Menu



"Favoreciendo la justicia demuestras que la injusticia te desagrada"
Nicolás Maquiavelo*

En la oferta espiritual del mundo actual, y al mejor estilo de los mercados más surtidos, existe una oferta bastante amplia y variopinta de "religiones", "movimientos", "logias" y agrupaciones que ofrecen sus inmejorables virtudes en las vitrinas de estos mercados espirituales; parece que cada una de las grandes religiones mundiales (la cristiandad, el islam, el budismo, el hinduísmo, etc) tienen sus contra-productos, algo parecido a lo que pasa en la competencia de las bebidas carbonatas en donde las grandes multinacionales tienen sus copias en diferentes países, por ejemplo en El Salvador la Coca-Cola y la Pepsi tienen su imitación en la Salvacola, obviamente de precio y sabor considerablemente inferior solo por decir algo. Así en el "mundo de lo espiritual" sucede algo parecido, con movimientos surgidos en el siglo XIX o principios del XX, que se maquillan con los colores de las grandes religiones pero su oferta es obviamente inferior, estas propuestas están destinadas  para el entretenimiento, con un discurso suave, ambiguo, egoísta, superficial, y peligrosamente mentiroso y de doble rasero, esas son algunas características de las "mass religion", el islam tiene dos, una de ellas creada en el seno de unos países de mayoría sunní y la otra en el seno de un país de mayoría chií.

Estas "mass religion" de "ascendencia" islámica promueven casi las mismas cosas que el Islam, pero hay un momento en donde el mensaje se tuerce, por ejemplo las "mass religion" proponen como base de su mensaje el amor,la unidad del género humano,y la simpatía con los que sufren y son perseguidos, pero al mismo tiempo proponen cosas como estas:

"El principio cardinal que debemos seguir es... obediencia al gobierno prevaleciente en cualquier territorio en el que residamos". (1)

"Deben obedecer al gobierno, aun cuando no aprueben sus exigencias y prestarle todo su apoyo y cooperación". (2)

Ante la pregunta ¿Obedecemos solamente a un gobierno justo?, la respuesta es escalofriante:

"Lo establecido por el maestro significa realmente obediencia a un gobierno constituido debidamente, sea cual sea la forma de ese gobierno".  (3)

Semejantes propuestas se derrumban no solo ante un análisis serio, sino ante el ejemplo irrefutable de los profetas divinos, qué diría de esto el Jesús que humilla a los fariseos y que insurrectamente echa a los comerciantes del templo, qué diría el Moisés que enfrenta al Faraón, el Muhammad que doblega a los opresores de Arabia.

Las "mass religion" hablan de huir de la política como una plaga: "Vemos por lo tanto que debemos hacer dos cosas: huir de la política como si fuera una plaga y ser obedientes al gobierno que tenga el poder en el lugar donde residamos" (4)

Sin embargo los representantes de las "mass religion" tienen lugares en la ONU, en donde promueven y apoyan sanciones en contra de países soberanos, le dan palmaditas en la espalda a los gobiernos siempre que apoyen esas sanciones, si los gobiernos lo dejan de hacer entonces no les sonríen más.

A las "mass religion" les fascina lanzar los dardos en una sola dirección, acusando, calumniando y negando las virtudes de los que consideran sus más fieros perseguidores, gastan y venden (bastante caros por cierto) libros y folletos con títulos rimbombantes y escandalosos como "Limpieza cultural en Irán" y titulando sus encabezados con frases que se asemejan mucho a los títulos de las películas del género "slash". (5)

El discurso de las "mass religion" pretende ser sutil pero generalizador, y por consecuencia falaz, defiende a los opresores y ni siquiera pronuncia el nombre de los oprimidos:

"El principal enfoque de su ira (de los musulmanes) es por su defensa del derecho de los judíos de afianzarse en su tierra prometida en Israel". (6)

"Hoy es el Occidente el que muestra mucha más tolerancia y amplitud, esclarecimiento y creatividad científica, incluso un sano arrepentimiento por el pasado infeliz, en parte porque porque es más sanamente heterogéneo, pluralista, secular y, ojalá religiosamente más resistente al fundamentalismo. Mientras tanto desde hace siglos muchos pueblos islámicos han perdido la perspectiva de su moderación y sosiego en sus resentimientos por los golpes sufridos tanto desde adentro como desde afuera."(7)

