Menu

Título: EL ARTE ESPERA AL SALVADOR

Autor: Dr. Alí Shariati

Ciudad: Teherán, Irán

Editorial: Al Hoda

Páginas: 35

Año: 1989

Me complace presentar en esta ocasión una reflexión de uno de los intelectuales más grandes en el islam de las últimas décadas del siglo pasado, nos referimos al Dr. Alí Shariati, un hombre con un pensamiento revolucionario, filósofo, historiador y sociólogo islámico.

Si el lector por casualidad no conoce mucho acerca de Shariati, seremos breve en presentarlo. Shariati nacido en 1933, iraní, comienza su vida intelectual como parte del magisterio, desde muy temprano se va interesando en las letras y empieza a ser autor de diversos artículos, a partir de esto se observa que Shariati aborda un tipo de pensamiento muy diferente. Obtiene un doctorado en Historia y Sociología de la Religión en París. Debido a su compromiso con el islam y el saber se vuelve un peligro para sus enemigos, falleciendo en muy extrañas circunstancias y elevado al grado de mártir.

Este ensayo constituye sin duda alguna una forma diferente de ver el arte, no son las simples representaciones a las cuales solo pueden acceder los adinerados y los aristócratas, eso se deja en el pasado. La primera invitación que hace Shariati es el retorno hacia nosotros mismos o en sus propias palabras «retornar al yo», que no significa como muchos pensaran simplemente retroceder en el tiempo a los viejos problemas o que esto es nada más que parte de un pensamiento reaccionario. El «retorno al yo», es conocerse a sí mismo y a los demás, es respirar con el espíritu.

...el arte es una religión, una verdad trascendente y sagrada, y un salvador de la humanidad. Tiene el artista  una responsabilidad que es en verdad grande, y que se eleva por encima del materialismo. Es una responsabilidad totalmente humana.

Una de las acciones realmente admirables en este ensayo es la forma cómo Shariati va conectando el arte, el Islam, la conciencia en cualquier aspecto de la vida. Este trabajo no está subdivido en capítulos, todo está conectando por alguna razón, puede ser simplemente que es un trabajo no muy extenso y por el otro lado, esto representa cómo trabaja su pensamiento.

Otra de las cosas fundamentales en las que él se encarga de repetir cuantas veces sea posible la responsabilidad del arte, y por ende la de los artistas. El arte ha caído en desgracia, ha sido desviado, como también ha sido desviada todas las religiones, pero no por un enemigo claro, sino por un enemigo que se viste de amigo. Una tergiversación de la belleza y de la verdad. Lo que lo lleva a la conclusión de que el hombre ha sido engañado a través de esto, del arte, de la religión, de la filosofía.   

Una de las cosas más espléndidas en este trabajo es la reflexión de Shariati al ser consciente y considerándolos a ellos (los artistas) a los que sufren y ven el dolor, pero son conscientes. ¿Qué es pues lo que da origen al arte?, esto es sin duda el aislamiento que hace posible la existencia.

Por consiguiente, el ser humano que se ve a sí mismo  solitario quiere entablar, por medio del arte, una relación con esta tierra y con el cielo; así con los objetos de los que está apartado porque no son de la misma clase que él. Quiere colocarlos de familiaridad y comprensión.

Esta es una de las funciones del arte según Shariati, la de ayudar al ser humano a disminuir el sentimiento de aislamiento del cual huye. De esta manera el artista se ve comprendido y se ve reconciliado con las mayorías.

¿Es el arte simplemente imitación de la naturaleza como nos lo decía Platón? Para Shariati no es solo eso, el da razón a que el arte también se encarga de imitar a la naturaleza y de representarla en cuadros y poemas, pero el artista no solo anhela lo que no tiene, sino que además anhela lo que no existe.

El ser humano se está volviendo consciente. Cuanto más consciente se vuelve, mas puede sentir el abstracto que él mismo representa. Es decir que, tal como yo lo contemplo, el arte lleva la conciencia al alma inconsciente del ser humano; porque el arte, al despertar el sentido de lo abstracto nos permite llegar a conocer a Dios.

El arte nos vuelve conscientes y eso nos acerca a lo divino, al fin último que todo ser humano anhela, el acercarse a su creador, o en sus palabras «retornar al yo». El arte busca «aquello», lo que no se sabe, lo indeterminado, lo inexistente o lo que aún no es. Sin embargo la industria busca «esto», lo que tenemos al alcance, lo determinado.

A pesar de esto, de lo bello que es el arte y que nos hace, Shariati nos aterriza y nos muestra que el arte al igual que la región ha servido para mantenernos alienados, dormidos, en ese paraíso donde no alcanzamos a ser conscientes. Debido a estas preocupaciones Shariati termina su trabajo con una pregunta clave, ¿Dónde está hoy el arte? El arte está siendo utilizado como simple entretenimiento, satisfaciendo placeres, como actividad para pasar el tiempo, dando los más bajas tareas a las más sagradas actividades y no a manos del verdadero artista que es el creativo.

…, el arte debería ser colocado en manos de un creador, ya que la Profecía ha sido sellada.

De esta forma presento este grandioso trabajo, mostrándonos no una nueva forma, sino la auténtica forma de ver la realidad. Verla a la luz de la verdad y no a los ojos de otros. Sin embargo en lo siguiente me referiré no a Shariati, el artista, sino a los editores. Se me ha encargado de presentar este libro, en tanto a contenido y forma, en cuanto al contenido me he encargado en lo párrafos anteriores y en cuanto a la forma, esta edición deja muchos aspectos que deberían mejorarse, tales como: La traducción no es la mejor ni la manera en cómo fue  redactada, no es precisa y lo términos en más de una ocasión no son los adecuados, tal es el caso del prólogo y la cronología de la vida de Shariati que nos presenta, en cuanto al contenido del ensayo este mejora mucho. Otro aspecto a mejorar, es que en la medida de lo posible incluir una adecuada bibliografía.

De esta forma es como presento está reflexión de unos de los pensadores islámicos contemporáneos más importantes de los últimos años, diseñador de la Cultura Revolucionaria del Shi'ismo de su país de origen y contribuyente al pensamiento de muchos jóvenes dentro y fuera de Irán.     
 
Top