Menu




Resumen:
Nuestro artículo es un tema muy apasionante en la historia española y la historia árabe. Es una trama que ha sido tratada por muchos autores europeos y pocos autores musulmanes, esta es la relación social de las tres religiones: Islam; judaísmo y cristianos durante la época andalusí.

Pues como somos musulmanes nos atrevemos siempre a mostrar la tolerancia y la pasividad que había en aquella época de las tres religiones islámica, hebrea y cristiana. Los específicos signos del Islam surgen siempre en la economía, en la sociedad y en la cultura. El espectro de la religión islámica en el solar español era un milagro para los indígenas de la península para salvarles de la injusticia, de la opresión y persecución de los visigodos. 
Palabras claves: El Islam, Al Ándalus, la sociedad, Relación, los signos, musulmanes, cristianos, judíos, relación, convivencia.
Según la modesta lectura que hemos hecho sobre Al-Ándalus, uno de nuestros objetivos es mostrar a los lectores la realidad histórica de aquel periodo lleno de acontecimientos. Pues sanamente consideramos que el tema importante en la historia de Al- Ándalus es el de la convivencia y armonía de las tres culturas; La islámica, la cristiana y la judía. Y es el tema que debe ser analizado con más detalles y argumentos. Pues como somos musulmanes debemos siempre mostrar la tolerancia y la pasividad de la religión islámica; esta joyero precioso, que intentan los enemigos destruir —su imagen— de cualquiera manera.
En este artículo que vamos a exteriorizar intentamos aclarar la real relación social entre las tres culturas, las tres religiones. Pero la pregunta que  preocupa tanto al musulmán, como el cristiano y el judío de hoy es: si había una cierta relación entre el musulmán, el judío y el cristiano ¿Cómo era esta armonía y coexistencia social?
Para asegurar y responder a estas preguntas, exponemos unos argumentos y testimonios de la época. Hemos encontrado que mucho se ha escrito sobre el tema y con opiniones muy dispares[1]. Algunos autores hablan de convivencia, otros de tolerancia. Algunos de simple cohibición. Si queremos dar luz a la verdadera convivencia seguro que perseguimos el eje social.  
La relación entre el musulmán, el judío y el cristiano lo tropezamos sobre todo en el lado social. Ya no peca de ignorancia que la sociedad andalusí se compone de: árabes, bereberes, muladíes, la gente de dimma[2], los judíos, etc. Pues la pregunta que nos preocupa aquí es que ¿estos miembros de la sociedad pueden convivirse y compenetrarse? ¿Cómo era la relación entre ellos y su vida cotidiana? 
A partir del primer momento de la conquista musulmana se nota la pasividad y la tolerancia de los musulmanes con los no musulmanes y unos escenarios llenos de emociones, de humanidad y de pasividad, porque los musulmanes ejecutan las aleyas del Alcorán y siguen los pilares del Islam. Alah en su libro ha ordenado a los musulmanes a tratar justamente a los no musulmanes si estos últimos no quieren matarles:
“Allah no os prohíbe ser benevolentes y equitativos con quienes no os han combatido por causa de la religión ni os han expulsado de vuestros hogares, pues ciertamente Allah ama a los justos”[3];
También nuestro profeta (que la paz y las bendiciones de Alah sean con Alah) ha advertido a los musulmanes de ser benevolentes con la gente de dimma y no quitar sus derechos:
“Narrado sulaiman bin dawood , Mehri dijo Ibn Wahb narro Abu Sakr urbano que Safwan Ibn Salim le habló de varios de los hijos de el el mensajero de Alah paz sean con él  de sus padres del mensajero de Alah “ no de la injusticia de los tratados de los dimma no les den más de su fuerza no tomen algo de su derecho no le den algo más de su capacidad si hacen esto seré  su enemigo en el día de Resurrección”[4]
El historiador Montgomery Watt señaló en su libro la influencia del islam en Europa en la edad media [5] que el tratamiento de los musulmanes era diferente con los judíos y los cristianos que suponen que su religión es pariente del Islam. Y el objetivo del Yihad no era convertirles al Islam sino desplegar y manifestar que están bajo la protección del Islam lo que llamamos “la gente de dimma o gente de la alianza”, en árabe ahlul dimma para referirse a los residentes no musulmanes. En árabe la palabra dimma significa un tratado de protección para los no musulmanes que viven en el territorio musulmán.
Estas recomendaciones que se encuentran en el Al Corán y la sunna las veremos en el pacto de Musa ibn Nuseir a Teodomiro, a pesar de la pérdida de los documentos y pactos entre los musulmanes y los cristianos que muestran la libertad religiosa y la protección de las propiedades de los indígenas, hemos llegado a encontrar gracias a nuestro historiador Ibn Adari en su libro "Kitab al-bayán al-mugrib fi ajbar muluk al Andalus wa l-Magrib"[6] un fragmento enviado por Abd Al Aziz a Tudmir el rey visigodo :
“En el Nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso. Edicto de ‘Abd al-‘Aziz ibn Musa ibn Nusair a Tudmir ibn Abdush [Teodomiro, hijo de los godos]. Este último obtiene la paz y recibe la promesa, bajo la garantía de Allah y su Profeta, de que su situación y la de su pueblo no se alterará; de que sus súbditos no serán muertos, ni hechos prisioneros, ni separados de sus esposas e hijos; de que no se les impedirá la práctica de su religión, y de que sus iglesias no serán quemadas ni desposeídas de los objetos de culto que hay en ellas; todo ello mientras satisfaga las obligaciones que le imponemos. Se le concede la paz con la entrega de las siguientes ciudades: Uryula [Orihuela], Baltana, Lakant [Alicante], Mula, Villena, Lawraka [Lorca] y Ello. Además, no debe dar asilo a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que huya de nosotros o sea nuestro enemigo; ni producir daño a nadie que goce de nuestra amnistía; ni ocultar ninguna información sobre nuestros enemigos que puede llegar a su conocimiento. El y sus súbditos pagarán un tributo anual, cada persona, de un dinar en metálico, cuatro medidas de trigo, cebada, zumo de uva y vinagre, dos de miel y dos de aceite de oliva; para los sirvientes, sólo una medida. Dado en el mes de Rayab, año 94 de la Hégira [713]. Como testigos, ‘Uzmán ibn Abi ‘Abda, Habib ibn Abi ‘Ubaida, Idrís ibn Maisara y Abul Qasim al-Mazáli."[7]
Es un texto histórico, jurídico administrativo elaborado en el siglo VIII en 713 es decir en los primeros años de la conquista musulmana por Abd Al Aziz Ibn Musa Ibn Nuseir al rey visigodo Teodomiro y a todos los habitantes de Murcia. Es un texto  que trata temas políticos, económicos y sociales. La idea general del texto está bien clara. Es un acuerdo diplomático, político con el rey visigodo para crear buenas amistades y una convivencia pacífica con los aborígenes. Es un prototipo de la buena intención de los musulmanes hacia los españoles.
 
