Menu


Mensaje del Imam Jomeini al Presidente Gorbachov

Día 8 de enero de 1989, el Imam de la Comunidad Musulmana y Líder de la Revolución Islámica, Hadrat Ayatollah al-Uzma Ruhollah al-Musáui al-Jomeini, la Misericordia de Dios sea con él, envió un histórico mensaje al presidente del Presidium de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, del cual fue portador una delegación encabezada por el Ayatollah Yavadi Amoli. El siguiente es el texto completo del mensaje del Imam Jomeini.

En el Nombre de Dios el Graciabilísimo el Misericordiosísimo

            A Su Excelencia Mijail Gorbachov presidente del Presidium de la Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas.

            Con los deseos de felicidad y prosperidad para S.E. y el pueblo soviético.

Desde que asumiera las responsabilidades de su cargo. S.E. ha evidenciado un nuevo enfoque a la hora de analizar los acontecimientos políticos mundiales especialmente los concernientes a la Unión Soviética. y que su esfuerzo y audacia al confrontar las realidades de este mundo pueden constituirse en el comienzo de una nueva etapa de transición capaces de producir transformaciones en la actual situación Internacional. Por todo ello he creído necesario mencionar algunos puntos.

Aunque es posible que sus nuevas ideas y recientes decisiones sean solamente un nuevo método para resolver disputas partidistas así como algunos de loa problemas con los que se enfrenta su pueblo. es merecedor de elogio el coraje que ha puesto de manifiesto en la revisión de una escuela de pensamiento que ha aprisionado durante muchos años a las juventudes revolucionarias del mundo detrás de barrotes de acero. Pero si es capaz de pensar más allá de esas fronteras la principal cuestión que seguramente le ayudará a alcanzar sus metas con éxito será reconsiderar las políticas de sus predecesores respecto a la prescindencia de Dios y de la religión en la sociedad. lo que ha arrojado sobre el pueblo soviético el mas devastador de los males. Puedo asegurarle que ésta es la única fórmula gracias a la cual podrá abordar con realismo los problemas de este mundo.

Caducidad del marxismo

Por supuesto es posible que los métodos Incorrectos y prácticas erróneas de los anteriores líderes comunistas en el campo de la economía hayan ayudado a que el mundo occidental parezca mas atractivo pero la verdad subyace en otra parte. SI quiere poner fin a las calamidades económicas del socialismo y del comunismo mediante el único recurso de orientarse hacia el centro del capitalismo occidental no solamente fracasará en curar las enfermedades sociales de su pueblo sino que otras sobrevendrán a consecuencia de sus errores puesto que si hoy día los métodos del marxismo en lo económico y social han llegado a un callejón sin salida el mundo occidental también se encuentra Inmerso en dificultades de distinta índole en otras áreas.

Su Excelencia. Señor Gorbachov: debemos sometemos a la verdad. El problema esencial de su país no tiene raíces en la propiedad privada la economía y las libertades. Su principal problema tiene origen en la ausencia de la verdadera fe en Dios el mismo problema que ha arrastrado a Occidente hacia una sórdida decadencia y al estancamiento. Su problema fundamental reside en su persistente y fútil lucha contra Dios que es la fuente de toda existencia y creación.     '

Su Excelencia. Señor Gorbachov: resulta meridianamente claro para todos que a partir de ahora habrá que buscar el comunismo en los museos de la historia política mundial. ya que el marxismo no puede dar respuesta a las necesidades reales de los seres humanos. Esto es así porque se trata de una doctrina materialista, pero a fuerza de materialismo no es posible salvar a la humanidad de la crisis que supone la falta de creencias espirituales, lo cual constituye la mayor aflicción que padecen las sociedades en Oriente y Occidente.  

Su Excelencia, Señor Gorbachov: es posible que en algunos aspectos no haya dado la espalda al marxismo, e incluso que en el futuro pueda proclamar su firme convicción en tal filosofía. Sin embargo usted debe ser conciente de que las cosas son diferentes en la realidad. El líder chino asestó el primer golpe al comunismo, Y usted le infligió el segundo, y aparentemente el último golpe a lo que actualmente conocemos como comunismo. No obstante, apelo sinceramente a usted para que no quede atrapado en la prisión de Occidente y del Gran Satán (EE.UU.) cuando se derriben los muros de las ilusiones marxistas.

