La libertad, un elemento importante de la vida humana y lo único que realza grandemente su calidad, sólo es posible cuando la idea de la democracia prevalece. Porque la democracia es una forma de gobierno bajo la cual cada uno participa de la justicia social, equidad, derechos y libertades, es una bendición que Allah Todopoderoso ha revelado a Sus siervos en los Libros Divinos por medio  de sus profetas. Un clima de libertad, amor, compasión y justicia, en el que cada uno pueda vivir libremente, decir lo que piensa y vivir juntos en paz, es ordenado en todos los Libros Sagrados. Por eso la antigua Grecia, considerada la cuna de la democracia, o Europa, considerada el centro de la democracia hoy, aprendieron sobre ella de las fe verdaderas. Sin embargo, la más alta forma de democracia desarrollada vendría con el dominio mundial de los valores morales del Islam.


Algunas personas que no están familiarizadas con los valores morales islámicos, o tan sólo recién empiezan a conocerlos, pueden formular falsas opiniones o prejuicios sobre ellos porque se han dirigido a falsas fuentes de información. Estos caen presa del error al pensar –a pesar del hecho de que es completamente falso- que el Islam restringirá el espacio de su vida, que obstruirá sus libertades, que controlará sus pensamientos y que pondrá limitaciones al arte y a la ciencia. La verdad es que el Islam es la fe que provee libertad de adoración y expresión, lugares buenos de todo tipo bajo su protección y ofrece verdadera libertad a la gente. En el Corán, aleya 41 de la sura Yunus, «Y si te desmienten, pues di: “para mí son las acciones mías y para vosotros las acciones vuestras. Vosotros os recobráis de lo que hago y yo me recobro de lo que hacéis.”», es una de estas aleyas en la cual Allah Topoderoso encomienda la democracia a Sus siervos. En esta aleya, Allah claramente revela la importancia de que cada uno disfrute de la libertad de ideas y creencias, libre de toda presión o coacción.


Todas las condiciones de la democracia sólo pueden reunirse cuando el pueblo convive con valores morales islámicos


1-JUSTICIA SOCIAL: Allah Todopoderoso Ordena la Justicia Social y la Cooperación


La justicia social es uno de los principios básicos de la democracia dentro de verdaderas democracias. El pueblo aprendió la justicia social del Profeta Noé (p) y del Profeta Abraham (p). De acuerdo con fuentes religiosas, cuando el Arca llegó a tierra seca después del Diluvio, el Profeta Noé (p), hirvió lo poco que quedaba de garbanzos, lentejas, pasas, higos, trigo para hacer una especia de caldo dulce. Todos en el Arca comieron entonces. Eso es justicia social, porque por medio de este ejemplo el Profeta Noé (p) enseñó a todos la igualdad, la solidaridad, la generosidad y la importancia de distribuir la comida a todos:


Como fue revelado en la aleya 69 de la Sura Hud, «Y ya han llegado mensajeros nuestros a Abraham con buenas nuevas. Dijeron: “Paz.” Dijo: “Paz.” Entonces sin detenerse es que llegó con un ternero asado.» el Profeta Abraham (p) inmediatamente mató un ternero cuando sus invitados llegaron y lo tenía preparado para que coman. Allah Todopoderoso enseña que al ofrecer comida a una gente que nunca antes conoció, el Profeta Abraham (p) estaba actuando de la mejor manera, y sabiamente afirma la importancia de alimentar al pobre y de la justicia social.


2-IGUALDAD: Allah Todopoderoso revela en el Corán que ninguna raza es superior a otra


Así es como Allah Todopoderoso revela en una aleya del Corán, que la superioridad yace sólo en la piedad. En este verso Allah nos dice:


¡Hombres! Os creamos de un hombre y una mujer, y os hicimos pueblos y tribus para que así podáis conoceros unos a otros. El más noble entre ustedes a los ojos de Allah es que tiene más piedad. Allah es Omnisciente, Todo lo sabe. (Sura al-Hujurat, 13)


Nuestro Profeta (pyb) expresa esta verdad ordenada por Allah como en los siguientes hadices:


“Vosotros sois hijos de Adam, y Adam vino del polvo. Que la gente deje de jactarse de sus antepasados.”(Sunna Abu Daud, Libro 41, Número 5007)


