¿Recuerdas a Omar Khayyam? (poesía) por Ricardo Trigueros de León*



Amiga, ¿recuerdas a Omar Khayyam?: “Aquí bajo la fronda, con un pan, un cántaro de vino, un libro de versos… y tú a mi lado, cantando en el desierto…
Y el desierto es bastante paraíso”.
Sí, bastante paraíso en el que se eleva tu voz como una onda de gracia que viniera de un remoto país de ensueño.
Sí, bastante paraíso iluminado por tus ojos dulces y pensativos.
Sí, bastante paraíso en donde hay pan dorado y grato, vino –añeja sangre de uvas–, y versos que dichos por tu boca adquieren nuevos encantos.
Contigo me siento bien, amiga. Cobijado en una lenta frescura que no cambiaría por nada. Tranquilo como el viajero que ya comió su trozo de pan y bebió agua fresca, a la orilla de un riachuelo, en el cuenco vivo de sus manos, y ya así se ha echado a descansar.
Así, amiga que me has dado agua y pan; agua y pan en un símbolo. Agua en la frescura de tus promesas y pan, no pan de harina sino de espíritu, en la pura ofrenda de tu cariño.
¡Qué bien me siento a tu lado amiga! ¿Ves cómo va cayendo la tarde sobre nosotros, cubriéndonos las manos de oro fluido?
¡Qué grande me siento, rodeado de esta imaginaria riqueza que nos ofrece la luz y de esta alegría que me da tu presencia!
Preciosa redondez de nuestro ensueño, amiga. Estamos como decía Omar Khayyam. ¿Recuerdas…?

*Poeta, periodista y editor salvadoreño (1917-1965), considerado por muchos como el mejor editor que ha parido El Salvador.


Fuente: Ricardo Trigueros de León, Obras: poesía y prosa, Dirección de Publicaciones e Impresos, Colección Orígenes, volumen 25, primera edición, San Salvador, El Salvador, 2007, página 88.

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.