Menu



Llegó el mes sagrado de Ramadán, una fecha de máxima importancia para los musulmanes del mundo. Este es un mes (el noveno del calendario musulmán) marcado por el ayuno, la reflexión, la fraternidad y el gozo, aunque para algunos creyentes que viven en países o sociedades no-islámicas es un momento de resistencia y templanza, porque parece que durante este mes se intensifican las oportunidades para no cumplir a cabalidad con el ayuno -no solo fisíco sino espiritual-, y eso significa que muchos creyentes pongan en práctica la "Yihad Mayor" o la lucha para mejorarse internamente. Ramadán es un mes en el que se debe trabajar minuto a minuto y día a día para lograr la meta que supone este "Yihad Mayor", el creyente no debe encajar en las palabras que un día dijo el Imam Jomeini "Si al culminar este bendito mes, no observan ningún cambio en sus comportamientos y su ritmo de vida no varió respecto a otros meses, es evidente que no han podido alcanzar el ayuno que se esperaba de ustedes". 

Quiera Dios el más Clemente y Misericordioso, que este mes signifique el crecimiento del Islam y el fortalecimiento de los musulmanes del mundo, el establecimiento de la paz a través de la justicia y la tan ansiada unidad entre los musulmanes. 

¡Ramadán Mubarak!

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top