 Pues se percibe que los musulmanes no querían tomar las propiedades de los cristianos sino protegerlas bajo la religión islámica y solamente tenían que pagar una jizya y esto lo hemos notado en el pacto de Abd al Aziz.  Esa jizya la que algunos consideran como injusticia de los musulmanes; era solamente un dinar y no fuertes impuestos como señalan algunos y no era nada comparada con lo que pagaban a los visigodos antes y su ilegalidad. Esta minoría musulmana convivió con una gran mayoría cristiana, con un mayor horizonte cultural, y la influenció.
 Al-Ándalus, fue durante siglos la Meca de la Gnosis Universal y del Unitarismo religioso como lo atestigua Said al Andalusí. Fueron siglos de gloria y esplendor durante los que el mundo conocido volvió su rostro ilusionado hacia la tierra, que granjeaba hombres y mujeres ilustres. Tres culturas, musulmanes, judíos y cristianos, pero un solo pueblo el andaluz, viviendo en armonía y mutua tolerancia. Hubo gentes de fe trinitaria que gozaron de absoluto respeto y protección, que se bañaron en agua de rosas como dicen los autores, pero en su mayoría fueron de fe unitaria en lo espiritual, es decir cristianos arrianos, judíos y, mayoritariamente, musulmanes. Como señaló Hay Sidi Said:
Ellos entendieron que, ambas disciplinas, lo “material” y lo “espiritual”, son dos caras de una misma moneda que no pueden ser separadas”[8]
Lo renovamos mil veces y decimos que la España musulmana se suele presentar como un país donde las tres religiones monoteístas: el islam, cristianismo, y el judaísmo, vivieron en paz y armonía. Y el denominado pacto de la dhimma provee un trato preferente a la gente del libro (judío y cristiano), quienes tenían derecho a un estatuto especial eran “protegidos” tolerados, no se les obligaba a convertirse. Había en esta actitud una segunda intención, pues el no creyente tenía que pagar solamente un dinar o dos al musulmán para protegerle y no como señalan algunos que solo pretenden destruir la imagen del islam y la verdadera política del dimma.
A pesar de la vuelta de los musulmanes como dueños de Al-Ándalus, su trato hacia la gente del libro era legal y nomotético. Esto lo encontramos claramente en las líneas del historiador famoso Hisni Moanis cuando nos narra una historieta de un musulmán que se llama Abid y que ha pedido a Artobas, jefe de el dimma una aldea para cultivarla en condición que se reparten la cosecha juntos con igualdad. En consecuencia, puede tomar su propiedad sin repartir la cosecha. Pero él ha preferido este estilo que muestra la envidia del diálogo con el otro. Es un fenómeno que refleja la convivencia social y religiosa y la buena intención del musulmán que practica el Islam.
Otra fachada de la convivencia social apoyada en la igualdad; es la mezcla de los árabes con los mozárabes en lugares importantes. Vivieron en Granada, Valencia, Málaga y otros lugares importantes. Otras personas de mayor importancia y que caen en ellos las luces fueron los faquíes o mejor dicho el tratamiento de los faquíes con judíos y cristianos.  Los faquíes también muestran su tolerancia con los cristianos y los judíos y tomamos como ejemplo citado por Tortochi  que un Fakih llamado Ibn Alhasan tenía un vecino cristiano que siempre le sirve y le regala obsequios para crear un ambiente de amor entre vecinos.

