Menu



Abdo Tounsi es uno de los rostros más visibles de la causa palestina en España, este escritor nacido en Amán (Jordania) es miembro adjunto de la directiva de la Asociación de Periodistas y Escritores Árabes en España, también es el editor de la revista Palestina Digital y el creador de otros medios audio-visuales que sirven como plataforma para divulgar los horrores que sufre el pueblo palestino desde hace varios años. Este activista nos concedió una entrevista y esto fue lo que señaló:

Por Bilal Portillo

1. Usted es el editor de un gran esfuerzo que se llama Palestinadigital.com, cuéntenos algo sobre este medio

Bueno, todo empezó a raíz de la agresión a Gaza 2008, con la traducción al español de videos en árabe para llevar la voz de Palestina al público de habla hispana en un canal YouTube “TunSol”. De ahí empecé a ver la gran posibilidad de conectar con gran número de hispano parlantes en todo el mundo, después empecé a tener algunos colaboradores para la traducción y poco a poco formé el equipo humano TunSol que hoy edita varias ediciones digitales, entre ellas: la Revista PALESTINA DIGITAL, el Diario PALESTINA HOY y el Museo del Holocausto palestino. Todo esto de forma voluntaria y sin ningún presupuesto, y con esfuerzo personal. Le dedico muchas horas pero tengo la satisfacción de contar hoy con una audiencia de más de 40 mil impresiones digitales en la revista, lo que nos permite estar en la senda de cumplir con nuestro objetivo, que no es otro que el de servir a la causa palestina.
    
2. ¿Desde hace cuánto existe el conflicto, o lo que algunos califican de “guerra” entre palestinos y algunos israelíes -específicamente sionistas-, y cuáles las razones principales de semejante situación?

Me va a permitir corregir algunos conceptos al respecto; no existe tal conflicto, lo que hay es una usurpación de Palestina histórica por parte del sionismo dentro de una conjura mundial, que en su momento lideró el colonialismo europeo al que actualmente se suman los EEUU. La consecuencia lógica de esta situación es: la resistencia por parte, de quien le han echado de su casa a la fuerza y además, por falta de posibilidad de completar su plan usurpador, encerraron a algunos de la familia en un cuarto, prohibiéndoles salir y usar los elementos de servidumbre. El resultado es que el pueblo palestino lleva 66 años reclamando sus derechos básicos como seres humanos y sus derechos sobre su tierra. Esto no es estar en conflicto con nadie, sino simplemente resistir y reclamar derechos.
   
3. ¿En qué condiciones se encuentran actualmente las ciudades bajo dominio palestino?

Sobre los papeles existe lo que usted califica “bajo dominio palestino”. En realidad toda Palestina está bajo dominio del infame Estado sionista llamado “Israel”. Son las fuerzas de ocupación las que dominan los territorios ocupados, ya que no se ha cumplido con los acuerdos de Oslo y en consecuencia los territorios ocupados del 1967, siguen siéndolos. Las ciudades grandes sufren lo mismo que los pueblos; las restricciones y abusos de fuerzas sionistas, además el muro de separación hace imposible la vida normal en todos los sentidos. No existe para el palestino un territorio donde desarrollarse como ser humano, debido a que toda Cisjordania está bajo ocupación con fiscalización de tierras y agresiones continuas por parte de los colonos y la fuerza ocupante. En cuanto a la franja de Gaza y como es sabido, está bajo un bloqueo férreo, sin posibilidad de entrar y salir nadie, con racionalización de alimentos y elementos básicos para vivir; un campo de concentración de un millón ochocientos mil personas.

4. ¿Cuáles serían desde su punto de vista las condiciones mínimas para poder entablar un diálogo serio con los israelíes?

Solo veo una única solución, que el verdugo deje de serlo, como sucedió en Sudáfrica. El Estado sionista ha de abandonar su hoja de ruta, donde el exterminio del pueblo palestino es su objetivo principal. Los diálogos que llevan celebrándose desde hace 20 años no han dado ni una sola solución, o un paso hacia alguna fórmula, que haga que el pueblo palestino recupere sus derechos legítimos reconocidos en las resoluciones de la ONU y en las leyes internacionales. Por lo tanto, la vuelta a las mal llamadas “conversaciones de paz”, solo dará a ese Estado usurpador, un tiempo extra para seguir implantando más y más asentamientos y asfixiando más si cabe al palestino, para terminar con su expulsión total de Palestina. Objetivo claro y demostrado a lo largo de los 66 años atrás y en especial desde los acuerdos de Oslo.
   
