Menu



Introducción  

Mi artículo tiene como objetivo cardinal mostrar dos traducciones distintas del sentido del Corán tomando como ejemplo ilustrativo Sura Yusuf o José. Mi estudio se basa en una pequeña comparación entre dos traductores conocidos y modernos. El primero es el lingüista español Julio Cortés (1); era muy fiel en su traducción y ha sido examinada y reeditada en 2005 por el Centro Cultural Islámico «Fátimah Az-Zahra» de Salvador bajo el título de “el sagrado Corán” con lectura de Hafs y el otro es el filólogo y el arabista Abdel Ghani Melara (2) cuya traducción es “El noble Corán y su traducción comentario en lengua española” con lectura de Warsh y reeditada por el complejo del rey Fahd para la impresión del texto del Corán y también fue editada por la editorial española Nuredduna. Melara como lo  señaló  bien Mikel de Epalza era muy claro en la traducción de los conceptos, usó un estilo muy sencillo: “Parece tener cada vez mejor difusión y aceptación, por la forma como ha sido hecha y por su claridad de conceptos, de estilo y de tipografía, a la que se añade el que la tercera edición, bilingüe, tiene el aval de la editorial saudí con sede en Medina, especializada en traducciones bilingües del Corán, y que su extensa red de distribución, es prácticamente gratuita.(3) 

Lo que he notado que casi la mayoría de las traducciones existentes estaban hechas y patrocinadas  por orientalistas y la mitad de ellos eran sacerdotes. Asimismo; su traducción se ha discutido mucho y sigue siendo una polémica y altercado entre partidarios y ofensores así como el perfil de sus traductores. No obstante en la primera cuestión se admite la traducción del significado, de los conceptos y de las ideas del Corán y así se accede la perspicacia de su contenido y los que no hablan árabe podrán consultarlo fácilmente. En cuanto al perfil del traductor, continúa siendo un problema no resuelto y discutido y esto nos lleva a la primera traducción del sentido del Corán al latín en 1143 nutrida por el monje Pedro el Venerable (4) Abad de Cluny en Francia y traducida por el inglés Robert Ketton, el judío bautizado Petrus Alfonsi y otro monje Hermann. La traducción fue realizada en España en alguna ciudad de la ribera aragonesa del Ebro, probablemente en Tarazona. Por lo tanto, su traducción se produjo con añadiduras y supresiones; esto muestra sin fluctuación ninguna la mentalidad agresiva y de violencia que alzan los cristianos ante esta religión islámica a través de la terminología usada por Robert de Ketton. Ya se no nota que lo que le interesaba era sólo manchar la imagen del islam sobre todo en aquel periodo de las luchas sucesivas entre los almohades y los almorávides en el solar español. 

Características pulcras del traductor del sentido del Corán 

El Corán es un libro sagrado religioso, fundamentalmente, pero también un texto literario, estético, con una arquitectura visual y una estructura oral. Todos estos elementos estéticos y estilísticos se tienen que tener en cuenta en los principios de traductologia aplicados al Corán y a su dimensión de Intertextualidad; el Corán es más que una recitación y más que un libro (5). El Corán trata de los fundamentos de la historia de la humanidad, la moralidad, la relación entre Alah y sus creadores, los sistemas de justicia social, economía, jurisprudencia, leyes, derechos, etc. Por consiguiente; el traductor del sentido del Corán tenía que poseer características pulcras para poder cumplir este labor científico tan arduo: dominar y explicar los aspectos sintácticos, morfológicos, ortográficos fundamentales de la lengua árabe, disfrutar de un profundo conocimiento de la cultura islámica, conocer profundamente la vida del Profeta Mohamed (que la paz y bendiciones de Alah estén con él) “Sira Nabawiya”, los hadices o relatos de los dichos y hechos del profeta Muhammed, saber perfectamente las circunstancias de la revelación, leer los comentarios árabes tradicionales (Exégesis coránica islámica), básicamente al-Ŷalālayn, tafsīr al-Qurṭubī, El Tabari, Alsahdi, etc.,  mirar otras traducciones más destacadas en español (6) y otras lenguas para ver qué habían traducido los demás para facilitar el encargo de la traducción.

