of people considered by many as irresponsible. Since Iran is also arming terrorist groups around the world and in our neighbourhood the Hamas and Hezbollah, the threat for us is also that nuclear devices might fall into the hands of such organizations, whose terrorist acts we do not have to prove”.

Esto deja mucho que decir, parece entonces que no importa tanto el hecho de desarrollar armas nucleares sino el hecho de quién las tiene, para Israel está claro que Irán no es el indicado porque desafía la hegemonía norteamericana en el Medio Oriente y por lo tanto su principal patrocinador, sus intereses se ven minados. Sobre armas podríamos entrar en discusión haciendo una lista de todas aquellas que Irán posee, así como de las que Israel también tiene, pero más bien pretendemos deconstruir esas versiones oficiales de las que hemos hablado. Para esto hemos hallado algo muy interesante sobre la posesión de un programa nuclear israelí en los informes de la Junta de Gobernadores de la Agencia, se trata de la petición presentada por el Embajador del Sultanato de Omán en representación de los Estados Árabes miembros del OIEA[3] dirigida al Presidente de la Conferencia General para que se incluya un punto que se llame Capacidades y amenaza nucleares de Israel. Desde 1992 esta petición aparece en los archivos de la Agencia como informes clasificación Conferencia General (CG) repetidamente hasta la última Conferencia de agosto del 2011, nosotros partiremos del 2006 para hacer el análisis debido a la vasta cantidad de informes, aclaramos que la petición posee el mismo contenido por lo que no se altera la estructura de los informes. El punto medular del documento es pedir al Organismo que Israel se someta y firme el Tratado de No Proliferación como lo han hecho los demás países ya que su actividad nuclear está fuera del control internacional y no las declara, lo cual representa una amenaza para la región más aún cuando está en planes abrir paso a una zona libre de armas en el Medio Oriente; y que además aplique salvaguardias a sus acciones nucleares[4].
Ante esto, Israel ha continuamente atendido la petición de los árabes respondiendo de manera negativa a la firma del TNP y hemos aquí algunas de sus respuestas reiterativas:

La sugerencia de que este punto se incluya en el orden del día de la próxima Conferencia General no tiene justificación sustancial alguna ni es conveniente desde el punto de vista práctico. No permite hacer frente a los problemas de proliferación más apremiantes existentes y las consecuencias más amplias para la seguridad, ni propicia un clima favorable para debatir cuestiones en las que las deliberaciones de la Conferencia General del Organismo pudieran desempeñar un papel constructivo[5].

La iniciativa de incluir un punto del orden del día titulado “Capacidades y amenaza nucleares de Israel” en la quincuagésima primera reunión de la Conferencia General es injustificada y perjudicial. Individualiza a Israel por motivaciones políticas erróneas y, al mismo tiempo, no hace frente a los problemas de proliferación más apremiantes existentes en el Oriente Medio. Además, no cabe duda de que exacerbará el clima deseable para debatir el papel constructivo que podría desempeñar el OIEA[6].

El estado de Israel estima que la petición de incluir un punto titulado “Capacidades nucleares israelíes” en el orden del día de la quincuagésima segunda reunión de la Conferencia General es básicamente injustificada y defectuosa[7].

Como vemos la negativa de Israel se basa en las mismas razones, las anteriores corresponden a las respuestas israelíes desde el 2006 hasta el 2011, lo cierto es que a la Entidad Sionista no le conviene firmar el TNP porque de este modo no debe hacer siquiera mención de su actividad nuclear, al respecto podríamos adentrarnos en un análisis –al igual que este- sobre el plan nuclear israelí, pero no es la temática central que ahora nos compete; pero sí mencionaremos que el plan nuclear iraní e israelí suponen un paralelismo: ambos han sido revelados por funcionarios de sus propios países y en fechas similares, ya hemos hablado del caso de Irán, con respecto al de Israel la página  www.armagedon.org.il[8] corresponde al trabajo de periodistas, intelectuales y filósofos israelíes en pro de la desmilitarización del Medio Oriente y revela las actividades para el desarrollo de armas nucleares de su país (como los submarinos de Haifa y los misiles balísticos de Beer Yaakov). Nos hacemos partícipes de la crítica a las actividades nucleares de Israel también, así como de otros países que de igual manera se han estado armando durante años como la India y su vecino Pakistán, entre tantos otros; de los cuales poco se menciona y se incluye en el discurso oficial de denuncia.

Cartago/Costa Rica



[1] Entrevista realizada a la Sra. Colette Avital vía correo electrónico el día 5 de junio de 2012, ver entrevista completa en anexos. Para más información puede ser hallada en su perfil del Knesset en http://www.knesset.gov.il/mk/eng/mk_eng.asp?mk_individual_id_t=704

[2] Centro de Información y Documentación de Israel para América Latina, Irán Nuclear, la cuenta regresiva. Buenos Aires, Argentina, 2007.


[3] El Reino Hachemita de Jordania, los Emiratos Árabes Unidos, la República de Túnez, la República de Argelia, el Reino de Arabia Saudita, la República del Sudán, el Estado de Qatar, la República Árabe Siria, el Sultanato de Omán (observador), el Estado de Kuwait, la República del Líbano, la Jamahiriya Árabe Libia, el Reino de Marruecos, la República Árabe de Egipto, la República del Yemen y
Palestina (observador).
[4] Capacidades y amenaza nucleares de Israel, tomado de http://www.iaea.org/Publications/Documents/Conference/2006/gc2006-47.pdf

[5] Capacidades y amenaza nucleares de Israel, Posición de Israel respecto de la solicitud de inclusión de un punto titulado “Capacidades y amenaza nucleares de Israel” en el orden del día de la quincuagésima reunión de la Conferencia General, tomado de http://www.iaea.org/Publications/Documents/Conference/2006/gc2006-50.pdf


[6] Capacidades y amenaza nucleares de Israel, Posición de Israel acerca del documento GC(51)/1/Add.1 (de fecha 18 de julio de 2007), tomado de http://www.iaea.org/Publications/Documents/Conference/2007/gc2007-52.pdf

[7] Capacidades y amenaza nucleares de Israel, Posición de Israel acerca del documento GC(52)/1/Add.1 (de fecha 18 de julio de 2007), tomado de http://www.iaea.org/Publications/Documents/Conference/2007/gc2007-51.pdf

[8] http://www.armagedon.org.il/about_us_english.htm, véase también en Wikileaks http://www.wikileaks.org/wiki/Israeli_Nuclear_Armageddon_www.armagedon.org.il_official_mirror

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top