Menu



Mustafá Al Salvadorí, Presidente de la Asociación Cultural Islámica Shiita de El Salvador, manifestó a este medio que la pobreza no es obra de Dios, sino de la desigualdad social por parte de los opresores. “Vemos que todas las casas de los ricos están en pie y vemos que las casas de los pobres se están cayendo, no podemos decir que eso viene de Dios, eso es producto de la injusticia social; que los pobres tengan que construir sus casas a las orillas de las quebradas”, afirmó.

“Hay gente que sin escrúpulos (oligarcas) construyen sus casas o mansiones en las faldas de las colinas, que las autoridades han considerado áreas protegidas  (…) a ellos no les importa atentar contra la vida de los conciudadanos”, añadió.

El líder Shiita afirmó que no respetan a los opresores, pues son grupos que operan para ellos mismos y no para las grandes mayorías del pueblo. “Los opresores y los tiranos trabajan para el beneficio propio” sostuvo, al mismo tiempo que aclaró que esa misma opresión se puede dar en el hogar “oprimiendo a nuestra familia”.

El líder aseguró que todas sus acciones o prácticas de amor, paz, respeto, entre otras, se basan en las escrituras del sagrado Corán, pues el Islam  “nos enseña todo”, concluyó.

Por Ronald Escobar

Nota original publicada por el semanario Siglo XXI en su versión digital

1 comentarios:

  1. Para tocar el Corán se debe estar puro del corazón, quien lo profesa también está limpio en el alma. Amdullah

    ResponderEliminar

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top