Estudio comparativo entre Abdelghani Melara y Julio Cortés

La sura de Yûsuf es mequí (revelada en La Meca). Fue revelada en el mismo período que las dos suras precedentes, Yûnus y Hûd, y en los mismas contextos. Consta de 111 aleyas que manifiestan la vida  del profeta Yûsuf y es la sura que contiene el relato más largo del Corán. Al leer sura Yusuf se puede decir que está dirigida a estos creyentes que aguantaron mucho en su vida, a consolar al profeta y brindarle alivio. La historia de Yusuf estaba dirigida a consolar al Profeta (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), pero además estaba dirigida a brindar alivio a los creyentes. Y este alivio arribó en forma de la historia de Yusuf revelada al Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él). El niño Yusuf fue echado en un Aljub o pozo por la fuerza por sus hermanos; luego fue vendido como un esclavo y comprado por el Aziz de Egipto. Cuando alcanzó la madurez Alah le dio poderío en el país, y hasta le enseñó a interpretar sueños, le dio juicio y ciencia. Pero tenía que aguantar y luchar con los coqueteos de la esposa del Aziz llamada Zulaykha y de un grupo de mujeres, fue arrojado a la cárcel y olvidado. Soportó muchas calamidades pero al final se convirtió en un gran gobernante de Egipto y se reunió con su familia y se cumplió todos sus deseos. Justamente también, en nuestra vida tenemos que recordar que después de la tempestad viene la calam; e incluso si no puedes recordar lo bueno que has dicho y hecho durante los soplos más extenuantes, Alah nunca lo deja en el tintero y que Alah sabe y nosotros no sabemos; por eso es recomendable confiar en Alah, tener paciencia y no desesperar. 
En este espacio; intentamos dar un estudio comparativo de la traducción del sentido del Corán tomando como ejemplo ilustrativo esta sura que abarca todos los elementos y las técnicas del arte narrativo: intriga, imágenes de los hechos, coherencia y utilización de símbolos. Pues intentamos mostrar la diferencia en la traducción de los conceptos sugerida entre  Abdelghani Melara y Julio Cortés:  
قَالُوا تَاللَّهِ لَقَدْ آثَرَكَ اللَّهُ عَلَيْنَا وَإِنْ كُنَّا لَخَاطِئِينَ (91)   
Dijeron: !Por Allah! que Allah te  ha preferido sobre nosotros y es cierto que hemos cometido maldades.( Abdelghani Melara).
Dijeron: «¡Por Dios! Ciertamente, Dios te ha preferido a nosotros. ¡Hemos pecado!» ( Julio Cortés) 

Abdelghani Melara ha evitado todas las matices y palabras usadas entre los cristianos y que tienen implicaciones como por ejemplo la traducción de Allāh como Dios que procede del latín Deus que a su vez procede del griego Zeus, y Zeus no es Allāh mientras Cortés ha dejado esta traducción de origen latino o hebreo y en toda su traducción no existe la palabra Alah sino Dios. 
 وَكَذَٰلِكَ يَجْتَبِيكَ رَبُّكَ وَيُعَلِّمُكَ مِنْ تَأْوِيلِ الْأَحَادِيثِ وَيُتِمُّ نِعْمَتَهُ عَلَيْكَ وَعَلَىٰ آلِ يَعْقُوبَ كَمَا أَتَمَّهَا 
عَلَىٰ أَبَوَيْكَ مِنْ قَبْلُ إِبْرَاهِيمَ وَإِسْحَاقَ ۚ إِنَّ رَبَّكَ عَلِيمٌ حَكِيم (6)

Así te elegirá tu Señor y te enseñará a interpretar sueños. Completará Su gracia en ti y en la familia de Jacob, como antes la completó en tus dos antepasados Abraham e Isaac. Tu Señor es omnisciente, sabio». ( Julio Cortés ).

Asi es como tu Señor te ha escogido y te ensenara parte de lainterpretacion de los relatos, completando Su bendición sobre ti y sobre la familia de Yaqub, como ya hizo anteriormente con tus abuelos Ibrahim e Ishaq. Es cierto que tu Senor es Conocedor y Sabio. (Abdelghani Melara ) 

En esta aleya vemos claramente que Cortés traducía todos los nombres de los Profetas  y ponía Abraham, Jacob, Jesús, Isaac pero Melara los dejó en árabe Yaqub, Ibrahim e Ishaq, yusuf. Según la alusión de Melara es que no hallaba paralelismo para todos y suponía que el nombre árabe estaba más cerca de sus nombres originales y que los nombres que han llegado como Jesús, Moisés, etc., provienen de una versión hebreo, griego-latín.