“Estas genealogías vuestras no son razón para injuriar a nadie. Vosotros sois todos hijos de Adam. Nadie tiene ninguna superioridad sobre otro excepto en la religión y el taqqua (piedad).” (Ahmad, 158/4)


Durante su sermón final, el Profeta (pyb) llamó a los musulmanes en estos términos:


“Un árabe no es superior a un no árabe ni un no árabe es superior a un árabe, ni un blanco es superior a un negro ni un negro es superior a un blanco excepto en la piedad. En verdad el más noble entre ustedes es el más piadoso.” (El Último Sermón del Profeta Muhammad,http:/www.stanford.edu/~jamila/Sermon.html)


3-JUSTICIA: Allah Topoderoso ordena justicia


Allah emite este mandamiento a los creyentes en el Corán: “…Vosotros que creéis, sed defensores de la justicia, dad testimonio sólo para Allah, incluso contra vosotros mismos o vuestros padres o parientes. Sean ricos o pobres, Allah está perfectamente informado de ellos. No sigáis vuestros deseos y os desviéis de la verdad. Si vosotros cambiáis o os volvéis, Allah está informado de lo que hacéis.”(Sura al-Nisa, 135)


Las órdenes de nuestro Profeta (pyb) emite entre los musulmanes y su actitud justa hacia la gente de diferentes religiones, lenguajes, razas y tribus, así como la forma en que trataba igualmente a cada uno, sin hacer distinción entre rico y pobre, como Allah reveló en el Corán, representa un excelente ejemplo de la concepción de la democracia.


En una aleya, Allah dice a nuestro Profeta (pyb):


Hay gente que escucha mentitas y consumen ganancias mal habidas. Si vienen a ti, puedes juzgar entre ellos o darles la espalda. Si te alejas de ellos, no pueden hacerte daño en ninguna forma. Pero si juzgas, juzga entre ellos justamente. Allah ama la justicia. (Sura al-Maida, 42)


Nuestro Profeta (pyb) se adhirió al mandamiento de Allah, incluso entre gente problemática, y nunca hizo concesiones en la justicia. Según lo revelado, siempre dijo: “Mi Señor ha ordenado la justicia…” (Sura al-Araf, 29), sirviendo así como un modelo a seguir para todos los tiempos.


La Democracia vendrá cuando la gente viva con los valores morales ordenados por Allah


Como hemos visto, en la esencia del Islam, hay libertad intelectual, libertad de culto y expresión. Algunas personas asumen que la democracia entró en la historia de la humanidad con los antiguos grecios. Sin embargo, es Allah quien enseña la democracia a la gente. Desde el momento del Profeta Adam (p), todos los profetas han sido los auténticos representantes de la libertad intelectual y del respeto a las opiniones. La esencia de todos los conceptos primordiales –libertad de justicia, sin ejercer presión sobre nadie, tratando a todos como a ciudadanos de primera clase, respetando a la gente y dándoles confianza, sin juzgar a nadie por sus opiniones- que están asociados a la democracia están presentes en la moral de la religión. A lo largo de la historia, la gente ha aprendido estos conceptos de las justas religiones reveladas por Allah y fue testigo de sus más bellos ejemplos en los tiempos cuando la gente vivía con las religiones justas.


Cuando vemos las épocas en las que la gente fue oprimida debido a sus opiniones y a sus diferentes ideologías, miembros de varias religiones han sido humillados, mientras que las artes, ciencias y arquitectura morían. Tiempos en los que la gente perdía la alegría de vivir y se convertían casi en robots, o cuando hubo quema de libros, asesinatos, masacres, los genocidios se expandieron, vemos la influencia de lo antirreligioso, ideologías ateas de quienes malinterpretan la moral religiosa con un punto de vista radical distanciándola de su esencia.


Una vez que la religión justa de Allah sea vivida como ordenó Allah, la verdadera justicia, democracia, el verdadero respeto y amor, que el pueblo ha añorado tanto, podrán ser experimentados. Muy pronto, la democracia, la hermandad, el amor, la amistad y la paz, con el permiso de Allah, dominarán el mundo y la gente experimentará la alegría, la dicha y la abundancia de fe tanto como puedan. Como claramente se ve por los signos de las aleyas, los hadices de nuestro Profeta (pyb) y las palabras de los grandes eruditos islámicos, el tiempo que vivimos es el Fin de los Tiempos. Los días difíciles y problemáticos del Fin de los Tiempos, en este siglo, terminarán con el Profeta Jesús (p) y el Hazrat Mahdi (p) siendo instrumento, y el mundo entrará en una nueva era, brillante era. Comunicando la Unicidad y la Unidad de Allah de la forma más hermosa y sabia, y presentando a la gente el Islam como se describió en el Corán y como se vivió en la época de felicidad establece una base importante para los días de brillo que alcanzaremos en el futuro. Nuestro deseo es que Allah haga también de este artículo un instrumento para alcanzar las bellezas en cuestión. Sinceramente esperamos que los dias en que veamos «a la gente entrar a la religión de Allah en grupos» venga de una vez. Allah revela estas buenas nuevas de la siguiente manera en el Corán:


Cuando el socorro de Allah y la victoria hayan llegado y hayas visto a la gente entrar a la religión de Allah en grupos, pues, glorifica a tu Señor y pide Su perdón. Él acepta a los que se arrepienten. (Sura An-Nasr, 1-3)


La libertad es Importante en el Islam, y la Coacción y la Presión Están Prohibidas


Cada musulmán, como requisito del moral del Corán, es responsable de mostrar a la gente el camino verdadero, ordenando el bien y prohibiendo el mal. Pero esto nunca implica obligar a los otros a pensar, vivir, actuar y vestir como uno mismo. Un musulmán muestra la verdad y deja a la persona elegir. Este es el mandamiento que Allah nos informa en el Corán, en la aleya, «No hay coacción en la religión…» (Sura al-baqarah: 256).


En sincronía con el mandamiento de Allah Todopoderoso, nuestro Profeta (pyb) hizo un trato con los cristianos de Najran, que vivían en el sur de Arabia. Esto aclara que el Islam es la fuente de libertad de pensamiento y creencia en democracias. El trato incluía el siguiente artículo:


“Las vidas de las personas de Najran y el área que la rodea, su religión, sus tierras, propiedades, ganado y los que están presentes o ausente, sus mensajeros y lugares de adoración están bajo la protección de Allah y tutela de su Profeta.” (Pacto de Najran, Artículo 6, http://www.islamicresources.com/Pact_of_Najram.htm)


El Pacto de Medina, firmado por los inmigrantes musulmanes de Meca, los musulmanes nativos de Medina, los cristianos y los judíos de Medina, es uno de los mejores ejemplos del concepto de democracia en el Islam. Como resultado de esta constitución, que establecía la justicia entre comunidades con diferentes creencias y aseguraba la protección de sus variados intereses, largos años de enemistad llegaron a su fin. Una de las características más sobresalientes del tratado es la libertad de creencia que se establecía. El artículo importante dice:


“Los judíos de banu ‘Auf son una nación con los musulmanes. Los judíos tienen su religión y los musulmanes la suya…” (Constitución de Medina, http://www.islamic-study.org/jews-prophet-p.-2.htm)


El Artículo 16 del tratado dice: “El judío que nos sigue tiene derecho a nuestro apoyo y los mismos derechos que cualquiera de nosotros. No debe ser agraviado ni su enemigo debe ser ayudado.” (Constitución de Medina, http://www.islamic-study.org/jews-prophet-p.-2.htm)



Los compañeros del Profeta (pyb) se mantuvieron fieles a este artículo del tratado, incluso después de su muerte, incluso lo ejercieron respecto a bereberes, budistas, brahmanes y pueblos de otras creencias.


Como todos los demás profetas, muchos cosas sucedieron durante el tiempo de profecía de Rasullah (pyb), que manifestaron el concepto de democracia. Pueblos de varias razas, religiones, lenguajes y tribus vivieron juntos en tierras en las que nuestro Profeta (pyb) vivió. No es fácil para estas comunidades vivir juntos en paz y armonía, y para que los que deseaban crear lucha sean neutralizados. Un grupo podía enojarse y atacar a otro como resultado de una leve palabra o acción. Pero el concepto de justicia de nuestro Profeta (pyb), su justo gobierno, representaba una fuente de paz y seguridad para estar comunidades así que para musulmanes. Durante la época de la felicidad, cada uno de la península arábiga, cristianos, judíos, paganos y cada uno, sin distinción, era tratado justamente. De acuerdo con el mandamiento de Allah Todopoderoso, «no hay coacción en la religión…» nuestro Profeta (pyb) decía a todos sobre los verdaderos valores morales religiosos pero dejaba la decisión final a ellos.