Y una señal sensible era el comercio, por tanto los musulmanes compraron y vendieron a los cristianos y a los judíos. Lo practican de forma sistemática llena de relaciones humanas y de alianza. Así lo expresa un testimonio de un cualificado testigo, vecino de Jaén, el alfaqueque de la ciudad:

A visto e vee oy día entrar e salir moros del reyno de Granada a esta dicha çibdad con sus mercaderías... y que ve e a visto que cada día van e vienen christianos a Granada e a su reyno, e van seguros e vienen seguros”[9]

Otra perspectiva y cara de la tolerancia del Islam es el acatamiento al muerto; les especializaron tumbas para encerrar sus muertos según su tradición. Todo esto refleja y muestra los buenos signos y benevolencia del Islam.

Otro perfil de la convivencia es el fenómeno del matrimonio o lo que llamamos el matrimonio mixto es decir árabes con mujeres no árabes. Y tomamos como ejemplo al Abd Al Aziz Musa de quien las crónicas afirmaron que se casó con la viuda del rey Rodrigo. Y otros ejemplos de matrimonios mixtos mejor documentados es la nieta del rey visigodo Witiza “Sara” a la que las crónicas árabes llaman Sara “la goda” y que se casó con dos miembros de la aristocracia árabe llegada a la península.