وَقَالَ نِسْوَةٌ فِي الْمَدِينَةِ امْرَأَتُ الْعَزِيزِ تُرَاوِدُ فَتَاهَا عَنْ نَفْسِهِ ۖ قَدْ شَغَفَهَا حُبًّا ۖ إِنَّا 
لَنَرَاهَا فِي ضَلَالٍ مُبِينٍ (30)
“Y dijo un grupo de mujeres en la ciudad: La mujer del Aziz* ha pretendido a su criado, el amor por él la ha llegado a lo más hondo y la vemos claramente perdida. * [El Aziz, lit. poderoso, era el responsable de los graneros del reino, un cargo de gran influencia en el reino de Misr —probablemente la antigua ciudad de Menfis en Egipto.]”.  (Abdelghani Melara)
Melara acompaña su traducción con una pequeño tafsir con el texto traducido para aclarar y afirmar que el lector leía este tafsir; mientras Cortés no ha atrevido a dar este proceso por ser sólo una traducción del sentido del Corán. 
Melara guardo el origen de las palabras conocidas ya por los españoles o por los hispanohablantes como el zakat aleya, el salat, shaytan , mientras Cortes ha traducido todo. Asimismo; Melara ha dejado lo que se llama “las letras desarticuladas”, compuestas de letras del alfabeto árabe, las cuales, tomadas juntas, no tienen un significado en el léxico árabe. El significado es sólo conocido por Alah.  Ellas aparecen en el comienzo de la sura de Yusuf ألر y en otras 28 suras mientras Cortés ha saltado estas letras desarticuladas en toda su traducción y este es un error por quitar una parte esencial de la aleya. 

 قَالَ يَا بُنَيَّ لَا تَقْصُصْ رُؤْيَاكَ عَلَىٰ إِخْوَتِكَ فَيَكِيدُوا لَكَ كَيْدًا ۖ
إِنَّ الشَّيْطَانَ لِلْإِنْسَانِ عَدُوٌّ مُبِينٌ (5)
Dijo: «¡Hijito! !No cuentes tu sueño a tus hermanos; si no, emplearán una artimaña contra ti! El Demonio es para el hombre un enemigo declarado. ( Julio Cortés) 
Dijo: !Hijo mío! No cuentes tu visión a tus hermanos porque si lo haces tramaran algo contra ti, verdaderamente el Shaytan es un claro enemigo para el hombre. (Abdelghani Melara) 

Melara traduce la palabra árabe - رؤيا - como “visión”, Cortés como “sueño” ya se sabe que estos dos conceptos, “tener visiones” y “soñar” son cosas distintas. Por otra parte, en la aleya, Jacob llama atentamente a su hijo Yusuf, usando un diminutivo “hijito mío” que no ha sido mostrada en la traducción de  Abdelghani Melara. 

وَتَوَلَّىٰ عَنْهُمْ وَقَالَ يَا أَسَفَىٰ عَلَىٰ يُوسُفَ وَابْيَضَّتْ عَيْنَاهُ 
مِنَ الْحُزْنِ فَهُوَ كَظِيمٌ(84)
Y, de tristeza, sus ojos perdieron la vista. Sufría en silencio... (Julio Cortés) 
y sus ojos, de tristeza, se volvieron blancos mientras reprimía la ira de su dolor.(Abdelghani Melara )

La expresión عيناه وابيضت se refiere a la ceguera  pero alude en el Corán a que yakub se quedó ciego tras recordar la noticia de la desaparición de Yusuf. Por eso es recomendable consultar la interpretación de la aleya en el Tafsīr.

 وَجَاءُوا عَلَىٰ قَمِيصِهِ بِدَمٍ كَذِبٍ ۚ قَالَ بَلْ سَوَّلَتْ لَكُمْ أَنْفُسُكُمْ أَمْرًا
فَصَبْرٌ جَمِيلٌ ۖ وَاللَّهُ الْمُسْتَعَانُ عَلَىٰ مَا تَصِفُونَ( 18)
Y presentaron su camisa manchada de sangre falsa. Dijo: «¡No! Vuestra imaginación os ha sugerido esto. ¡Hay que tener digna paciencia! Dios es Aquél Cuya ayuda se implora contra lo que contáis». (Julio Cortés )
Y ensenaron una tunica con sangre falsa. Dijo: !No! Vuestras almas os han inducido a algo, pero hermosa paciencia y en Allah es en Quien hay que buscar ayuda contra lo que contais. (Abdelghani Melara)
Cortes tradujo la palabra قميص por camisa mientras Melara en su versión la tradujo como una túnica y parce la más exacta y correcta al sentido porque los árabes no utilizaban camisa, sino túnica Asimismo usó un articulo indefinido en vez de usar el determinante posesivo “su” como Cortes.

