Donald Trump, un magnate repulsivo por Fernando Acosta Riveros



La retirada del gobierno estadounidense del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA) anunciada por el presidente Donald Trump, el día anterior, 9 de mayo de 2018, nos muestra a los pueblos de Nuestra América y el Mundo que estamos ante los caprichos guerreristas de un magnate repulsivo quien se ha dedicado desde su campaña electoral a lanzar amenazas contra los musulmanes, a descalificar a los pueblos mexicano, peruano, colombiano, cubano, venezolano, … en fin a los emigrantes de todas las naciones que han ido a realizar aportes laborales e intelectuales a Estados Unidos a lo largo de la historia.

  Donald Trump no soporta que la República Islámica de Irán avance como nación que promueve la Paz y la Justicia Social en las regiones de Oriente Medio y el Golfo Pérsico. Para el Imperialismo es más importante aliarse con regímenes como los Sionistas Israelíes o los Wahabistas Saudíes. El imperialismo norteamericano ha bloqueado de manera criminal a varias naciones. Destaca en los recientes 60 años sus atropellos contra Cuba y la República Islámica de Irán.

  El acuerdo nuclear logrado entre los iraníes con los gobiernos de la Federación Rusa, República Popular China, Francia, Alemania y Reino Unido y el gobierno de Barack Obama Husein en el año 2015, nos mostró la capacidad de dialogar y trabajar para conseguir el respeto entre naciones y la posibilidad de abrir puertas y ventanas para la amistad y la armonía tan necesarias y a la vez tan escasas en estos primeros años del siglo XXI.
  En los países mencionados: República Islámica de Irán, Federación Rusa, República Popular China, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos existen hombres y mujeres que desean fortalecer la Amistad entre los Pueblos. Científicos que trabajan en el tema de la salud para ayudar al prójimo con proyectos conjuntos; artistas e intelectuales que promueven el diálogo entre las culturas y naciones. Todos esos ciudadanos apoyan el Plan Integral de Acción Conjunta y desean que cada país avance y logre elevar la calidad de vida de su población.

 En contraparte, Donald Trump, magnate repulsivo, no le interesa el bienestar del pueblo estadounidense y muchísimo menos el bienestar de la población mundial. Para los imperialistas la guerra, las injerencias han significado a lo largo de las décadas de opresión, múltiples ganancias para los menos. Para las víctimas de sus intervenciones armadas y criminales se ha sumado el luto y el dolor.

  Si en la Organización de Naciones Unidas se privilegiaran el equilibrio, la lógica y la verdad; el gobierno de Estados Unidos debiera ser expulsado del Consejo de Seguridad de dicho organismo. Todavía en la alta diplomacia capitalista prevalecen la mentira y los inventos calumniosos, como lo hacen contra el gobierno de la República Árabe Siria para seguir robándose los recursos de los países árabes. Éstos despojos los hacen siempre, los imperialistas, en nombre de la democracia y la libertad.


 La República Islámica de Irán se encuentra firme y unida, gracias a Dios, nuestro Creador, porque los iraníes se afianzan en el Islam que conduce al mejor sendero y al éxito. Los musulmanes en todos los países hemos exigido desde tiempo atrás que se terminen las sanciones contra el pueblo iraní, que se termine el bloqueo criminal contra Cuba, que se respete la autodeterminación de los pueblos. Tenemos claro en dos continentes y regiones del Mundo que: “ni los iraníes ni los cubanos aceptan que sus países sean colonias del Imperialismo Estadounidense”. Con la ayuda de Dios, el Clemente y Misericordioso, ¡Venceremos!

Fotografía de: (DonkeyHotey/Flickr)

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.