Espero que pueda tener el privilegio de acabar con los últimos residuos decadentes de los 70 años de perversidad del mundo comunista, tanto de los capítulos de la historia como en su propio país.

Incluso en la actualidad, gobiernos considerados aliados suyos, ansiosos de asegurar los Intereses de sus patrias y sus pueblos, nunca podrán convencerse a sí mismos de que el despilfarro de recursos básicos de sus países sirve como prueba de la validez del comunismo (como que el crujido de los huesos rotos del comunismo decrépito ha sido escuchado por sus propios hijos).  .

Su Excelencia, Señor Gorbachov: después de 70 años puede escucharse la llamada a la oración Allahu Akbar (Dios es el mas grande), y el testimonio de la misión profética del Sello de los Profetas (la Bendición y la Paz sean con Muhammad y con su Descendencia purificada), pregonada desde los minaretes de las mezquitas de algunas de sus Repúblicas, y que hace llorar a todos los seguidores del genuino Islam de Muhammad la Bendición y la Paz sean con él y su Descendencia purificada). Considero necesario recordarle una vez más que reflexione acerca de las dos cosmovisiones, materialista y divina.

Los materialistas sostienen que los sentidos son el criterio de reconocimiento de la realidad, y que nada más alió de los sentidos puede pertenecer al dominio del  conocimiento. AsImismo, consideran la existencia como equivalente del ser material, puesto que todo aquello que está desprovisto de materia es considerado como no existente. Consideran, Inevitablemente, como algo totalmente ilusorio el mundo de lo

Invisible, el mundo de la existencia del Altísimo, de la Divina Revelación, de la misión Profética y el Día del Juicio Final. Pero la base del conocimiento desde un punto de vista divino está compuesto de sentido y razón; y todo lo que es racional entra dentro de la esfera del conocimiento, aunque del conocimiento no sensorial. Por consiguiente, la existencia incluye a ambos, lo presente y lo invisible, y algunos entes pueden existir sin materia. Así como lo existente concreto está basado en el ente abstracto, la percepción sensorial esta también basada en el conocimiento racional.

El glorioso Corán desaprueba los fundamentos del punto de vista materialista del mundo, así como que aquellos que no creen en la existencia de Dios puedan, por otra parte, llegar a su presencia. O según las divinas palabras: ¡Oh Moisés!, no te creeremos hasta que veamos a Dios claramente (2-55). Y añade: Las miradas no pueden percibirle, si bien El percibe todas las miradas; porque es Imperceptible, Omnisapiente (6-103).

Podemos continuar temporalmente sin el querido y glorioso Corán y su lógica concerniente a la Divina Revelación la Misión Profética y el Día del Juicio Final asuntos que usted contempla simplemente como materia de discusión.

La Inmaterialidad del pensamiento

No siento una especial inclinación por enredarle en sutilezas de filósofos particularmente de filósofos Islámicos. Me bastará con ofrecerle un par de ejemplos sencillos y básicos que pueden resultar útiles Incluso a los políticos.

Resulta meridianamente claro que tanto la materia como cualquier objeto no son concientes de si mismos. Cada parte de una estatua de piedra o el aspecto material del hombre no son concientes de su otra parte mientras que no es preciso ni siquiera mencionar que tanto el hombre como el animal son perfectamente concientes de su propio entorno. Saben dónde están son capaces de percibir aquello que está vivo a su alrededor así como cualquier alteración que se produzca en el mundo. En consecuencia existe algo llamado supramateria que existe separado de la materia y que no muere y. sigue vivo cuando la materia muere. De acuerdo con los dictados de su naturaleza el hombre aspira a la total perfección y usted es conciente de que el hombre desea llegar a ser omnipotente en el mundo y no tiene Interés por ningún poder que no sea absoluto. Incluso si el hombre tuviera el control del universo y se afirmase que hay otro mundo él desearía por naturaleza lograr el poder y el control sobre ese otro mundo también.

Así como el hombre siempre desea alcanzar el conocimiento cuando oye hablar de otra fuente de sabiduría por naturaleza ansia conocerla. En consecuencia la Omnipotencia y la Omnisciencia (atributos ambos del Altísimo) deben existir puesto que son tan ansiados por el hombre y este absoluto es Dios. Alabado sea por Quien todos nosotros nos sentimos conciente o inconscientemente atraídos aún sin damos cuenta de ello. El profundo interés por una vida eterna que es inherente a toda persona. Indica la existencia de un universo eterno e inmune a la muerte.