5. ¿Cuál es el impacto que el conflicto ha tenido en la cultura y el arte, sobre todo en la literatura, la pintura y la música del pueblo palestino hoy?

La catástrofe, en árabe Al-Nakba, es un hecho social que su impacto llegó a todas las manifestaciones literarias y artísticas, no hace falta indagar para percibir estas manifestaciones en todos los ámbitos sociales, incluso hay cierta jerga de los palestinos que acoge expresiones cotidianas, como por ejemplo cuando se felicita las fiestas; diciendo: “que la próxima en Palestina libre”. Yo nací en Amman, donde abundan los refugiados palestinos y estas expresiones o manifestaciones literarias, hacen que el palestino, generación tras generación, sigue con la esperanza y la firmeza de retornar a su tierra, un derecho inalienable que amparan los DDHH. En las poesías, en las pinturas, en las músicas… etc. el pueblo palestino ha expresado esa tragedia de mil maneras y sigue haciéndolo con cada acontecimiento, conmemoración o agresión sionista que son frecuentes.  
       
6. ¿Algunos de los grandes medios internacionales han hecho una presentación bastante negativa de los grupos de resistencia palestinos -específicamente de organizaciones como HAMAS- pero cuál es en su opinión el rol de esas organizaciones?

Es una tónica general desde los tiempos que al enemigo se le tiña de las peores clasificaciones. Yo vengo de una familia originaria de Argelia, a mis antepasados el colonialista francés entonces les llamó terroristas. Es el término que más se utiliza para descalificar a una resistencia, aunque yo no soy partidario de la violencia, pero es comprensible que una resistencia muestre fuerza cuando el opresor no se atiende a razones, es decir, si mis antepasados que fueron masacrados y expulsados de su propia tierra, después de haberles quemado sus pueblos y asesinado a sus hombres, como el caso de mi bisabuelo. Si no se hubiesen levantado en armas, hoy por hoy Argelia seguiría bajo dominio colonial. Sin ir más lejos, aquí el pueblo de Madrid-España hizo lo mismo en 1808. Palestina no es diferente, su causa se originó a raíz de una ocupación colonial, con la única diferencia que en Argelia, la resistencia estaba bajo un único mando, esto les hizo fuertes y ganaron la gran batalla al colonialismo. 
   
7. ¿Qué le han parecido las muestras de solidaridad de los pueblos y algunos gobiernos de América Latina?

¡Admirables!, a mí todas estas manifestaciones me emocionan y me hacen sentir orgulloso de mis semejantes. Desde luego, los cambios de los últimos años en los gobiernos de América Latina, tomando la senda de la libertad y la democracia, han hecho posible que nuestros hermanos del Sur, en este caso los de Sudamérica, vean reflejados sus deseos de solidarizarse con el pueblo palestino, a través de las decisiones gubernamentales en este sentido.   

8. Hoy -y gracias a la masificación de algunos medios- resulta muy difícil para cualquier Estado esconder sus acciones, por ejemplo cree usted que Israel se ha visto de alguna manera desenmascarado ante la opinión pública gracias a las nuevas tecnologías de comunicación

Totalmente, esto hace tres lustros no hubiese sido factible, hoy la propaganda sionista no pasa sin filtros, gracias a las redes sociales. Si fuera en manos del sionismo, acabarían con todas ellas, porque son el espejo donde se ven reflejadas nuestras acciones. El Estado sionista se muestra en lo que es en realidad; un Estado criminal e infanticida. Las imágenes que nos llegan desde Gaza en particular y Palestina en general, no dejan lugar a duda de su grado de criminalidad y todo nos llega al instante, sin darle a la maquinaria sionista tiempo para fabricar sus mentiras o propagandas. Por mucho que quieran justificar tal o cual acción de masacres, ya no pueden borrar las imágenes de niños con los cuerpos destrozados y quemados por sus cobardes soldados. Es evidente la importancia de estas tecnologías, sobre todo para los que tenemos cierta edad, que hemos sufrido la propaganda sionista durante décadas. Hoy por hoy, estamos dando la batalla en las redes sociales y los medios informativos a nuestro alcance, para desenmascarar al sionismo y echarle por tierra todos sus intentos de mantenerse inmaculado, como lo hacía antaño.     



*Fotografía de Casa de América











0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top