Menu




Hace pocos días el mundo fue un espectador de lujo alrededor de la elección del nuevo Papa católico, con la elección del argentino Bergoglio ya han surgido diferentes posturas, unas alabando su elección y otras —como era de esperarse— condenándolo. Muchas son las preguntas que con seguridad se están planteando alrededor de esta nueva etapa de la Iglesia Católica Romana; pero hay una en especial que se plantean más de mil quinientos millones de musulmanes, esta es ¿cuál será la postura de Francisco hacia el Islam? Es difícil predecir lo que pasará alrededor de un tema que ha resultado complicado para algunos papas (no olvidemos que para Benedicto XVI fue una situación tensa), algunos se aventuran a decir que no será nada buena, apoyando su argumentación en la supuesta relación de Francisco con el fascismo argentino, otros son más positivos y señalan que al provenir de una orden como la jesuita y ser latinoamericano es casi segura una mayor apertura al diálogo con el Islam. Nadie lo sabe, solo el tiempo y las actitudes del mismo Francisco serán las portavoces certeras de esta nueva etapa del diálogo cristiano-musulmán.

Pero cuáles deberían ser —por lo menos teóricamente— las condiciones que deberían de existir para un diálogo fructífero entre ambas creencias o mejor planteado qué es lo mínimo que los musulmanes esperan de Francisco. Uno o dos días después de la elección del nuevo Papa, una de las instituciones más representativas de los musulmanes en el mundo, es decir la Universidad egipcia de Al-Azhar, y la Organización de la Conferencia Islámica a través de sus portavoces señalaron que es importantísimo que este nuevo pontífice romano no ataque al Islam y que las relaciones "recuperen la cordialidad y la amistad sincera", que exista "una era de diálogo entre las civilizaciones, con una amabilidad y cooperación significativa" (1). Ahora qué se debe entender por esto, por lo menos desde nuestro punto de vista se deben evitar las calumnias y los comentarios que sugieran una maldad intrínseca del Islam, el mundo islámico está cansado de las descalificaciones hacia sus personalidades sagradas, está cansado de la guerra mediática, de las invasiones, de las sanciones hacia sus sociedades, del acoso, y sobre todo de la ausencia de respeto.

Con esta nueva elección se generan toda clase de expectativas, no debemos caer en los extremos, no debemos pensar que este Papa está casado con una ideología determinada, no debemos por otro lado caer en el pesimismo absoluto y pre-disponernos al fracaso total. Desde lo profundo de nuestra alma esperamos que haya un diálogo fructífero, que se corrijan los desatinos de Benedicto XVI y que se siga de forma literal el ejemplo de San Francisco de Asís, ese es nuestro mayor deseo.

Redacción de la Revista Biblioteca Islámica
San Salvador, El Salvador.


Notas:

1-http://www.europapress.es/internacional/noticia-vaticano-oci-espera-papa-francisco-relaciones-islam-cristianismo-recuperen-cordialidad-20130315073703.html
 
Top