Menu


El escritor Mauricio Vallejo Marroquín junto a su familia

Amigos, hoy primero de Noviembre Día de los Santos, como todas las fechas importantes no puedo menos que recordar a mi esposo el joven escritor “Edgar Mauricio Vallejo Marroquín”, conocido por todos los que lo amamos como Moris.

Mauricio Vallejo es uno de los miles de desaparecidos en esta tierra ensangrentada. A sus escasos veintitrés años fue subido a un vehículo frente a sus compañeros y muy cercanamente de su maestro Francisco Andrés Escobar quien siempre evadió a toda persona familiar de Vallejo y también responder interrogantes sobre el hecho. 

En esa época había muy pocos lugares donde acudir, fui al Socorro Jurídico con mi madre y luego a los meses a tutela legal en donde María Julia Hernández tuvo a bien darnos palabras de consuelo y palmaditas solidarias a quienes hasta las lágrimas eran prohibidas exhibir. Qué días más dolorosos, de angustia y desesperanza pero existía Tutela Legal en donde tantos pedíamos algún dato sobre el estado de nuestros seres amados. 

Monseñor Arturo Rivera Damas en 1982, había fundado Tutela Legal; cuya finalidad era proteger a las víctimas de violencia producto del conflicto armado.Esos momentos el consuelo que sentíamos los familiares de la victimas era por parte de la iglesia católica, de quienes se percibía un apoyo espiritual y legal.
 
En esa época me vi viuda con mi hijo huérfano de padre a mis escasos 21 años de edad con un niñito de apenas 18 meses de nacido y con un futuro muy desalentador y angustiante. Han pasado 32 años desde el día del desaparecimiento de mi esposo, sé que no le pueden regresar la vida, tampoco minimizar las torturas que le realizaron hasta asesinarlo, ni concretarle las respuestas a mi pequeño hijo preguntando el paradero de su padre, tampoco las caricias que tanto ansió de su progenitor pero si hasta este día esperamos al menos conocer qué sucedió con nuestro amado Edgar Mauricio Vallejo Marroquín.

Es una herida que jamás se cierra, pero al menos necesitamos que se respete el dolor de tantos familiares de víctimas inocentes en el conflicto armado; por lo que pido se respeten los expedientes de la allanada “Tutela Legal” en donde el expediente de mi esposo ha quedado igual que el de miles esperando que un día salga la verdad.

¡NO PODEMOS PERMITIR QUE QUEDEN EN EL VACÍO LOS CASOS DE ESTOS MÁRTIRES!.

“MAURICIO TE AMAREMOS SIEMPRE”.
 
Top