وَلَقَدْ هَمَّتْ بِهِ ۖ وَهَمَّ بِهَا لَوْلَا أَنْ رَأَىٰ بُرْهَانَ رَبِّهِ ۚ كَذَٰلِكَ لِنَصْرِفَ عَنْهُ السُّوءَ
 وَالْفَحْشَاءَ ۚ إِنَّهُ مِنْ عِبَادِنَا الْمُخْلَصِينَ(24)
Ella lo deseaba y él la deseó. De no haber sido iluminado por su Señor... Fue así para que apartáramos de él el mal y la vergüenza. Era uno de Nuestros siervos escogidos. (Cortes )
 Ella lo deseaba y el la deseo, pero vio que era una prueba de su Senor. Fue asi para apartar de
él el mal y la indecencia. En verdad es uno de Nuestros siervos elegidos. (Abdelghani Melara) 

En esta aleya Cortés tradujo la palabra فحشاء como “vergüenza” mientras Melara como indecencia y que parece más justa y correcta. En cuanto a esta aleya, Julio Cortés y Abdelghani Melara traducen inexactamente la forma condicional لولا. En وهمت به وهم بها"  "se usa el mismo verbo," "ھمَّ, pero cada uno tiene una señal diferente: ella lo deseaba e insistía en su relación sexual con él, pero el profeta Yūsuf resiste y la rechaza desde el comienzo por ser un siervo elegido y que no comete pecados. 
قَالَ قَائِلٌ مِّنْهُمْ لاَ تَقْتُلُواْ يُوسُفَ وَأَلْقُوهُ فِي غَيَابَةِ الْجُبِّ يَلْتَقِطْهُ بَعْضُ السَّيَّارَةِ إِن كُنتُمْ فَاعِلِين ( 10)َ  
Y dijo uno de ellos: !No matéis a Yusuf! Arrojadlo al fondo del aljibe y así podrá recogerlo algún viajero, ya que estáis decididos a hacerlo. (Abdelghani Melara).
Pero uno de ellos dijo: «¡No matéis a José ¡Echadlo, más bien, al fondo del aljibe, si es que os lo habéis propuesto...! Algún viajero lo recogerá...» (Julio Cortés.

Melara empezó su traducción con la conjunción “y”, se suele utilizar para indicar adición mientras Cortés empezó su aleya con la conjunción adversativa de restricción parcial “pero” y nos parece que los dos están confundidos por añadir una palabra que no existe en el texto madre y en la misma aleya prefieren guardar la palabra aljibe en su texto madre en vez de poner pozo.  

وَقَالَ الَّذِي اشْتَرَاهُ مِن مِّصْرَ لاِمْرَأَتِهِ أَكْرِمِي مَثْوَاهُ عَسَى أَن يَنفَعَنَا أَوْ نَتَّخِذَهُ وَلَدًا وَكَذَلِكَ مَكَّنَّا لِيُوسُفَ فِي الأَرْضِ وَلِنُعَلِّمَهُ مِن تَأْوِيلِ الأَحَادِيثِ وَاللَّهُ غَالِبٌ عَلَى أَمْرِهِ وَلَكِنَّ أَكْثَرَ النَّاسِ لاَ يَعْلَمُونَ (21) 

El que lo había comprado, que era de Egipto, dijo a su mujer: «¡Acógele bien! Quizá nos sea útil o lo adoptemos como hijo». Así dimos poderío a José en el país, y hasta le enseñamos a interpretar sueños. Dios prevalece en lo que ordena, pero la mayoría de los hombres no saben. (Julio Cortés). 
Y el que lo habia comprado, que era de Misr, le dijo a su mujer: Honralo mientras permanezca entre nosotros porque tal vez nos beneficie o quizás lo adoptemos como hijo. Y así fue como le dimos una posicion a Yusuf en la tierra y se hizo propicio que le enseñaremos la interpretacion de los relatos. Allah es Invencible en Su mandato, sin embargo la mayoría de los hombres no lo saben. (Abdelghani Melara).

En esta aleya Julio Cortés tradujo el nombre del país Misr en Egipto pero Melara guardó el nombre en su texto madre en árabe y este es el secreto de este traductor casi en todo su texto mantiene los nombres de país, de profetas en árabe. 