En una entrevista en Kaçkar TV el 1 de Marzo de 2011, el Sr. Adnan Oktar describió cómo las verdaderas fe son la fuente de democracia y cómo un verdadero clima de democracia, paz y seguridad vendrán en tiempo del Harzat Mahdi (as):


ADNAN OKTAR: ¿Cuándo apareció por primera vez la democracia? El momento está claro. ¿Cuánto tiempo hace que existe la religión? Mucho, mucho tiempo. Fue Demócrito quien vino con la democracia. ¿De dónde la aprendió? Tenía una fuente, un libro. Las sagradas escrituras son la fuente verdadera de la democracia. ¿Qué significa democracia? Que la gente tenga libertad de ideas, en otras palabras, paz y calma en el corazón, que nadie sea oprimido. Eso es lo que Allah quiere para nosotros. Un clima de libertad y alegría. Esa es la verdadera democracia. Los libros y las tablas del Profeta Noé (p) y del Profeta Abraham (p) enseñaron la democracia al mundo. Marx aprendió sobre la justicia social de los descripciones detalladas del Hazrat Mahdi (p) en la Torá. Intentó convertir el concepto de justicia social del Hazrat Mahdi (p), el concepto de justicia social del Mesías Rey, dentro de la justicia social sin religión. Intentó implementar lo que aprendió de la Torá y no lo inventó él. Aprendió sobre la democracia en las escrituras. Allah quiere que seamos libres. Por ejemplo, yo soy un demócrata, pero aprendí la democracia del Corán. Hablo de democracia así la gente puede entender, y porque ninguna otra palabra significa lo mismo. Usted puede definir una silla usando otras palabras. Pero la libertad de pensamiento se conoce como democracia. La palabra democracia no aparece en el Corán, pero el Corán nos la describe. El Corán nos quiere libres, que estemos llenos de alegría, para que estemos tranquilos y no estemos bajo ninguna presión psicológica. Y esto se llama democracia.


Los comunistas también llevaron la democracia a Rusia. Pero, ¿qué tipo de democracia? Una desgracia total, un sistema de dolor y violencia, un sistema de pánico y terror. Los comunistas eran los más apasionados devotos de la democracia. Siempre tenían sus repúblicas democráticas de esto y aquello. ¿Pero dónde estaba la democracia de estas? Su gente estaba desdichada. Miren China, sus ojos son como espejos, están exhaustos. ¿Qué tipo de democracia es esta? La medida real de la democracia está en los rostros de la gente. Si hay alegría y felicidad en las caras de la gente, entonces tienen democracia. Pero si se ven deprimidos entonces no hay democracia ahí. Ese es el criterio, el resto no importa. Así que lo importante es un clima en el cual la gente ame y sea amada, de amistad y hermandad, de libertad, en el cual no haya ni sufrimiento ni opresión. Y es el Islam el que trae ese sistema.


Observe el camino del Hazrat Mahdi (p), en todos sus detalles. Nos ofrece un entorno ideal, delicioso. Esa es la democracia real. No queremos un modelo comunista de democracia. La gente no es feliz en la democracia de tipo europea. Nadie es amigo de nadie en Europa. Por ejemplo, muchachos y muchachas dejan la casa a los 18. Olvidan a sus padres y a todos, nunca les hablan ni les muestran ningún respeto. Sus tíos y abuelos ancianos viven en asilos para ancianos. Jamás les hablan. Eso es lo que trae su democracia. Y no hay la más mínima señal de alegría en sus rostros, ni un signo de felicidad. A veces enciendo la televisión y la gente está fingiendo ser feliz, apuntando a botellas y vasos. Pero apuntan al veneno. ¿En dónde está felicidad en eso? ¿Usted cree que esas jóvenes niñas pasarían tiempo con usted si usted no les pagara?


Nunca veo verdadera alegría en ninguna parte. No hay alegría en ningún lugar. Todo es artificial y espantoso. Nadie sabe quién es y todos están realmente tensos. ¿Cómo puede alguien ser feliz así? ¿Qué tan buena es la democracia si la gente esta así?


La democracia debería en realidad otorgar una profunda alegría, una profunda sensación de seguridad, una mente sana y un corazón tranquilo. Pero nadie ve eso aquí. Así que, ¿qué tan buena es la democracia? El Islam otorga los elementos buenos y positivos que he estado discutiendo. Y vendrán con el sistema del Mahdi (p).











0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top