Menu


Hace muchísimos años, en la llamada Roma Clásica, el filósofo y orador Cicerón se quejó de la terrible maldad de uno de los enemigos de Roma -Catilina-, preguntándose hasta cuándo tendrían los buenos ciudadanos que soportar la maldad de semejante persona. Hoy el mundo tiene su propio Catilina elevado a la quinta potencia y disfrazado de Estado -Israel-. 

Israel es un Estado que ha vivido como parásito de las víctimas del Holocausto, tratando por todos los medios posibles de secuestrar el recuerdo y la memoria de las verdaderas víctimas de semejante horror, sin embargo sus acciones lograron pasar inadvertidas para buena parte del mundo por mucho tiempo, sin embargo el avance de las comunicaciones es el peor enemigo del Estado sionista: hoy a muchas personas no les queda un atisbo de duda sobre la naturaleza sangrienta de Israel, más de mil muertos y ocho mil heridos -la mayoría civiles palestinos- hablan con contundencia, y buena parte de los medios modernos se han encargado de señalar la culpabilidad del ente sionista, un hecho curioso que según nuestro criterio demuestra cómo ha cambiado la percepción sobre Israel se basa en las palabras del académico Reginaldo Nasser, del departamento de Política de la Universidad Pontificia de Sao Paulo, en Brasil, quien refiriéndose a la condena latinoamericana hacia Israel dijo: “No recuerdo otra situación similar en la que todos (los países de la región) hayan reaccionado prácticamente como un bloque” luego el académico hace mención de un hecho importante cuando señala que: “Un país que hoy dé una declaración contra Israel no será considerado como fuera de las normas internacionales” (1), palabras que ventilan la complicada imagen que se ha fraguado Israel ante el mundo en los últimos años. El Ramadán no ha sido una fecha de regocijo espiritual ni como algunos dicen una "fiesta" -a lo mejor sí que lo fue para los mercenarios y wahabitas- ya que hemos tenido que soportar esas horribles imágenes de dolor y sangre palestina que colorearon este sagrado mes con el rojo de sangre inocente. Ojalá el mundo siga identificándose con el dolor de los oprimidos y rechazando la injusticia y la maldad del opresor.

Notas:
1-http://www.elfaro.net/es/201408/internacionales/15788/

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top