Menu



Datos:

Fecha de nacimiento: Diciembre de 1970

Ciudad: Ereguayquín

Departamento: Usulután

País: El Salvador


Mi infancia estuvo acompañada de dificultades familiares, uno por estar en un periodo de convulsión sociopolítica, mi familia casi en su totalidad tenía algún tipo de vínculo político, lo que nos hacía ser blanco de muchas agresiones de personas afilidiadas ideológicamente a grupos partidarios contrarios. A la edad de 7 años y en gran parte por esa convulsión nos vimos en la necesidad de emigrar a San Salvador, específicamente a la zona de Ayutuxtepeque en un espacio rural llamado Colonia El Retiro, ubicada a unos 25 minutos del centro de la capital.

Bueno las cosas no cambiaron mucho en cuanto a mis condiciones de vida materiales, pues la pobreza fue una fiel y persistente compañera. Bajo esas condiciones y con gran dificultad inicié mis estudios en la escuela de la localidad, luego me trasladé a continuar mis estudios secundarios al departamento de Mejicanos, debo decir que en este proceso siempre tuve el apoyo y acompañamiento de mi madre y mi abuelo a quienes debo gran parte de la filosofía de vida que me acompaña hasta este día.

De niño y adolescente fui muy soñador, siempre quise ayudar a los demás. Soñaba con ser médico, pero en la práctica no se pudo, por eso busqué una carrera en la que pudiera satisfacer ese afán de servicio, y así estudié Derecho y Trabajo Social en la universidad.

Me acuerdo también como si fuera ayer de mi vida espiritual antes de conocer el Islam, como la mayoría de salvadoreños fui criado bajo el credo católico, mi madre y mi abuela son muy entregadas a dicha fe, mi persona si bien es cierto que participaba de los rituales, siempre sentía que faltaba algo y mis preguntas nunca eran respondidas de manera concreta, siempre bajo el argumento que no se debía de cuestionar la fe, que así estaba escrito. En la actualidad mi familia materna conserva la fe católica y por parte paterna la fe evangélica.

En el año de 2005 siendo ya padre de familia, tuve la oportunidad de observar cuando circulaba en un autobús, a dos musulmanes, con el paso del tiempo escuché una grabación de una melodía que me atrajo mucho, en ese entonces creía que era música y cuando busqué la forma de obtenerla me informaron que era una recitación del Sagrado Corán en audio, me entregaron una copia, y empezó mi búsqueda, por el internet sobre el Islam, leía cuanto artículo se me ponía enfrente, también al estudiar los ritos y las doctrinas vi que la fe islámica es seria y une al hombre en una exquisita intimidad con Dios, de tal manera que decidí convertirme al Islam. Una de las experiencias más maravillosas la viví hace algunos años cuando fui bendecido con la oportunidad de visitar los santuarios de Fátima Masuma y el Imam Ridha, y en ese momento de contemplación y oración entendí que en el Islam Shiita está el Árbol de la Verdad.     

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top