Si Su Excelencia manifestara interés por investigar estos temas puede designar a un grupo de estudiosos en la materia y remitirlos a los escritos de al-Farabi [1] y Abu Ali ibn Sina [2] (la Paz sea con ellos) concernientes a la filosofía peripatética [3] (mash-shi) además de los libros de los filósofos occidentales ya que tales estudios probarán que el área cubierta por la ley de causa y efecto sobre la cual está basado todo el conocimiento es racional y no sensorial ni perceptivo y que la comprensión tanto de los términos universales como de las leyes generales sobre las que se basa cualquier argumentación es algo racional no sensorial. En este sentido podrán además consultar los nobles escritos de al-Suhrauardi [4] (la Paz sea con él) sobre la filosofía lumínica [5] (Israq). Este autor dilucida con clarividencia el hecho de que la materia y todo objeto material necesitan una Inspiración verdadera totalmente libre de los sentidos; y la concepción Intuitiva de su esencia en el hombre esta definitivamente lejos del sentido de la percepción. Su Excelencia puede también pedir a los expertos que consulten la celebérrima obra de Sadr al-Muta'allihim [6] (con quien Dios se complazca y lleve junto a los profetas y los piadosos) sobre filosofía trascendental que le permitirá ver con claridad que la realidad del conocimiento es ciertamente una entidad separada de la materia así como que cualquier pensamiento esta separado de la materia. Por tanto ningún pensamiento estará sometido a las leyes de la materia.

No le Importunaré con más detalles no mencionaré los títulos de obras de grandes gnósticos Islámicos como Muhiuddín Ibn Arabi [7] . Si Su Excelencia desea profundizar en las sutilezas discurridas por este gran pensador le ruego envíe a Qom a un equipo de expertos duchos en la materia porque en el plazo de pocos años por la gracia de Dios adquirirán el conocimiento de tales sutilezas tarea imposible sin la realización de ese viaje.

  El opio del pueblo

 Su Excelencia. Señor Gorbachov: tras mencionar estos puntos  preliminares pido a Su Excelencia que profundice seriamente en el Islam no porque el Islam y los musulmanes necesiten de su interés sino porque los elevados y universales valores del Islam son los que pueden confortar y salvar a todas las naciones así como resolver los problemas fundamentales con los que se enfrenta la humanidad. Una investigación rigurosa del

Islam podría librarle para siempre de problemas como el de Afganistán y otros de la misma índole. Consideramos a los musulmanes del mundo entero Iguales que los musulmanes de nuestro propio país y por tanto compartimos un destino común. Al garantizar una relativa libertad religiosa en algunas de las Repúblicas Soviéticas prueba usted que ya no cree que la religión sea el opio del pueblo ¿Es la religión que ha hecho que Irán sea tan firme e inquebrantable como una montaña frente a las superpotencias el opio del pueblo?

¿Es una religión deseosa de administrar justicia en el mundo y de librar al hombre de las cadenas materiales y espirituales el opio del pueblo? La realidad es que una religión que pone el capital material y espiritual de países Islámicos y de los que no lo son a disposición de las superpotencias y de otras naciones poderosas y que al mismo tiempo vocifera que la religión debe estar separada de la política ésa es ciertamente el opio del pueblo. Tal no es la verdadera religión y en efecto nuestro pueblo califica así a una religión patrocinada por los norteamericanos. En conclusión anuncio explícitamente que la República Islámica del Irán es la base más grande y poderosa del mundo Islámico capaz de llenar el vacío de fe existente en su sistema. De cualquier forma Irán como en el pasado respeta y cree en las relaciones bilaterales y de buena vecindad.

Paz y bendiciones para aquellos que buscan la verdad.