Estamos mostrando las diferentes caras de la convencía social en la sociedad andalusí. Ahora bien, tomamos otro aspecto bastante curioso y tratado por los historiadores son las fiestas religiosas o bien las prácticas religiosas de los musulmanes. Fue uno de los primeros estudios tratado por J Ribera “ceremonias fúnebres de los musulmanes españoles[10]. Y otros estudios monográficos como el de F. de la Granja sobre la celebración de las fuentes cristianas en Al-Ándalus[11]; y sin olvidar los estudios y los trabajos de los historiadores del arte y los arqueólogos que trabajan sobre los lugares de las ceremonias y de las prácticas religiosas. La religión era un factor muy fijo no sólo desde el punto de vista ideológico y político sino también como estructurador de la época andalusí y de la vida social.

El islam andalusí sin embargo dio a luz otras tendencias y costumbres que no eran de la época del profeta (la paz y las bendiciones de Alah sean con él), podemos decir que son “bidaa”  o dicho de otra manera la influencia cristiana en la vida cotidiana y social del musulmán.

Se apostilla una interacción cotidiana de los musulmanes con los cristianos. Ya  no es desconocido que los musulmanes celebran la noche del destino “ laylat al quadr”, que conmemoran la revelación del Corán del Profeta Mohamed durante el mes de Ramadán, y la fiesta de la ruptura del Ayuno ( id al fitr) que marcaba el final de ramadán. Y cada año se celebran la fiesta de Id al- Adha. Otra fiesta es la celebración de (Asura) cada 10 de Muharam.

Fernando de la Granja nos ha hablado también de otras fiestas celebradas por los cristianos con la participación de los musulmanes. El milad de Cristo o el nawrus ( النيروز) es el conocido yanayar , en donde celebraban su nacimiento. Este día fue descrito en estas palabras: “ la noche de yanayar que la genta la llaman el nacimiento”[12].    Otra fiesta llamada  “ansara”  Es el nacimiento del profeta Yahya ibn Zakaria y lo llaman también “el mahraŷan”. En lo que concierne esta fiesta ha dicho almakari ( el día de el mahraŷan el llamado ansara organizado el 7 de enero solar, y lo llaman así porque hacen un fuego en aquel día y lo saltan”[13]. Y hoy día lo llaman la fiesta de San Juan. Las fuentes citan otras fiestas como la noche vieja y el jueves de abril y la fiesta de San Juan Bautista. Todos los musulmanes participaron en todas estas fiestas: los mayores y los menores los ricos y los pobres los obreros y los kalifas hasta los alfaquíes participaron en estas fiestas. Los musulmanes conservan estas fiestas y siempre se preparan otras cosas cada año “ se fijaba y se figuraba en sus mentes y las anhelan siempre[14]

Los musulmanes como los cristianos preparan los diferentes platos de frutas y pasteles, construyeron animales y humanos con chocolate diciendo abu alkassim alazfi “ he visto que nuestra gente de nuestra época participa en yanayar y el mihrayan , simpre recuerdan su llegada y los alfaquiques no han dicho nada sobre esto. Y la gente se obsequian y degollaron los degollaos, comen frutas…)[15]