Conclusión 

En suma estos son algunos ejemplos de la traducción del Corán y sinceramente no hay palabras más finas para resumir y concluir este tema tan precioso que las de Rafael Cansinos Assens al decir: “hay que ser poeta para sentir El Korán.”, pero, además, “hay que ser un arabista para sentirlo plenamente, leyéndolo en el original. Es un fruto tan típico del genio árabe es tan personal entre las de su rama la lengua en que se plasmo, que resulta punto menos que imposible trasladar a otra lengua, y menos a una de la rama aria, sus bellezas de concepto y sus primores de estilo.” Además tengo que decir que estos ejemplos ilustrativos de las aleyas no tramitan, en ningún momento, menospreciar el esfuerzo y el afán que ha realizado Abdelghani Melara y Julio Cortes en sus transcripciones para hacer conocer la religión de Alah, el mensaje del Islam de un carácter próximo a la revelación original en idioma árabe, pero usando un lenguaje sincero, sencillo y ilustraciones claras de los conceptos coránicos, transmitir de forma culta y directa todos aquellos conceptos e ideas profundas y espirituales, de manera que el contenido del texto madre resulte fácil de entender. Sinceramente era un labor científico difícil por ser las palabras de Alah de estilo milagrosamente bello. 

Notas:

  1-El arabista Julio Cortés Soroa nació en Bilbao en 1924 y falleció el 13 de abril en la localidad tarraconense de Creixell, a los 85 años. Cortés forma parte de la generación de arabistas formados durante los años cincuenta y dedicado desde hace años al estudio profundo de la lengua coránica, es profesor emérito de árabe en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, U.S.A.

  2-Su formación académica es una licenciatura en filología románica, terminada en el año 1979 en la Universidad Complutense de Madrid, y cursos de doctorado en semíticas en la Universidad de Granada. En 1979, con aceptó el islam y a partir de ahí, debido a la base lingüística y gramatical, que tenía por mis estudios previos, empezó a estudiar árabe, especialmente el árabe y el vocabulario del Corán. Ha traducido numerosas obras entre las que cabe mencionar: Al Muwatta del Imam Malik, Ash-Shifa y Qawaid Al Islam de Qadi Iyad, Mujtasar al Bujari, Tanbih al Ghafilin de Abu Laiz As Samarqandi, el Diwan de Shaij Muhmmad Ibn Al Habib, etc, además de artículos y conferencias sobre distintos aspectos del Islam.

  3-Mikel de Epalza, Josep V. Forcadell y Joan M Perujo, (2008), El Corán y sus traducciones: propuestas, ed Universidad de Alicante, pág. 130.

  4-En el monasterio de Cluny, de la Borgoña, en Francia, beato Pedro el Venerable, abad, que rigió la Orden monástica según los preceptos de la primitiva observancia y compuso muchos tratados.

 5-Mikel de Epalza, Josep V. Forcadell y Joan M Perujo, ( 2008), El Corán y sus traducciones: propuestas, ed Universidad de Alicante, pág. 153


  6-Los traductores del Corán más destacados son: Arias Torres Juan Pablo, Juan Vernet que tiene muchas ediciones algunas excelentes, con la doble numeración de las aleyas, Aḥmad Abbūd y Rafael Castellanos y Ahmed Abboud, Cansinos Assens, Isā García, Al-Muntahab, Muḥammad Asad), al catalán de Mikel de Epalza, al inglés de Mir Aḥmad Alī y Sayīd Alī Qulī Qara y otros más. 


Bibliografía:

1. Arias Juan Pablo,  (2007), “Bibliografía sobre las traducciones del Alcorán en el ámbito hispano” Trans. Revista de traductologia, 11, Torres Universidad de Málaga.
2. Cortés Julio, (2005), el Sagrado Corán, ed. Centro Cultural Islámico Fátimah Az-Zahra, diciembre de San Salvador, El Salvador, Centroamérica.
3. Epalza Mikel de, Josep V. Forcadell y Joan M Perujo, (2008), El Corán y sus traducciones: propuestas, ed Universidad de Alicante.
4. Jabar, Fadhil Kamil (2015),” Conversión y traducción. Entrevistas con Abdelghani Melara Navío y Raúl González Bórnez”, Trans. Revista de traductologia, 19.2, págs. 280,295.
5. Melara Navio Abdelghani, ( s.f). el noble Corán y su traducción  comentario en lengua española, ed. el complejo del rey Fahd para la impresión del texto del Corán.
6. Shatha Kareem Al Shamaryá Reyadh Mahdi Jasim, (2014), “Errores gramaticales y semánticos en la traducción del Corán al castellano”, Colindancias: Revista de la Red Regional de Hispanistas de Europa Central 5: págs. 103-119.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.

 
Top