Habrá que preguntarle a este predicador de la mass religion en donde está ese sano arrepentimiento y esa amplitud y tolerancia, a lo mejor no se dio cuenta de las atrocidades de las administraciones de los dos Bush, de las injerencias de algunos países europeos en países como Siria y Libia, de hecho el ISIS es un regalito de Occidente, difícil creer eso de "sano arrepentimiento" occidental. Y qué decir de eso de amplitud y tolerancia cuando el candidato que va arriba en las encuestas de la "Casa de la Administración" (EEUU en vocabulario de la mass religion)(8) afirma su odio contra las minorías. Parece como que entre líneas nos dijeran que toda la maldad viene del Islam y toda bondad de Occidente, ¡ataquemos pues la Casa de la Fe y no la de la Administración! ¡Condenemos al Islam y alabemos el derecho de defensa de la entidad sionista!.

El discurso de esta religión de masas se salta intencionalmente el hecho que Dios no promete tierras a ni derechos a pueblos en detrimento de otros, y que tal concepto de "tierras prometidas" y pueblos "escogidos" no existe en el vocabulario divino y profético.

Les gusta también rasgarse las vestiduras hablando de incumplimiento de resoluciones de la ONU, pero solo en una dirección, pasando por alto a los mayores violadores de esas resoluciones, por ejemplo en una plática con uno sus representantes nos contaban con gran emoción y entusiasmo desbordado acerca de la maligno de Irán y su Revolución, y de la necesidad de alzar la voz al mundo y denunciar, pero hay un silencio indignante acerca de los perseguidos que no son de su "mass religion" como por ejemplo los palestinos, y señalan que esos son sucesos que tienen "motivaciones" políticas y que no les "incumbe" meter sus narices, dejando en evidencia su discurso de doble rasero. Aunque qué se puede esperar de una "mass religion" que tiene su centro de peregrinación más importante en los territorios ocupados por el Estado sionista. No hay nada que pueda justificar un silencio tal, no hay mensaje divino ni profeta de Dios que apruebe tal conducta.

Otro aspecto especialmente inquietetante de estas mass religion, es la manera en que pretenden administrar justicia en el mundo:

"Si una u otra de las partes rehúsa aceptar el fallo, las naciones componentes de la Liga deben declararle la guerra". (9)

"Un poder ejecutivo mundial, apoyado por una fuerza internacional, hará cumplir las leyes necesarias para satisfacer las necesidades y regular las relaciones entre las naciones; un tribunal mundial solucionará cualquier disputa que pudiera surgir, aun cuando los países involucrados no hayan solicitado su intervención". (10)

Habrá que preguntarles quién dirigirá semenjantes "Tribunales" y qué diferencia hay entre esta propuesta y el intervencionismo de la OTAN, la ONU y especialmente la Casa de la Administración (EEUU).

Bueno pero al final el objetivo de las "mass religion" es ese, callar ante la injusticia.

San Salvador, febrero de 2016

Notas:

1-Peter Khan, No intervención en política y obediencia al gobierno, editorial Bahai latinoamericana, Buenos Aires, Argentina, 1989, página 36.
2-Bashirudin Mahmud Ahmad, Sociología Islámica, Misión Ahmadía del Islam, Mixco, Guatemala, página 31.
3-Peter Khan, No intervención en política y obediencia al gobierno, página 37.
4-Peter Khan, No intervención en política y obediencia al gobierno, página 21.
5-Comunidad Internacional Bahai, La cuestión Bahaí, Limpieza cultural en Irán, editorial Bahaí, Barcelona, España, 2006, páginas 51 y 53.
6-Quetin Farrand, Los encuentros entre el Occidente y el Islam como trasfondo de la crisis actual, folleto impreso en El Salvador, páginas 13 y 14.
7-Quetin Farrand, Los encuentros entre el Occidente y el Islam como trasfondo de la crisis actual, página 15.
8-Donald R. Witzel, Glosario Básico de Términos Bahá'ís, editorial Ruiseñor, Venezuela, 1996, página 24.
9-Bashirudin Mahmud Ahmad, Sociología Islámica, Misión Ahmadía del Islam,página 44.
10-Gloria Faizi, La Fe Bahá'í una introducción, Asamblea Espiritual de los baha'ís en Argentina, 2005, página 86.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top