Lo que nos sorprende es la visión de los alfaquíes sobre estas fiestas, y la participación de los califas y emires y tomamos como ejemplo a Mohammed Bin Abi Aamir que se casó con Asmaa bint Ghalib  en el día de Nawruz que fue considerado como un gran matrimonio en Al Ándalus. Los judíos también convivieron con los musulmanes se integraron rápidamente en la nueva sociedad. Los encontramos por doquier. Y en algunas ciudades eran la mayoría de la población Como lo señaló Joseph Pérez: “como sucedía en Lucena, famosa por su escuela rabínica que se mantuvo hasta el siglo XII. Los geógrafos árabes hablan de Granada y Tarragona como ciudades judías”[16]. Estos judíos practicaban los oficios más variados. Muchos de ellos trabajaban la tierra y vivían de la agricultura, se especializaron según la historiografía muy pronto en el comercio, los negocios y el préstamo con interés y a tareas administrativas.
Los judíos adoptaron el árabe como lengua de comunicación y cultura, con lo que se integraron en la sociedad musulmana. Imitaron a los musulmanes en su vestimenta. 
Y como ejemplo vivo de la convivencia entre los judíos y musulmanes tomamos la carta poética árabe-judía del siglo de oro titulada “el maravillo de Al Ándalus” de Giorgio Susunga, en que se muestra la riqueza andalusí [17]
Finalmente se puede decir las tres religiones pueden coexistir y convivir y nada o nadie lo debe prohibir. La convivencia entre El Islam, el judaísmo y el cristianismo es un buen ejemplo para nuestros días, es un ejemplo a estas personas que quieren destruir las religiones monoteístas. Y tomamos como ejemplo vivo y de nuestro siglo el discurso que hizo El presidente estadounidense, Barack Obama desde la universidad de El Cairo, donde aseguró que: “el Islam tiene una tradición de "tolerancia" y puso como ejemplo de ello a Al Ándalus[18].
Pues Obama aludió a la presencia musulmana en Andalucía como un ejemplo en el que cristianos, musulmanes y judíos podían vivir y practicar juntos sus diferentes creencias.

Artículo enviado a la redacción de la Revista Biblioteca Islámica por la autora.