           

Ruhollah al-Musaui al-Jomeini

            18 de dei de 1367/8 de enero de 1989

[1] Al-Farabi Abu Nasr Muhammad ibn Muhammad Ibn Tarajan Ibn Uzalag al-Farabi, nacido en Farab (Uzbekistán) en 870 y fallecido en Damasco (Siria) en 950, fue un filósofo musulmán cuya inmensa obra comprende comentarios a todo el corpus aristotélico, muchos de ellos no conservados. Sin embargo se conocen el original árabe de cerca de sesenta de sus trabajos en los que se destacan Ihsa al-Ulum (Catálogo de las Ciencias), Fusul yuhtayu ilalha fl slna'at al-Mantiq (Capítulos extractados sobre la ciencia lógica) y Risala fi ara ahl al Madinat al-Fadila (Tratado acerca de las opiniones de la gente de la ciudad ideal. Sus libros e investigaciones tratan sobre filosofía, lógica, metafísica, psicología, astrología y astronomía, poética, música, matemáticas y medicina)

[2] Abu Ali Ibn Sina. Abu Ali al-Husain ibn Abd Allah ibn al-Hasan ibn Ali Ibn Sina nació en la aldea de Afsana, del pueblo de Jarmaitán en la provincia de Bujara (Uzbekistán) en agosto de 980. Desde niño mostró una extraordinaria y precoz inteligencia estudiando el Sagrado Corán. Precursor de la medicina moderna, fue. el más notable facultativo de su tiempo, se distinguió también como filósofo, astrónomo, psicólogo, poeta y geólogo. A los veinte años le llamaban ya a consulta los médicos y gobernantes más famosos del Oriente. Al-Yuzayani. su más íntimo y fiel discípulo, nos describe a Ibn Sina conocido en Occidente como Avicena, como 'hombre de constitución fuerte, pero el exceso de trabajo Intelectual, político y médico le produjo una dolencia abdominal que le llevó a la tumba un viernes del mes de Ramadán del año 428 de la Hégira, 1037 del calendario occidental siendo enterrado en Hamadán, hoy República Islámica del Irán. La obra escrita de Ibn Sina es inmensa. Se le atribuyen unos 242 títulos de obras, entre las que se encuentran ocho enciclopedias y numerosos tratados de metafísica. lógica, psicología. filosofía práctica teología, medicina, ascética, mística, música, retórica y poética. Las más importantes son: La Curación (al Sifa), traducida al latín medieval. inmensa enciclopedia de todo el saber, y el célebre Canon. principal fuente de la medicina medieval y renacentista. La sistematización definitiva de los filósofos islámicos se debe a la extraordinaria labor de Ibn Sina.

[3] Filosofía peripatética. El peripatetismo es la filosofía llevada a cabo por Aristóteles y sus discípulos (luego traducida al árabe, estudiada, comentada y difundida al mundo oriental y occidental por los sabios musulmanes) caracterizada por la comprobación de la realidad con datos empíricos que se explican en un nivel meta1lsico. asegurado por un método lógico deductivo. 

[4] AI-Suhrauardi. Sihabuddín Iahia al-Suhrauardi. llamado al-Sheij al Israq, nació en 549/1155 en el noroeste de lo que hoy conforma la República Islámica del Irán, en Suhrauard, ciudad aun floreciente en medio de la feroz Invasión de los mongoles. Muy joven todavía, estudió en Marageh, en el Azerbaiyán, luego se trasladó a Isfahán, donde aún seguía viva la tradición aviceniana. Pasó luego algunos años en el sudoeste de Anatolia, hoy Turquía. donde fue muy apreciado por los musulmanes selyukíes de Rum. Establecido en Siria hizo amistad con el gobernador de Alepo al-Malik al-Zahir (hijo de Salahuddín al-Ayubi (1137-1193). llamado Saladino por los occidentales, el libertador de al-Quds (Jerusalem) en 1187 que fue luego amigo íntimo de Ibn Arabi de Murcia. Al-Suhrauardi pereció de forma misteriosa en la fortaleza de Alepo, el año 587/1191; contaba entonces treinta y seis años de edad (treinta y ocho lunares). Por esto los biógrafos orientales le llamaron al-Shelj al-Maqtul (el asesinado), y sus discípulos y partidarios al-Sheij al-Shahid (el mártir). Pese a su corta vida, escribió cuarenta y nueve obras. de las cuales cerca de veinte se encuentran publicadas en ediciones asequibles. Destaca su trabajo principal Kitab al-Hikmat al-Israq (libro de la Sabiduría luminosa).

