Menu




Jaime Suárez Quemain (San Salvador, 1950 – 1980)Poeta y periodista salvadoreño, trabajó como jefe de redacción del periódico La Crónica. Incursionó también en el teatro. En los años 1980 frecuentaba el café Bella Nápoles en el centro de San Salvador, lugar de reunión de poetas y escritores jóvenes. De este lugar Jaime fue sacado violentamente por un grupo de desconocidos armados de metralletas. Fue asesinado a machetazos, y su cuerpo terminó abandonado en un basurero de Antiguo Cuscatlán. Así de fácil.
Aquí algunos hechos antes de su muerte:

-La Madre:
Hijo vas a la  redacción o al café…
Jaime, un hombre resuelto, decidido, con criterio, sin miedo, luchador en contra de las injusticias  y libertad de expresión de los salvadoreños responde:
-Madre, las sombras que me persiguen siempre van a cualquier parte donde me dirija. Pero estate tranquila.
-La Madre.
Hijo no hables así.
Jaime responde.
-Madre, cualquier cosa que pase escribe en mí lápida lo que te digo ahora:
“Es tan sucio el que pone las cadenas como el que  lo acepta como algo sin remedio”
Le dio un beso y se despidió.
Nunca más volvió a ver a Jaime.

Javier Arana es parte de los talleres de literatura impartidos en la Asociación Cultural Islámica Shiita de El Salvador, a cargo del escritor Mauricio Vallejo Márquez.


 
Top