[1] Julio Valdeón, cristianos, judíos y musulmanes, ed. Crítica, Madrid, 2007- Alejandro García Sanjuán, Tolerancia y convivencia étnico-religiosa en la Península Ibérica durante la Edad Media, ed. Universidad de Huelva , 2003- Julio Valdeón Baruque, Cristianos, musulmanes y judíos en la España medieval, ed. Ilustrada, 2004, etc.
[2] La gente de dimma significa en el islam pacto confianza y seguridad. Es decir que los infieles están asegurados por los musulmanes en condición que se paguen una Djizya cada ano. Y el musulmán
[3] Sura examinada aleya 8
لا ينهاكم الله عن الذين لم يقاتلوكم في الدين و لم يخرجوكم من دياركم أن تبروهم و تقسطوا اليهم ان الله يحب المقسطين
[4] من أبناء أصحاب رسول الله صلى الله عليه وسلم عن آبائهم دنية عن رسول الله صلى الله عليه وسلم قال ألا من ظلم معاهدا أو انتقصه أو كلفه فوق طاقته أو أخذ منه شيئا بغير طيب نفس فأنا حجيجه يوم القيامة من ظلم معاهداً أو انتقصه حقه أو كلفه فوق طاقته أو أخذ منه شيئاً بغير طيب نفس؛ فأنا حجيجه يوم القيامة[iv]  
رواه أبو داود ح (3052)، و نحوه في سنن النسائي ح (2749)، وصححه الألباني في صحيح أبي داود ح (2626).
[5] Montgomery Watt, la influencia del islam en Europa, pág. 13,14
[6] El texto original en árabe escrito en  Kitâb Raf´al-hugûb al-mastûra fî mahâsin al-Maqsûra de Abûl-Qâsim Muhammad al-Garnâtî. t. II, p. 167 : (كتاب من عبد العزيز بن موسي بن نصير لتدمير بن عبدوس أنز علي الصلح و أن له عهد الله و ذمة النبي صلي الله عليه وسلم أن لا يقدم له و لا لأحد من أصحابه و لا يؤجر و لا ينزع عن ملكه و أنهم لا يقتلون و لا يفرق بينهم و بين أولادهم و لا نسائهم و لا يكرهون دينلون و لا يفرق عن دينهم و لا تحرق كنائسهم و نصح و أدي التي شرطنا عليه و أنه صالح علي سبع مدائن اوريولة و بنتيلة و ان عليه و علي أصحابه دينارا كل سنة و ربعة أماد قمحا و أربعة أمداد شعيرا و أربعة أسقاط طلاء و ربعة أقساط خلا و قسطي عسل و قسطي زيت و علي العبد نصف ذلك شهد علي ذلك عثمان بن أبي عبدة القرشي و حبيب نن أبي عبدة القرشي و أبو القاسم الهذلي و عبد الله بن ميسرة التميمي و كتب في رجب سنة أربع و تسعين من الهجرة
[7] Manuel Riu,  "Textos comentados de época medieval (siglo V al XII), Barcelona, Teide, 1982, páginas 292.-293".
[8]Hay Sidi Said Ben Ayiba al Andalusí, ( 2004), el Islam de nuestros abuelos,  un breve repaso de nuestras ancestrales creencias, ed. Mandala, Madrid, pág. 9
[9] Porras Arboledas, Pedro, «El comercio entre Jaén y Granada en 1480», Al Qantara, vol. IX, fasc, 2, págs. 519-523.
[10] Juan Ribera, “ceremonias fúnebres de los musulmanes españoles”,
[11] F de la Granja, “ fiestas cristianas en al Andalus”, ( materiales para su estudio), 1 al Durr-al- munazzam de al- azafi” Al Andalus, XXXIV, (1969) pag 1-53 y “ fiestas cristians en al andalus” ( materiales para su estudio), textos de al Turtusi , el cadi Iyad y wansarisi, al Andalus, XXXV, (1970) , 119, 192
[12] Abu alkasim alazfi, Aldurr Almonazzam pag 19 ليلة يناير التي يسمونها الناس الميلاد))
[13] نفح الطيب، 3/128.
يقول المقري: "يوم مهرجان أهل البلد المسمى عندهم بالعنصرة الكائن في ست بقين من شهر يونيو الشمسي من شهورهم الرومية(7). وسميت بالعنصرة نسبة إلى شعلة النار التي كانوا يعملونها في تلك الليلة ويقفزون فوقها، ولذلك عرف من أمثال أهل الأندلس "الكبش المصوف ما يكفز العنصرة
[14] Abu alkasim alazfi, op.cit, Pag 28
حتى رسخت في صدوره وتصورت في عقولهم وتاقت إليها أنفسهم
[15] Ibíd. pág. 27-30
فإني رأيت الجمهور اللفيف، والعالم الكثيف من أهل عصرنا قد تواطؤا على إعظام شأن هذه البدع الثلاث: الميلاد،)
 وينير، والمهرجان وهو العنصرة، تواطؤا فاحشا، والتزموا الاحتفال لها، والاستعداد لدخولها التزاما قبيحا، فهم يرتقبون مواقيتها ويفرحون بمجيئها.. واستسهلوا هذه البدع حين ألفوها وعظموها، وصارت عندهم كالسنة المتبعة، وسكت العلماء عن الأمر بالمعروف والنهي عن المنكر فيها، وتأنى السلطان في تغييرها..."(16)، وكان الناس في هذه الأعياد يتبادلون الهدايا، حتى إن الطلبة كانوا يهدون شيوخهم(17) كما كانوا يذبحون الذبائح(18)، وكان الناس يجتمعون ليلة قبل ينير، أو ليلة بعده مع أقاربهم وأصهارهم فيأكلون الإدام والفاكهة(19)، وكانوا كذلك يصنعون الصور في هذه الأعياد(20)، وكانت النساء في عيد العنصرة يرششن بيوتهن بالماء، ويلقين في ثيابهن ورق الأكرنب ويغتسلن
[16] Joseph Pérez, op.cit, pág. 32
[17]رسالة شعرية عربية-يهودية من العصر  Risala chihria arabia yahodia min alasr aldahabi, 02/08/2005 disponible en « http://ar.qantara.de/أنطولوجيا-أعجوبة-الأندلس/12401c12524i1p816/”
[18] Antonio Caño, “Obama pone fin al antagonismo entre el islam y Occidente”, El País, 04/06/2009.


 
Top