Lo oculto por Ali Hassan Talib


Oculto he estado; en el tiempo humano han pasado siglos pero en este plano interdimensional han sido unos cuantos momentos. Sin embargo, he percibido que la humanidad atraviesa su período más oscuro... no importa si el hombre ha alcanzado la razón pura, si esta, lo ha hecho sacar su lado inhumano. Aún recuerdo cuando mi padre por una cadena directa a mi abuelo Alî ibn Abu Talîb (la paz sea con él) le narró lo sucedido al terminar la peregrinación de despedida de mi abuelo el Santo Profeta del Islam, Muhammad, la paz y las bendiciones sean para él y su descendencia. Aquel suceso llevado a cabo en el año décimo después de la emigración, mis abuelos se pararon cerca de un sitio llamado Ghadir Al-Jumm, cientos de miles de musulmanes, genios y ángeles se detuvieron en ese lugar. Hacía un calor sofocante, las sandalias y la ropa estaban muy calientes, los bebés lloraban sin cesar debido a aquel sofocante calor, los velos de las mujeres estaban mojados debido al sudor que aquel sofocante calor provocaba. Todos los hombres, niños y mujeres cerca, por orden del Profeta (PyBD), recolectaron las monturas de los camellos, hasta que mis dos abuelos, resaltaron sobre todos ellos, y, entonces, acaeció lo sublime: el Santo Profeta (PyBD) levantó la mano de Alî ibn Abu Talîb, esto con el fin de designar a este último como protector de la comunidad islámica y sucesor de el primero. Hasta los genios pactaron con Alî.

Ahora en el tiempo humano han pasado siglos y, el pacto, sigue vigente como que hubiera sido ayer.


Sólo estoy esperando la orden de Allah para reformar la tierra y traer la verdadera paz y justicia para la eternidad. Unos cuántos no son suficientes pero lo bueno es que son millones los que me esperan con ansias para así, seguir con el pacto de Ghadir Al-Jumm. Entonces la sucesión se reforzará por siempre y el verdadero Islam será también por la eternidad.

Fotografía encontrada en: 
https://sullydish.files.wordpress.com/2014/12/iran-ceremony.jpg

Publicar un comentario

No se permite bajo ningún criterio el lenguaje ofensivo, comente con responsabilidad.