  [5] Filosofía lumínica. A partir de las enseñanzas propagadas por Suhrauardi, Mulla Sadrá y sus más inmediatos comentaristas, se puede definir a la filosofía Israq (la raíz srq indica las nociones de iluminar, de luz y de lugar de luz o esplendor, ya que Israq es un nombre verbal en los gramáticos árabe-Islámicos) como la sabiduría de la iluminación o metafísica de la luz. Así, en sentido místico el Israq designa la gnosofía de una tendencia de sabios musulmanes (los Israquiyyún los que tienen una claridad de saber como la iluminación del sol naciente). Este término puede fusionarse con masriq (lugar por donde sale el sol = Oriente) y, por tanto, los Israquiyyún son masriqiyyún (orientadores). Asimismo, la sabiduría lumínica (hikmat al-Israq) es una sabiduría orientadora (hikmat al-masriqiyya) dentro de la mística y escatología del Islam.



[6] Sadr al-Muta'allihim. Sadruddin Muhammad ibn Ibrahim Shirazi, conocido por Sadr al-Muta'allihim y sobre todo como Mullá Sadra, nació en Shiraz, hoy República Islámica del Irán, hacia 979/1571. Transcurrió la mayor parte de su existencia en Kahak (hoy Neauphiele-Chateau, en recuerdo al suburbio elegido por el Imam Jomeini para pasar sus últimos días de estadía en Paris, poco tiempo antes del triunfo de la Revolución Islámica, una localidad a unos 30 kilómetros al suroeste de la ciudad santa de Qom, donde llevó una vida espiritual ejemplar. Impresionado por la fama de Mullá Sadrá, el gobernador del Fars, Allah Uardi Jan, mandó construir en Shiraz una universidad islámica (madrasa) destinada a Mullá Sadrá, que así regresó a su ciudad natal, en la que enseñó hasta su muerte, que tuvo lugar en Basra (lraq) durante el camino de vuelta de su séptima peregrinación a la Meca el año 1050/1640. La obra de Mullá Sadrá es excepcional. Comentó el Sifa de Ibn Sina, al-Hikmat al-Israq de Suhrauardi y al-Usul min al-Kafi de Abu Ya'far Muhammad ibn Yaqub Ibn Ishaq al-Kulaini ar Razi (muerto en 329/940), principal recopilador de hadices (dichos y tradiciones de la Santa Familia del Profeta Muhammad, la Bendición y la Paz sean con él y su Descendencia) de la escuela shiita. También realizó un Tafsir (exégesis del Sagrado Corán). Todas sus obras son fundamentales para comprender el movimiento Islámico duodecimano. pero su trabajo principal es el Kitab al-asfar al-arba'at al-aqliyya (libro de los cuatro viajes espirituales). verdadera síntesis de su experiencia mística.

  [7] Muhiiuddin Ibn Arabi Abu Bakr Muhammad lbn Ali ibn Muhammad al-Hatimi al-Ta'i Ibn al-Arabi llamado Muhiiuddin (vivificador de la religión) y al-Sheij al Akbar (Gran maestro), conocido en Occidente por Abenarabi y usualmente designado por Ibn Arabi, nació en Murcia, al-Andalus, el 28 de julio de 1165. Sus estudios literarios juveniles transcurrieron en la campiña andaluza de Lora del Río y Carmona. Con el tiempo, ibn Arabi se convertiría en un sabio piadoso. un asceta admirable y un poseedor de carismas innumerables. El ansia de saber condujo a Ibn Arabi a una prolongada vida peregrina a lo largo y ancho de al-Andalus (la España Musulmana) primero, del norte del África después y del Oriente más tarde. Después de haber permanecido varios años en la Meca visitó la ciudad de Bagdad donde conoció y frecuentó el círculo de discípulos de Suhrauardi. Luego se trasladó a Damasco, donde residiría hasta su muerte. ocurrida el 16 de noviembre de1240. Su tumba, en la que después fueron enterrados dos de sus hijos aun se conserva y  recibe veneración. Sobre ella los musulmanes otomanos edificaron una madrasa en la que se guarda su sepulcro. La labor literaria de Ibn Arabi es vastísima. comprendiendo más de 400 manuscritos. Por ejemplo, la célebre obra Kitab al-Futuhat al-Makiyya (Libro de las Revelaciones de la Meca) consta en su edición árabe de 4.000 páginas en letra muy pequeña. su Risalat al-Quds (Tratado de la Santidad) es una de las grandes colecciones hagiográficas del mundo musulmán que encierra un valor histórico excepcional para quien desee conocer la vida espiritual del Islam en los tiempos del místico murciano.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top